Reseña de Marvel Integral. Iron Man: Extremis

La evolución de Stark

Si intentamos recordar una aventura de Iron Man en solitario que sea realmente remarcable, probablemente tendríamos que acudir al trabajo firmado por David Michelinie, Bob Layton y John Romita Jr. titulado El demonio en la botella, o a lo realizado por Brian Michael Bendis y David Marquez en tiempos más recientes. Sin embargo, nadie debe olvidar que hace más o menos tres lustros uno de los guionistas más reputados del mundillo, el señor Warren Ellis, unió fuerzas con Adi Granov para renovar a Tony Stark y presentarnos al Iron Man del siglo XXI en una extraordinaria historia que se publica ahora en un tomo de lujo por Panini Comics bajo el título de Marvel Integral. Iron Man: Extremis.

Portada alternativa del primer número de la serie regular Iron Man

No diga tecnología, diga Warren Ellis

Si hay un guionista de cómics que destaque sobre todo, más allá de la obvia calidad de la mayor parte de sus trabajos, por lo bien que se le da tratar temas de ciencia ficción dura relacionados en muchas ocasiones con tecnologías futuristas, ese es sin duda el señor Warren Ellis. El escritor británico se ha ganado esta reputación a pulso con obras como Planetary, Frecuencia Global, Inyección o incluso Transmetropolitan.

Tal vez esto fuera algo que influyó a la hora de ser elegido por La Casa de las Ideas como el guionista encargado de ejecutar el relanzamiento de Iron Man posiblemente de cara a una próxima adaptación cinematográfica. Y, aunque su nombre no apareciera en la portada del cómic, tal vez un lector perspicaz sería capaz de saber el nombre del guionista a los pocos minutos de haber comenzado la lectura de Extremis porque su marca se hace notar en este capítulo.

Extremis

La historia nos presenta a una empresa de biotecnología llamada Futurepharm la cual ha sufrido el robo de uno de sus más importantes productos en el campo de la cirugía robótica. Este no es en realidad más que una especie de versión moderna del suero del supersoldado del Capitán América. En vista de la devastación que algo así podría ocasionar en malas manos, el multimillonario playboy superheroe Tony Stark se ve obligado a tomar cartas en el asunto, lo cual acabará por cambiar al personaje para siempre (aunque ya sabemos que eso de “para siempre” no tiene el mismo significado en los cómics que en la vida real). Para aquellos a los que esto ya les suene, recordemos que en Iron Man 3 el señor Shane Black se apoyó mucho en este cómic para confeccionar su historia.

De cara a enganchar a nuevos lectores y servir como punto de partida, Ellis reserva aquí páginas para volver a contar el origen de este personaje, actualizando este en ciertos aspectos más circunstanciales (su secuestro tuvo lugar durante la guerra de Irak y no durante la de Vietnam) pero manteniendo los pilares centrales.

Extremis

Iron Man digital

Si grande y ambicioso es el guion de Ellis, no menos elogiable es el del artista de estilo hiperrealista Adi Granov en el apartado gráfico. Si bien su dibujo puede resultar bastante estático en ocasiones, Granov logra dotar a la obra del tono que el guion de Ellis parece estar pidiendo, proporcionando al lector algunos momentos sumamente espectaculares a la vez que logra que su color digital siente bien al personaje de alguna manera.

Y no hay que olvidar mencionar, a modo de curiosidad más que otra cosa, el gran parecido que en este arco argumental existe entre Stark y el actor Tom Cruise, quien por aquella época se rumoreaba que sería el encargado de llevar a imagen real al Vengador Escarlata.

Iron Man

Ejecutar programa

El trabajo de Ellis y Granov en realidad solo ocupa seis de los catorce números que esta edición integral contiene. Si bien no cabe duda de que es la parte más interesante (de ahí que dé título al tomo), el siguiente arco argumental, Ejecutar programa, no es el terrible bajón que se podía presagiar tras la marcha del equipo inicial. Charlie Knauf, Patrick Zircher y Daniel Knauf hacen un trabajo bastante digno que, sin estar a la altura del comienzo, completa una estupenda etapa que hace de este tomo una compra ideal para lectores que quieran a la vez un punto de arranque del personaje y uno de las mejores episodios de su historia.

En cuanto a la magnífica edición, el tomo de lujo Marvel Integral. Iron Man: Extremis publicado por Panini Comics en tapa dura contiene 392 páginas a color con un tamaño de 18 x 27,5 cm. e incluye la traducción a cargo de Héctor Lorda y Uriel López de los 14 primeros números del cuarto volumen de la serie regular Iron Man además de una introducción a cargo de Julián M. Clemente bajo el título de Extremis, o la actualización del Hombre de Hierro al siglo XXI, una galería con las portadas originales y algunas alternativas, y una sección de extras con multitud de material en torno al desarrollo del trabajo de Adi Granov. El precio de venta recomendado de este tomo es de 35,95 € y se puso a la venta en abril de 2019.

Iron Man

Marvel Integral. Iron Man: Extremis

ISBN: 9788491678717

La aventura de Iron Man más influyente de todos los tiempos. Warren Ellis y Adi Granov se unen en un exultante esfuerzo por redefinir al héroe de la armadura dorada de cara al siglo XXI. Una tecnología de nueva creación amenaza con esclavizar a la humanidad.

¿Qué es Extremis y quién la ha desatado sobre la tierra?

Guion: Warren Ellis y Charlie Knauf

Dibujo: Adi Granov, Patrick Zircher, Scott Hana, Antonio Fabela, Edgar Delgado, Marte Gracia y Daniel Knauf

Marvel Integral. Iron Man: Extremis

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.