lunes, octubre 18, 2021

El Videoclub: La Bella y la Bestia (I, II y III)

/

La Bella y la Bestia (I, II y III)

la bella y la bestia

Aunque no se sabe a ciencia cierta, se sospecha que el cuento original de ‘La Bella y la Bestia‘ podría tener su origen en ‘Cupido y Psique’, una de las historias que forman parte del libro ‘El asno de oro’ (1650), de Apuleyo. Pero, aunque la primera versión oficial de este relato la podemos encontrar en una obra publicada en 1740 por la escritora francesa Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve (cuyo apellido ha sido usado posteriormente para dar nombre al pueblo donde transcurre la historia), lo que no da ningún lugar a dudas es que la más famosa de todas es la versión cinematográfica animada que Disney llevó a cabo en 1991. El análisis de este largometraje y sus dos secuelas es lo que podrás leer en este artículo:

La Bella y la Bestia (1991)

La Bella y la Bestia Logo

Érase una vez, en un país lejano, un joven príncipe que vivía en un resplandeciente castillo. A pesar de tener todo lo que podía desear, el príncipe era egoísta, déspota y consentido. Pero, una noche de invierno, llegó al castillo una anciana mendiga y le ofreció una simple rosa, a cambio de cobijarse del Horrible frío. Repugnado por su desagradable aspecto, el príncipe despreció el regalo y expulsó de allí a la anciana. Pero, ella le advirtió que no se dejara engañar por las apariencias, porque la belleza se encuentra en el interior.

Y, cuando volvió a rechazarla, la fealdad de la anciana desapareció, dando paso a una bellísima hechicera. El príncipe trató de disculparse, pero era demasiado tarde, pues ella ya había visto que en su corazón no había amor. Y, como castigo, lo transformó en una horrible bestia y lanzó un poderoso hechizo sobre el castillo y sobre todos los que allí vivían. Avergonzado por su aspecto, el monstruo se encerró en el interior de su castillo, con un espejo mágico como única ventana al mundo exterior. La rosa que ella le había ofrecido era, en realidad, una rosa encantada, que seguiría fresca hasta que él cumpliera 21 años. Si era capaz de aprender a amar una mujer y ganarse a cambio su amor antes de que cayera el último pétalo, entonces se desharía el hechizo. Si no, permanecería condenado a seguir siendo una bestia para siempre.

Al pasar los años, comenzó a impacientarse y perdió toda esperanza, pues ¿quién iba a ser capaz de amar a una bestia?

Esta introducción da paso a uno de los mayores clásicos de la factoría Disney. Bajo la dirección de Kirk Wise y Gary Trousdale, esta película animada, de 89 minutos de duración, supuso un gran éxito de crítica y de recepción. Y es que, aunque existan otras adaptaciones animadas sobre el relato, esta es la versión que se ha ganado un hueco en el corazón de los fans del género. Humor, amor y la pizca de magia que solo la compañía Disney sabe añadir a sus productos fueron los ingredientes para dar cómo resultado un largometraje, apto para todos los públicos, dedicado a explicar a los más pequeños de la casa que no hay que juzgar a la gente a la ligera y que la belleza está en el interior.

En el inevitable apartado musical encontramos las canciones ‘Bella‘, ‘Gastón‘, ‘¡Que festín!‘, ‘Algo nuevo‘ y, por supuesto, ‘La Bella y la Bestia‘.

No obstante, si tienes algún tipo de perjuicio en contra de las películas animadas, cuentas con la opción de dejarte enganchar por la magia de esta historia en la versión de La Bella y la Bestia con actores reales que se encuentra actualmente en cartelera.

Si la mayoría de los clásicos de Disney acaban contando con una o más secuelas, el éxito de recaudación de esta película es motivo más que suficiente para que, varios años más tarde, se diera el visto bueno a dos entregas más, aunque de calidad inferior, que vieron la luz directamente en el formato doméstico.

La Bella y la Bestia II: Una Navidad encantada (1997)

La Bella y la Bestia 2

Los directores de la entrega anterior ceden su puesto en esta ocasión a Andy Knight, que se encarga de llevar a cabo la película más corta de la trilogía, con tan solo 68 minutos de duración.

Continuación directa del largomegraje anterior, este filme nos muestra la llegada de la época navideña. Todo ello hace muy feliz a todos los habitantes del castillo, ya que es la primera vez, en mucho tiempo, que pueden celebrarla con su aspecto humano recobrado. Mientras se hacen los preparativos para los correctos festejos de tan señalada fecha, los sirvientes evocan los acontecimientos de la Navidad anterior, cuando aún pesaba sobre ellos la maldición.

Las canciones ‘Llegan ya las Navidades‘, ‘Cuentos‘, ‘Se alegran las almas‘ y ‘No es más que amor‘ son las encargadas, en esta  ocasión, de amenizar la película.

Aunque no se encuentre a la altura de la historia original, se trata de una correcta secuela que gustará, sobre todo, a los más pequeños de la casa.

El mundo mágico de Bella (1998)

Mundo Magico BellaÉrase una vez, una hermosa joven, llamada Bella, que se marchó a vivir a un extraño y mágico castillo. Allí, se hizo amiga de los objetos encantados, el personal del castillo que, al igual que su amo, la Bestia, en otro tiempo habían sido humanos. Pero, ahora todos vivían bajo un hechizo que solo la fuerza del amor podía deshacer. A medida que aumentaba su amistad, todos esperaban que Bella pudiera ser la que aprendiera a amar a una Bestia y, de esa forma, liberarlos a todos del hechizo.

Con este resumen de la primera película de la saga, da comienzo la tercera y última entrega de la trilogía, dirigida en esta ocasión por Bob Kline, que cuenta con 92 minutos de duración.

Este largometraje, que tiene lugar mientras la maldición que pesa sobre el castillo aún sigue vigente, está constituido a base de estos cuatro relatos cortos:

-La palabra perfecta:

Cuando un arrebato de furia de la Bestia, causa el enfado de Bella, los sirvientes del castillo tratan de arreglar la situación falsificando una carta de disculpa, pero las cosa se complica aún más cuando el amo del castillo descubre la existencia de la misiva que sabe que él no ha escrito. Como dato anecdótico, cabe destacar que, en esta historias, oímos a la protagonista leer un cuento cuyo argumento se parece sospechosamente al de ‘Cenicienta’.

-La locura de Fifí:

Se acerca la fecha del aniversario del noviazgo entre el candelabro Lumière y su novia, una fregona que responde al nombre de Fifí, quien sufre un ataque de celos cuando, a causa de un malentendido, cree que su pareja está interesada en Bella.

-La fiesta de la señora Potts:

Bella, junto a los sirvientes del castillo, prepara una celebración secreta para animar a la que fuera la doncella del castillo, ahora transformada en una tetera.

-Ala rota:

Bella pretende cuidar de un pajarillo herido sin que se entere la Bestia, que no acepta ese tipo de animales dentro del castillo.

Canciones interpretadas por boca de la joven protagonista se encuentran intercaladas entre algunos de los relatos.

En un principio, puede considerarse que este filme baja mucho el listón en comparación con las dos entregas anteriores, pero se debe a que estos relatos cortos estuvieron pensado inicialmente como capítulos para una serie animada de ‘La Bella y la Bestia‘ que no llegó a ver la luz. Como curiosidad, cabe destacar que, aunque la película esté fechada en 1988, la historia titulada ‘La fiesta de la señora Potts‘ no fue añadida hasta 2003.

Los títulos de las ya mencionadas canciones del filme son ‘Habla el corazón‘ y ‘Es fácil dar‘.

CRÍTICA

La Bella y la Bestia
La Bella y la Bestia II: Una Navidad encantada
El mundo mágico de Bella

RESUMEN

La trilogía animada que parte de un gran clásico de Disney

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,123SeguidoresSeguir
2,720SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial