lunes, noviembre 29, 2021

La NASA se une al Día de Star Wars

/

La NASA se une al Día de Star Wars

nasa

Como no podía ser de otra manera, la Agencia Espacial norteamericana, más conocida por sus siglas en inglés, se ha unido a la celebración del Día de Star Wars. Y lo ha hecho publicando en sus redes sociales un listado de planetas y lunas reales que por sus características recuerdan a los que conocimos viendo las películas de la saga galáctica.

No es una luna

Usando la frase que pronuncia Obi-Wan a bordo del Halcón Milenario cuando ven por primera vez la Estrella de la Muerte, la NASA nos presenta a Mimas, una de las lunas de Saturno, que por la forma y posición del enorme cráter Herschel (con casi 130 kilómetros de ancho) tiene un gran parecido con la estación espacial imperial.

CoRoT-7b – Mustafar

A casi 2000 grados centígrados, CoRoT-7B es un planeta caliente. Descubierto en 2010 con el satélite CoRoT de Francia, este planeta está a unos 480 años luz de distancia, y tiene un diámetro 70% mayor que el de la Tierra, con cerca de cinco veces su masa. Posiblemente se trate de los restos hirvientes de un planeta del tamaño de Saturno. Su órbita es tan estrecha que su estrella se muestra mucho más grande en su cielo que nuestro sol para nosotros, manteniendo la superficie orientada hacia el sol totalmente fundida. Este planeta abrasador que gira cerca de su estrella podría ser una buena analogía para el planeta Mustafar de Star Wars.

Kepler-16b – Tatooine

De Tatooine, el planeta de Luke Skywalker, se dice que posee un medio ambiente hostil, desértico, barrido por las tormentas de arena, ya que se tuesta bajo el resplandor de soles gemelos. El de los exoplanetas reales alrededor de dos o más soles son aún peor. Kepler-16b fue el primer descubrimiento del telescopio Kepler de un planeta en una órbita “circumbinaria” (rodeando las dos estrellas, en lugar de solo una, en un sistema estelar doble). Este planeta, sin embargo, es probablemente frío, aproximadamente del tamaño de Saturno, y gaseoso, aunque puede que esté en parte compuesto de roca.

OGLE-2005-BLG-390 – Hoth

El Hoth ficticio es una tundra helada que sirve de base brevemente para la Alianza Rebelde. Es también el apodo del exoplaneta real OGLE-2005-BLG-390, una súper-Tierra helada cuya temperatura superficial ronda al menos los 220 grados centígrados bajo cero.

Kepler-452b – Coruscant

Kepler-452b - Coruscant - Nasa

El exoplaneta que más recientemente se ha descubierto se ha denominado como el primo más grande y viejo de la Tierra. Kepler-452b, podría ser un buen sustituto de Coruscant, el mundo de alta tecnología visto en varias películas de Star Wars, cuya superficie está cubierta por una sola ciudad. Kepler-452b pertenece a un sistema estelar 1,5 mil millones de años más antiguo que la de la Tierra. Eso situaría mil millones de años por delante de nosotros a cualquier especie tecnológicamente adaptada.

Kepler-22b – Kamino

Kepler-22b - Kamino - Nasa

Kepler-22b , el análogo al planeta Kamino de Star Wars, que fue el lugar de nacimiento del ejército de soldados clon, es una súper-Tierra que podría estar cubierta por un súper-océano, ya que todavía se desconoce la verdadera naturaleza de Kepler-22b; con 2,4 veces el radio de la Tierra, incluso podría ser gaseoso. Pero si la idea del mundo del océano resulta ser correcta, podemos imaginar un planeta similar a Kamino físicamente plausibles.

Gigantes de gas – Bespin

Gigantes de gas - Bespin - Nasa

Gigantes de gas de todos los colores pueblan el universo real de los exoplanetas; en Star Wars, un gigante gaseoso llamado Bespin es el hogar de una “Ciudad nube” que participa activamente en la minería atmosférica. La minería de las atmósferas de los planetas gigantes de gas es un elemento básico de la ciencia ficción. En la NASA también han examinado la cuestión, y han encontrado que gases como el helio-3 o el hidrógeno podrían ser extraídos teóricamente de la atmósfera de Urano y Neptuno.

Exolunas – Endor

Exolunas - Endor - Nasa

Endor, el hogar forestal de los Ewoks, gira alrededor de un gigante de gas. La detección de exolunas se encuentra todavía en una fase temprana para los científicos de la Tierra. Sin embargo, se observó una posible exoluna (una luna rodeando un planeta distante) en el año 2014 usando microlensing, una técnica que usa la refracción de la radiación electromagnética a través del campo gravitacional de una única estrella o planeta. La detección de esa exoluna no se podrá confirmar, ya que cada evento de microlensing se puede ver solo una vez.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,131SeguidoresSeguir
2,730SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial