La primera portada española de la Patrulla – X

Ya comentamos en su momento que, en 1963, cuando Stan Lee le presentó a Martin Goodman la idea de lanzar un proyecto protagonizado por superhéroes mutantes, una de las mayores dudas que se presentó fue encontrar un nombre apropiado para la colección, ya que, en los años sesenta, este tipo de personaje eran nuevos para unos lectores que no tenían por qué saber lo que significaba la palabra “mutante”. Como todos sabemos, el nombre elegido fue X – Men.

En España, la editorial Vértice también pasó por una experiencia similar al tener que buscar un buen nombre para la publicación de dicha colección en nuestro país. Por fortuna, el traductor Francisco M. Sesén supo encontrar el adecuado al bautizarla como Patrulla – X, tal y como se muestra en la imagen que corona este artículo, que reproduce el primer ejemplar sacado a la luz por Vértice (el cual contenía los tres primeros números de la cabecera americana), pese a que no se mencionó al grupo por ese nombre hasta el segundo tomo, debido a la dificultad para encontrar una denominación idónea para el equipo.

Sin embargo, si hay un aspecto que debe destacarse de esta publicación es el de las portadas, ya que, la editorial Vértice, en lugar de reproducir las cubiertas originales, optaba por encargar al dibujante Enric Torres la elaboración de cada una de ellas.

El primer detalle a destacar en las tapas de la colección Patrulla – X es el del logotipo, que huía de la utilización de las líneas rectas, lo que restaba marcialidad al título y ayudaba a aclarar que no se trataba de ningún cómic de temática militar. También es importante llamar la atención sobre el hecho de que, en sus portadas, Vértice prescindía de utilizar el guion para separar las dos palabras que formaban el título, tal y como se puede comprobar en la imagen que encabeza este artículo, aunque sí aparecía cuando la colección era anunciada en las contraportadas, tal y como se muestra en la siguiente imagen.

Sin embargo, el detalle más curioso es el de las claras diferencias que podían encontrarse en la logoforma (el recuadro rectangular que aparecía en la esquina superior izquierda y mostraba al superhéroe o grupo protagonista de cada colección) si se comparaba la edición americana con la española. En ambos casos aparecía la cabeza de Cíclope en primer plano, detrás de la cual se mostraban los cuerpos de Chica Marvel, Hombre de Hielo, Ángel y Bestia. Sin embargo, parece que Enric Torres decidió que, en nuestro país, la cara de Bobby Drake aparecería pintada de color carne, en contraste con el resto de su cuerpo, mientras que Bestia, en lugar de mirar al frente, como en la edición americana, enfocaba sus ojos hacia abajo, quizás para evitar atropellar a algún compañero con sus descomunales saltos. A la izquierda de este párrafo queda reproducida una imagen que sirve de ayuda a esta explicación.

La logoforma de Patrulla X aún contaba con otro curioso detalle más, que consistía en el hecho de que los uniformes que vestían los personajes en el rectángulo no guardaban ningún parecido con sus vestimentas en las cubiertas y en el interior del cómic. A los lectores no les quedaba otra opción que imaginarse que, en algún momento, la Patrulla – X cambiaría de uniforme y adoptaría el de la logoforma.

Mencionado todo esto,  solo queda analizar la ilustración de la portada de este primer número de la edición española. Al ser el profesor Charles Xavier el líder del grupo, es lógico que su cabeza aparezca reproducida más grande que las del resto y se encuentre en la parte inferior de la cubierta, rodeadas de las de sus pupilos.

Sin embargo, si nos fijamos en la portada con atención, podemos observar que tanto Charles Xavier como la Chica Marvel esbozan una ligera sonrisa, mientras que el resto de sus compañeros permanecen serios. A priori, este no parece ser un detalle importante pero, dado que ellos dos eran los únicos miembros del equipo que poseen poderes psíquicos, se podían llevar a cabo diversas interpretaciones, tales como el hecho de que el maestro y la pupila estuvieran contándose chistes con la mente o que ambos se estuvieran sirviendo de sus poderes para gastar bromas pesadas al resto del equipo.

Y ya que hablamos de los otros tres integrantes de la Patrulla – X, si echas otro vistazo a la portada, podrás comprobar que, con la excepción de Cíclope y Hombre de Hielo, cuyas peculiaridades las hacen inconfundible, no queda muy claro qué rostro pertenece a Bestia y cuál al Ángel. Así que, si no tenéis nada mejor que hacer, podéis dejar de leer este párrafo y jugar a intentar descubrirlo. No obstante, para los que no tengan ganas de romperse la cabeza, les despejaré la incógnita: el que se encuentra en el centro de la portada es Ángel, mientras que su compañero de la derecha no puede ser otro que Bestia.

1 Comentario

  1. Compre este primer número el mismo día que apareció en el kiosco.La sensación de descubrir estos personajes y sus aventuras dejaba en mi persona de 13 años una sensación de descubrir nuevos mundos tal como yo deseaba que me los explicaran.
    Segui comprando por 25 pesetas muchos más números pero valía mucho la evasión que me proporcionaban,soñando ya con la portada en unas aventuras y personajes increíbles pero muy bien argumentados.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.