George Pérez: “DC consiguió que no me importase Superman”

George Pérez - Superman - los Nuevos 52

Este mes de junio ha tenido lugar una nueva edición de la Niagara Falls Comic Con. Quizá no sea tan conocida como la convención de San Diego o la de Nueva York, pero este año ha contado con la presencia de George Pérez entre otros ilustres invitados. El conocido dibujante estuvo charlando con los asistentes y, entre otras cosas, habló de la etapa que realizó de Superman durante los Nuevos 52, el relanzamiento de los personajes de DC Comics en 2011.

Pérez ya ha comentado anteriormente lo frustrado que se sintió durante los seis números del Hombre de Acero de los que se encargó, a causa de la forma en la que la editorial le trataba. Durante la mencionada convención ha llegado incluso a afirmar que se tenía que limitar a seguir las directrices que le indicaban, según recoge Comic Book.

“Creo que la única vez que he sentido una sensación desagradable o he estado incómodo en el trabajo ha sido durante los últimos años. Y se debe al hecho de que la industria haya cambiado tanto, y ahora se trata de cómics corporativos. A veces nos piden que no creemos cómics, sino que fabriquemos cómics”.

“Y eso me molestó durante mi trabajo con Superman, el Superman de los Nuevos 52. Era un cómic que estaba en manos de un comité, y no creo que realmente pudiera tener la oportunidad de crear, a diferencia de, ya sabes, “seguir los dictados de lo que tenemos en mente, poner tu nombre en él”, y al mismo tiempo, no eran capaces de decidir lo que querían en el día a día. Así que eso empezó a amargarme”.

De la media docena de números, Pérez se encargó tanto del dibujo como del guion en los tres primeros, siendo sustituido a los lápices a partir del cuarto por Nicola Scott, y relevado de las tareas de escritura desde el séptimo por Keith Giffen. El editor de las colecciones de Superman por entonces era Matt Idelson, pero por las palabras de George Pérez, parece que no era quien tomaba las decisiones finales.

“Yo les mandaba el guion, y luego ellos se encargaban de editarlo y de hacer los cambios necesarios y me lo devolvían, hasta que finalmente les dije: ‘Aquí tenéis vuestro guion. Independientemente de cómo se imprima, cualquiera que sea el producto final, es responsabilidad vuestra. Si a los fans les encanta, fantástico, mi nombre está unido a él. Si no les gusta, no puedo evitarlo, a pesar de que mi nombre sigue vinculado a él”.

“Y eso fue, para mí, el nadir de mi carrera, porque por primera vez trabajando en la industria, no me importó. Consiguieron que no me importara. Y no culpo a la gente de DC por ello – están siguiendo los dictados de Warner que ahora tiene una política mucho más práctica”.

A todo esto hay que añadir el secretismo de la editorial sobre el relanzamiento de Action Comics que encargaron a Grant Morrison, situado cronológicamente cinco años antes de los eventos de la serie del Hombre de Acero. Lo lógico es que al guionista de cualquier otro cómic de Superman se le informe de si hay cambios relevantes en el personaje o los secundarios, pero no fue así.

“Cuando todo esto estaba sucediendo, hubo una cosa que me negué a hacer, y nunca hablé de ello con la prensa. Y solo se hizo público después de haber dejado el cómic, porque mientras asistía a una convención de Superman, alguien me preguntó directamente, y no iba a negarlo ni a mentirles”.

“Pero fue el hecho de que, de acuerdo, quizá ahora sea el mejor momento para mí porque… esto es lo que quieren hacer, pueden tener éxito en ello, si yo soy el que se siente incómodo, entonces yo debería ser el que se vaya. No porque lo estén haciendo mal, sino porque ya no puedo jugar así”.

A lo que Pérez se refiere es que, cuando Dan Didio en nombre de DC le ofreció hacerse cargo de Superman, le dijo que tendría libertad creativa. Algo imposible si ya había otro guionista que trabajaba con los mismos personajes pero con sus historias ambientadas antes.

“Era lo que me habían prometido en la versión de Superman de los Nuevos 52. Pero no tenía ni idea de que Grant Morrison iba a trabajar en otro título de Superman, no tenía ni idea de que lo iba a situar cinco años antes, lo que significa que no podía hacer ciertas cosas en mi historia sin saber lo que hacía él, y Grant no se lo contaba a todo el mundo, así que yo estaba un poco atascado… Preguntaba: ‘¿Qué está pasando?’, y DC no podía darme respuestas. ‘Oh Dios mío, estáis decidiendo todas estas cosas y ni siquiera vosotros sabéis lo que está pasando en vuestros cómics’… Así que me sentí muy frustrado”.

De Dumas a Scott Card pasando por H. G. Wells, Asimov, Arthur C. Clarke, Orwell, King, Pratchett, Moore y Gaiman. De Velázquez a Phil Noto pasando por Mucha, Sorolla, Tolouse Lautrec, Alan Davis, Alex Ross, Carlos Pacheco, Dave Gibbons y Toriyama. De Billy Wilder a Soderbergh pasando por Cukor, Hitchcock, Houston, Orson Wells, Alan J. Pakula, Eastwood, Spielberg y Nolan. De ‘The Twilight Zone’ a ‘Orphan Black’ pasando por ‘Buffy cazavampiros’, ‘House M. D.’, ‘The Good Wife’, ‘Friends’, ‘The Newsroom’, ‘Battlestar Galactica’ y ‘The Big Bang Theory’. Más de Marvel que de DC, pero ambas me gustan.

3 Comentarios

  1. No sorprende con todo esto que dijo Pérez que al final los New 52 no hayan funcionado y tuvieran que rebootear (o será retroceder?) El universo DC con Rebirth. Bah, aunque más bien sería rascar del fondo de la olla, ya que si New 52. Fusionó DC con Wildstorm (y dónde están esos personajes ahora?), Con Rebirth tocaron lo que juraron que no tocarian nunca: Watchmen
    (Claro que para los empresarios cuando se trata de ganar dinero no hay juramento, pacto de caballeros ni acuerdo de palabra que dure)
    Funcionará todo esto?… El tiempo lo dirá.

  2. Es difícil entender el funcionamiento actual de la industria del comic, tan entrelazada con las series, animaciones y películas. Quizá se haya vuelto parecida a la industria musical. George Pérez es uno de los grandes de DC y del cómic en general y sabe sacar los sentimientos a los lectores. No puedo hablar de DC post Flashpoint, porque para mí pereció allí y hasta la fecha no me ha reenganchado. Superman y los demás han sufrido innumerables cambios pero aquel cambio al universo fué para mi una estocada mortal, entiendo que hay que modernizar a los personajes y las historias, sin embargo creo que la competencia lo ha hecho bastante mejor

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.