Reseña de Rumble 4. Alma sin piedad

De entre las cenizas

Llevamos esperando por este momento desde que Astiberri Ediciones anunció que iba a publicar la serie Rumble, y ya ha llegado. En su cuarto tomo publicado en España (que nos llega bajo el título de Rumble 4. Alma sin piedad), la serie tiene ya como dibujante al español David Rubín y continúa al nivel al que estábamos acostumbrados en los anteriores volúmenes.

Rumble
Portada del segundo número del segundo volumen de Rumbre

Un giro al lado oscuro

Hemos conocido a lo largo de los tres tomos anteriores a Rathraq, el antiguo dios guerrero reconvertido a ninja espantapájaros que deambula por los callejones de la ciudad matando seres del inframundo. Le hemos conocido todo lo que se puede conocer a un personaje no excesivamente profundo que responde más a la definición de un arquetipo que a un ser real. Sin embargo, tras lo vivido al final del último volumen, cuando Rathraq se da cuenta de que su antiguo cuerpo ha sido totalmente destruido y no podrá volver a portarlo nunca más, se produce un notable cambio en él.

A pesar de que nuestros protagonistas humanos comienzan este arco argumental pensando que su espantapájaros favorito ha podido haber desaparecido de sus vidas para siempre, no tardaremos demasiado en conocer lo que ha ocurrido desde que su antiguo cuerpo fuera reducido a cenizas. Rathraq se ha pasado al lado oscuro. Vale, puede que nunca haya sido un ser demasiado luminoso, pero aquí le vamos a ver totalmente en modo ejecutor sin remordimientos.

Rumble

De una forma bastante creativa, nuestro protagonista ha logrado aprovechar lo que queda de sus restos para potenciar su poder y, al igual que le ocurrió al bueno de Peter Parker cuando comenzó a usar el traje negro, parece que esta notable mejora viene acompañada de una no menos notable deshumanización (si es que este término puede aplicarse a alguien como Rathraq). No es que el personaje sufra un cambio radical, pero sí que le veremos pasar de oscuro antiheroe a vengador despiadado y ligeramente cruel.

¿Y qué pasa con aquellos que tal vez podrían llegar a llamarse sus amigos? Pues que Rathraq no ha sido el único que ha sufrido las consecuencias de la titánica batalla urbana que presenciamos en el final del anterior arco argumental. La amistad entre Bobby y Del llega posiblemente a su punto más bajo, y su relación será algo sobre lo que el guionista John Arcudi, que una vez más realiza un trabajo más que correcto, reflexione detenidamente.

Mientras todo esto ocurre, se desarrolla una trama que es imposible no relacionar con ciertos aspectos del clima político de los Estados Unidos de la actualidad. En el barrio emerge una agrupación armada y violenta que se hará llamar Frente de Liberación Humana, formada por gente empujada por el miedo a señalar con el dedo a todo aquello que no encaja en su definición de “normal” y echarle las culpas de lo que va mal en su vida.

Rumble

Llega Rubín

El apartado gráfico de Rumble es lo que más ha destacado hasta el momento, con un impresionante James Harren como dibujante y un siempre excelente Dave Stewart al color. Lo único bueno de que en este tomo no nos encontremos ya con Harren es que su sustituto es uno de los pocos dibujantes que, con un estilo hasta cierto punto similar, podrían entrar a trabajar en esta serie y lograr que no echemos de menos a su predecesor. David Rubín da una lección de composición y narrativa visual, todo ello aderezado con sus habituales manías (esas superficies escamosas, esas miradas demoníacas, esos encuadres al detalle…) y con el coloreado de un Stewart que pone lo mejor de sí mismo para estar a la altura.

Sería curioso (no sé si mejor o peor) ver este mismo tomo coloreado por el propio Rubín, labor que no se le da nada mal, para ver cuánto puede cambiar la obra. Nos tendremos que conformar con alguna portada del gallego incluida en la sección de extras en la que hace el trabajo completo.

En cuanto a la edición, el cuarto tomo de Rumble publicado por Astiberri Ediciones dentro de su colección Sillón Orejero se presenta en formato cartoné. Contiene 160 páginas en color con un tamaño de página de 17 x 26 cm e incluye la traducción del cuarto arco argumental de la edición americana de Rumble. Se puso a la venta en mayo de 2019 y el precio de venta recomendado es de 17 €.

Rumble

Rumble 4. Alma sin piedad

ISBN: 978-84-17575-37-3

Rumble, la serie creada por John Arcudi y James Harren, toma un nuevo camino con David Rubín como dibujante. Ahora que Rathraq, un antiguo dios guerrero, se ha despojado de su cuerpo de espantapájaros, ha pasado de ser el defensor de los débiles a un salvaje sanguinario para horror de Bobby, Del y Timah. Mientras tanto, un recién formado Frente de Liberación Humana decide iniciar su propia guerra contra los ESU, los pequeños seres del inframundo que acechan la ciudad.

Con el dibujante David Rubín tomando el relevo de James Harren y unido al guionista John Arcudi, Rumble 4. Alma sin piedad da una nueva dirección a la serie de fantasía y horror más aclamada y divertida del momento. Si la dicotomía entre el bien el mal ha sido siempre uno de los grandes leitmotivs de la obra, ahora descubriremos que sus fronteras nunca fueron tan difusas y que las ansias de poder siempre terminan por inclinar la balanza.

Guion: John Arcudi

Dibujo: David Rubín y Dave Stewart

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.