Reseña de Doctor Star y el reino de los mañanas perdidos

Cuestión de tiempo

Si algo de bueno tiene el universo de Black Hammer creado por Jeff Lemire y Dean Ormston en la editorial Dark Horse (y tiene muchas cosas buenas) es su capacidad para servir como base para la creación de un montón de conceptos que se pueden desarrollar de forma casi independiente y funcionar por sí mismos. Un buen ejemplo de estos es el tomo que ha publicado Astiberri Ediciones bajo el título de Doctor Star y el reino de los mañanas perdidos.

doctor star
Portada del tercer número de la miniserie Doctor Star and the kingdom of the lost tomorrows

Triunfo y tragedia

¿Quién es el Doctor Star? Bueno, los que estén enganchados al universo de Black Hammer, que lleva en nuestro país ya publicados tres tomos, sabrán que viene a ser un trasunto del Starman de DC Comics. Por si el parecido no fuera notable, el nombre de este personaje creado por Lemire no es otro que James Robinson (ya sabéis, como el famoso guionista de Starman).

Hasta ahora puede que no conociéramos de él mucho más que su nombre y sus habilidades, pero gracias a esta historia vamos a profundizar tanto en sus orígenes como en su entorno. Aparentemente se trata de un héroe bastante luminoso, y con un título como Doctor Star y el reino de los mañanas perdidos cualquiera puede suponer que estamos ante una historia vitalista que recupera la esencia del pulp y de la edad de oro de los cómics de superhéroes para impresionar al lector con algo que resulte ser a la vez nostálgico y vanguardista, algo que le hará gozar como si fuera de nuevo ese niño que se encuentra por primera vez con este tipo de narraciones, ¿verdad?

doctor star

Pues no. Esta historia es la forma en la que Jeff Lemire logra materializarse en tu casa mientras lees su historia para darte una patada en el estómago con todas sus fuerzas. Por suerte, lo hace con una narración tan brillante que lo único que puedes hacer es felicitarle por tener tan estupenda puntería con sus pies, porque el maldito logra darte en el lugar que más te duele…

Pero que nadie se piense que estamos ante una obra totalmente oscura o desasosegante. En realidad, sobre todo cuando Lemire nos lleva al pasado de nuestro héroe, existe cierto optimismo en el tono de la historia. En un principio se nos presenta un James Robinson en el otoño de su vida que rememora los aspectos más importantes de su carrera como Doctor Star a través de una carta a su hijo que parece que nunca será entregada. Desde sus inicios como científico reclutado por el gobierno para la lucha contra los enemigos de la Segunda Guerra Mundial hasta su despertar como superhéroe al lado de un grupo formado por gente como Wingman, el Capitán Noche, la Doctora Día, el Jinete sin Caballo, Abraham Slam y Golden Gail, la vida de James parece que no ha podido estar más llena de emociones y logros. Aún así no tardaremos en descubrir que, cuando ya de mayor echa la vista atrás, eso no es lo que considera más importante…

doctor star

Una carrera llena de hitos

Pero no serán las guerras terrestres su único ámbito de acción. En determinado momento James saldrá al espacio exterior para ayudar a una pacífica civilización de un planeta remoto a salvarse del ataque de un terrible dragón espacial. Y, debido a un error de cálculo, esto cambiará su futuro (y el de su familia) para siempre. A partir de entonces, lo que le va a quedar al bueno del Doctor Star es el remordimiento y la ilusión de los mañanas perdidos a los que hace referencia el tramposo título…

En el apartado gráfico, acompañando a Jeff Lemire nos encontramos a un estupendo Max Fiumara que, apoyado de forma magnífica por uno de los mejores coloristas (tal vez el mejor) del mercado, Dave Stewart, logra dotar a la obra de un tono realista y a la vez nostálgico en el que cada viñeta respira un poco de tristeza. Especialmente encomiable es su labor a la hora de plasmar ciertos escenarios fantásticos, como por ejemplo todo lo relacionado con ese trasunto de los Green Lantern Corps que veremos ya en la segunda mitad de la obra.

En cuanto a la edición, el tomo Doctor Star y el reino de los mañanas perdidos publicado por Astiberri Ediciones dentro de su colección Sillón Orejero se presenta en formato cartoné de tapa dura. Contiene 128 páginas en color con un tamaño de página de 17 x 26 cm e incluye la traducción de los cuatro números de la miniserie Doctor Star and the kingdom of the lost tomorrows así como una galería de bocetos y portadas. Se puso a la venta en junio de 2019 y el precio de venta recomendado es de 15 €.

doctor star

Doctor Star y el reino de los mañanas perdidos

ISBN: 978-84-17575-32-8

Esta historia, con su doble narración en paralelo, muestra una parcela más de ese increíble universo que Jeff Lemire ha ideado para la serie Black HammerDoctor Star y el reino de los mañanas perdidos desvela los orígenes de un personaje que, aunque clave, aún es casi un desconocido para el público: un anciano justiciero quiere desesperadamente retomar el contacto con su hijo perdido, del que esperaba que algún día llevara la capa del Doctor Star.

A lo largo de este estremecedor relato de superhéroes sobre padres e hijos se descubre el origen del Doctor Star en la Segunda Guerra Mundial, cómo obtuvo sus poderes, sus emocionantes aventuras astrales y la formación de algunos de los más grandes héroes de Black Hammer. Si en Sherlock Frankenstein y la legión del mal (Astiberri, 2018) Jeff Lemire y David Rubín se recreaban en los supervillanos del universo Black Hammer, Doctor Star y el reino de los mañanas perdidos ofrece la crónica del legado de un superhéroe de la edad de oro y sus dificultades de mantener la normalidad en su vida familiar.

Guion: Jeff Lemire

Dibujo: Max Fiumara y Dave Stewart

Doctor Star y el reino de los mañanas perdidos

2 Comentarios

  1. A ver, se agradecería que en una página de cómics se supiera de lo que se habla cuando se escribe un artículo, y no se pongan las cosas a boleo: Robinson no es el creador de Starman, el personaje fue creado por Gardner Fox en 1941. Robinson lo que es, es el guionista de su etapa más importante, que tuvo lugar en los años 90 (50 años después de su creación. Nada, un par de días de error). Muchas veces parecéis más un medio generalista que uno supuestamente especializado en cómics, la verdad. Y con datos de Marvel fallaismmuchísimo, pero ya cuando es dc es que no dais una directamente.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.