Reseña de El arte de Rick y Morty

Si nos hubieran dicho hace unos años que una combinación de South Park, Futurama, Regreso al futuro y Doctor Who era posible, y que el resultado sería una serie completamente fresca y diferente, no nos lo hubiéramos creído. Al menos habríamos dudado. Pero ahí está Rick y Morty para romper nuestros esquemas.

Y a grandes obras de arte, grandes libros de arte. Escrito por James Siciliano y publicado por Norma Editorial, El arte de Rick y Morty es la mejor extensión que cualquier amante de la serie podría desear gracias a un completo repaso por la producción de la serie: bocetos, guiones, orígenes y las modificaciones que fue sufriendo la serie, entre otros detalles, completan una edición de lujo cuidada al más mínimo detalle.

A lo largo de más de 200 páginas se hará hincapié, como su nombre indica, en el arte del programa y todo su aspecto visual. Además, el texto nos llevará a saltar de una página a otra otorgarándole un ritmo vertiginoso a la lectura, algo que nos podría recordar al que nos ofrecen los episodios.

Storyboards de la serie

La serie creada por Justin Roiland y Dan Harmon nació para el canal Adult Swim, un derivado de Cartoon Network especializado en animación para adultos. Como si de una trama de la propia serie se tratara, y como podemos conocer en el libro, su origen parte de un cortometraje de animación que Roiland desarrolló rápidamente para un festival de cortometrajes creado, entre otros, por Dan Harmon.

Por si la referencia a Regreso al futuro que comentábamos os sonaba forzada, el corto que vio nacer a Rick y Morty estaba protagonizado por “Doc” y “Mharti”. La combinación de una animación tosca y despreocupada con una trama tan impactante como subida de tono captaron la atención de Harmon y la serie, tal y como la conocemos hoy en día, empezó su andadura.

Los bocetos de todos los personajes que aparecen en el programa están disponibles en el libro, incluyendo los primeros esbozos de aquel corto original. Además, se incluyen algunas pautas con las que contaba el equipo de animación de la serie, por lo que también resultará un ejemplar interesante para amantes de la animación en general.

Los textos de Rick a lo largo de la obra no tienen desperdicio

Cabe destacar la maestría del autor del libro a la hora de captar la esencia de cada uno de los personajes principales, pues incluyen textos desde el punto de vista de los mismos. Por poner un ejemplo, cuando Jerry y Beth acuden a terapia en “Golpe en el pequeño Sánchez” podemos ver un Jerry con aspecto de “gusano”, y las ilustraciones de ese personaje son incluidas y presentadas con un: “Ah, genial, tenías que meter esto en el libro, ¿no?”. Cuando la siguiente página incluye imágenes de un Jerry musculoso, la introducción estará más tranquila: “¡Por fin! Después de cincuenta y cinco páginas, ¡al fin una imagen mía decente!”.

 

Desde los tartamudeos de Morty hasta los “burp” intercalados entre palabras de Rick toda la esencia de los personajes estará presente a lo largo de la obra, de la que merece la pena leer absolutamente todo. Ningún texto está escrito de manera casual, ni siquiera el pequeño espacio de agradecimientos.

El arte de Rick y Morty se compone de cinco capítulos: Familia y amigos; vecinos, alienígenas, mutantes y demás; tecnología; escenarios y producción. A lo largo del libro iremos explorando por completo el universo de la serie con un repaso panorámico que abarca prácticamente cualquier elemento aparecido en el programa.

Variaciones de la pareja protagonista de la serie

Cualquier detalle está invitado: desde los Gromflitas hasta las personas sofá, pizza y teléfono, pasando por diferentes rostros imaginados para los Cromulones. Incluso los extras humanos y alienigenas que podemos ver en los episodios están incluidos, convirtiendo este recopilatorio en uno de los más completos sobre una serie de animación.

Sin embargo, tal cantidad de material tiene consecuencias, y es que se echa en falta un texto más extenso que profundice en las labores de producción/animación y pueda ser combinado con entrevistas al equipo técnico. Aquellas carencias – sobre todo cuando querríamos más información sobre un determinado elemento- son sustituidas por una gran cantidad de referencias.

Del mismo modo la obra hubiera quedado más completa de incluir una guía episódica con desglose de temporada y fechas de emisión. Sin embargo, cabe recordar que estamos frente a un libro de arte, por lo que es la ilustración lo que más peso debería tener en la obra, aprobando así con matrícula de honor.

El arte de Rick y Morty es, por lo tanto, una de las piezas claves en la colección para los amantes de esta serie, especialmente si sienten interés por saber qué hay más allá de las imágenes en movimiento que vemos en cada temporada. Además, nos permitirá tener una guía visual del amplio reparto que desfila por los episodios para poder disfrutarlos, ya que a menudo su tiempo en pantalla no nos lo permite.

Por otra parte, encontraremos información sobre diseños descartados, decisiones argumentales y algunos detalles que quedaron en el tintero.

Todo un libro metareferencial que cuenta con una presentación magnífica en la que se incluye una elegante cubierta con muchas formas en relieve que apenas se aprecian, pero que brillan en la oscuridad para disfrutarlas con todo su esplendor. Esto, sumado a un diseño gráfico interior sencillo, pero efectivo, terminan de dar forma a un trabajo brillante. Nunca mejor dicho.

Todo ello por un precio más que asequible de 34,95€, algo más económico incluso de lo que suelen costar este tipo de obras. Sin duda, el mejor ejemplar con el que hacernos en la dimensión C-137.

Con los nuevos episodios a la vuelta de la esquina, El arte de Rick y Morty es el manual de referencia que necesitamos para preparar las nuevas aventuras y empaparnos de todos los personajes y detalles que envuelven este universo. A su vez, nos permitirá apreciar la ardua labor de producción que hay detrás de cada episodio. ¿A qué – burp – estáis esperando para – burp – conseguirlo? ¡Wabalabadábdab!

LOS SECRETOS DE LA CREACIÓN DE LA SERIE MÁS TRANGRESORA DE LA TELEVISIÓN

Adéntrate en el proceso de creación de Rick y Morty: desde el diseño de personajes absurdos como Squanchy o Persona Pájaro hasta el de los objetos tecnológicos más extraños como el lanzaportales de Rick o su andrajosa nave. Comentado con el tono cachondo e irreverente característico de la serie de TV, este impresionante libro también incluye información sobre el trabajo de los guionistas y artistas de storyboards, y un prólogo de su creador Justin Roiland.

Reseña
Información
Ilustraciones
Edición
Del mundo audiovisual, y friki desde que de pequeña escuché a mi loro silbar "Encuentros en la tercera fase". Amante del humor inglés, Monty Python y SNL al otro lado del charco. Dispuesta para muchos proyectos mientras espero al Doctor en el sótano del FBI, junto a Mulder y Scully. Contacto: [email protected]

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.