Crítica de Spider-Man: lejos de casa

Spider-Man: lejos de casa

Empecemos por el principio ¿para quién es esta película? Para todos los que quieran disfrutar con las aventuras del conocido superhéroe arácnido, pero sobre todo, para las nuevas generaciones de fans. ¿Te gustó Spider-Man: Homecoming? Pues ésta te va a gustar también.

Sinopsis oficial: Tras los eventos ocurridos en Vengadores: Endgame, Spider-Man debe dar un paso al frente y hacerse cargo de las nuevas amenazas en un mundo que ha cambiado para siempre.

Y ya está. Esto es lo que hay: más aventuras, más peligros, más relaciones con sus compañeros… En resumen, todo lo que los cómics de Spider-Man nos han dado siempre. Y eso es lo que algunos no quieren ver.

No digo yo que éste sea el mejor Spider-Man cinematográfico, ni mi favorito desde los lejanos tiempos de Nicholas Hammond, pero es el Spider-Man que tenemos, es muy digno, y deberíamos disfrutarlo.

Spider-Man: lejos de casa

Los viejos lectores de cómics renegamos, en general, de muchas adaptaciones, pero olvidamos que es precisamente eso, una adaptación, exactamente igual cuando entra a la colección un nuevo guionista (más o menos famoso) con nuevas ideas para el personaje: nos puede gustar más o menos, pero es la versión de ese guionista (o del director en este caso) lo que vemos. Una versión más. Eso no hace que desaparezcan las versiones anteriores, “nuestro Spider-Man”, nuestro favorito. Al contrario, enriquece al personaje.

Spider-Man: lejos de casa

Ya en la anterior película, Spider-Man: Homecoming, hubo muchas críticas por ciertas decisiones tomadas en cuanto al reparto. Si bien es cierto que ahí están esos cambios (a veces sin sentido), también es cierto que, en su mayoría, eran cambios que no afectaban en nada a la trama ni al personaje principal. Por eso lo que debemos hacer con estas películas es dejar de prejuzgarlas antes de verlas, darles una oportunidad y, una vez vista, valorar objetivamente el resultado.

Spider-Man: lejos de casaY si os digo todo esto es porque a mí, lector de Spider-Man desde sus inicios, me cuesta mucho ser objetivo y aceptar muchos de esos cambios. He crecido con Peter y he visto como he ido cumpliendo años, mientras que él está cada vez más joven (no digamos ya la Tía May). Pero hay que salir de nosotros mismos, ser menos egocéntricos y verlo desde otra perspectiva.

Spider-Man: lejos de casa es una película divertida, entretenida y con una historia lo suficientemente bien construida como para que salgamos del cine con una sonrisa de satisfacción, aunque tal vez algo menos ilusionados que cuando vimos la anterior.

Los personajes ya son conocidos por todos, así que afortunadamente nos saltamos las presentaciones y la película comienza directamente en plena acción, aunque con Furia como protagonista. No obstante, en seguida vamos a lo que interesa: Peter y sus amigos (uno de los puntos fuertes de Spider-Man en estos más de 50 años de historias es, precisamente, las relaciones de Peter con el resto de los personajes secundarios).

Spider-Man: lejos de casa

Spider-Man: lejos de casa es una comedia juvenil, y como tal debemos aceptarla: el humor, el desenfado que planea sobre las dos horas de película es el que gustará a las nuevas generaciones para las que, no lo olvidemos, se hace la inmensa mayoría del cine. Es una película divertida, ágil, ligera… Una buena película de entretenimiento.

Los actores principales están bien en su papel, comenzando por el mismísimo Tom Holland, que cada vez está cogiendo mejor el punto a su personaje: valiente y atrevido pero no demasiado, consciente de sus limitaciones como héroe y, sobre todo, un chaval que comprende su responsabilidad pero que no puede dejar de intentar tener una vida de adolescente: diversión, primeros amores, amigos, etc. Es un buen Spider-Man.

El nuevo fichaje para esta película es Jake Gyllenhaal, un gran actor de reconocido prestigio y con una amplia gama de registros (está terrorífico en Nightcrawler, nada que ver con Rondador). Aquí interpreta a Quentin Beck, Mysterio, como un ser venido de otra dimensión para ayudar a vencer a unos monstruosos seres elementales. Mysterio es un viejo conocido de los cómics, por lo que los que ya le conozcáis ya sabéis cómo es. Aquí, Gyllenhaal recrea al personaje (una nueva versión, de nuevo), convirtiéndole en un personaje muy atractivo, que gustará a la inmensa mayoría de los espectadores.

Spider-Man: lejos de casa

En cuanto a trama, como ya he dicho, es una aventura sencilla, lineal, con varias bromas simpáticas que salpican la aventura, protagonizadas normalmente por los secundarios (Ned, May, Happy…), un humor que no molesta y que da a la película ese tono ligero que muchos agradecerán.

Tono ligero, que no comedia tonta y absurda. En Spider-Man: lejos de casa van ocurriendo cosas que, como ya va siendo habitual, son pequeñas semillas que irán creciendo y germinando en próximas películas del Universo Marvel, no lo dudéis. Y como prueba de ello son las dos escenas post créditos que podemos ver si esperamos pacientemente hasta el final, y que son imprescindibles, sobre todo la primera.

Spider-Man: lejos de casa

En resumen, una película entretenida, tal vez algo más floja que la anterior, pero sin duda, muy disfrutable y, además, un claro paso más en la historia de este Spider-Man al que, por lo visto, le quedan muchas aventuras que contar. Y nosotros queremos verlas.

Spider-Man: lejos de casa

Tras los eventos ocurridos en Vengadores: Endgame, Spider-Man debe dar un paso al frente y hacerse cargo de las nuevas amenazas en un mundo que ha cambiado para siempre.

Spider-Man: lejos de casa está dirigida por Jon Watts, escrita por Chris McKenna & Erik Sommers e interpretada por Tom Holland, Samuel L. Jackson, Jake Gyllenhaal, Zendaya, Cobie Smulders, Jon Favreau, JB Smoove, Jacob Batalon, Martin Starr y Marisa Tomei

Spider-Man: lejos de casa se estrena en España el 5 de julio de 2019

Reseña
Buena comedia juvenil
Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.