miércoles, octubre 28, 2020

Crítica de ‘Death Note’, la película de imagen real de Netflix

/

LCDEPaniniConfi750

 

Death Note - Netflix

Death Note‘, publicado por primera vez en 2003, es un nombre muy conocido en el mundo del manga, y su impacto cultural no es diferente de otros pilares como ‘Naruto‘ o ‘Fullmetal Alchemist‘. Por lo tanto, no fue ninguna sorpresa que fuese adaptado por primera vez en una serie de anime y posteriormente como una película de acción en vivo en Japón. Ahora, la adaptación occidental llega a Netflix a cargo del director Adam Wingard, ya conocido por su trabajo en ‘V/H/S‘ y su secuela, en la última entrega de la bruja de Blair y en ‘Tú eres el siguiente‘. En 2020 estrenará ‘Godzilla vs. Kong‘, cambiando el género de terror por el de monstruos gigantes.

La condensación de cualquier serie de manga en una película es una tarea desalentadora. No es que sea imposible, por supuesto, pero sí complicada. La directora Shusuke Kaneko hizo un gran adaptación con la versión nipona de ‘Death Note’ en imagen real, y el anime se mantuvo fiel a la esencia del manga. Sin embargo, en esta adaptación occidental, Wingard decidió no incorporar algunos de los elementos más complejos de la trama original del anime, como un segundo Dios de la Muerte, así como las trayectorias de los personajes.

A pesar de evitar estos elementos, la película se adhiere a la premisa original del manga. En ‘Death Note’, el cuaderno que da título al manga cae a los pies de un marginado de la escuela secundaria conocida como Light Turner (Nat Wolff). Después de examinar el libro apenas unos segundos, nos presentan al Shinigami, o “Dios de la Muerte” llamado Ryuk (interpretado por el carismático William Dafoe), un enigmático personaje que, semejante al diablo en tu cabeza, te puede manipular sibilinamente para hacer cosas malas.

En este caso, Ryuk insta a Light a escribir los nombres de las personas que quiere ver muertas, así como la forma en la que morirán. Después de presenciar todo el poder del libro, Light decide que le corresponde a él escoger a los que a su parecer lo merecen, matándolos con la Death Note.

Light también muestra su nuevo poder a la chica que le gusta, Mia (Margaret Qualley), una animadora que siempre observó desde lejos, matando a un hombre al que ven retener a su esposa como rehén por la televisión. Pero en lugar de echar a correr como cualquier persona sensata, Mia comienza a mostrar interés en él y decide ayudar a Light en su misión.

Death Note 02

A medida que el recuento de cadáveres crece, Light y Mia usan el Death Note para matar a gente mala como terroristas y criminales de guerra. Ya sabéis lo que dicen sobre tener un gran poder. La película emplea tanto tiempo tratando con la responsabilidad a la que se enfrentan como en mostrar las sangrientas muertes que la pareja inflige. Light y Mia usan el poder de la Death Note para asignar la culpa de todas las muertes en todo el mundo a Kira, la encarnación de un poder superior. Este es su principal error porque la gente comienza a estudiar a Kira y tratar de atraparlo.

¿Por qué no lo hicieron parecer hechos aleatorios sin conexión alguna? Nadie podría conectar suicidios con accidentes, etc., pero puedo creer que un adolescente pensara que tenía un plan infalible y que no contaba con adultos deductivos que lo juntasen. Su propio padre (Shea Whigham) es un policía y finalmente, un enigmático detective privado conocido simplemente como “L” (Lakeith Stanfield) sale a la palestra y promete acabar con Kira.

death note

L tiene varios tics y hábitos extraños, incluyendo el sentarse en cuclillas en las sillas y devorar el peso de su cuerpo en chucherías y caramelos. Se nos presenta como un hombre hábil resolviendo misterios, y su historia de fondo es una difícil de creer: Él fue entrenado desde niño para ser uno de los mejores detectives del mundo, e incluso su pupilo y ayudante, Watari (Paul Nakauchi), no tiene ni idea de cuál es su verdadero nombre.

El resto de la historia, sin embargo, es un típico juego de gato y ratón jugado por Light y L, con un añadido sobrenatural (el cuaderno). Todo sucede aparentemente al azar, con el Death Note mostrando las reglas pertinentes cuando conviene. También se echa falta de una historia de fondo para Mia. No hay ninguna explicación de dónde proviene su motivación para limpiar el mundo de malhechores, a pesar de que sus acciones se vuelven más extremas y se inclina hacia un sentido cada vez más retorcido de la justicia.

Death Note

A pesar de esa carencia, la Mia de Qualley es una gran mejora de la protagonista femenina del anime. El personaje de Mia es uno con el suficiente ímpetu para impulsar la trama y cimentarse como el que marca la dirección de la película. Qualley también fue capaz de capturar el aspecto loco y desquiciado del personaje, lo que la hace algo divertido de ver en pantalla.

Pero lo que realmente llama la atención es que el hecho de jugar a ser Dios para Light y Mia, que resulta uno de los aspectos más interesantes de la historia, queda más o menos relegado a solo la primera parte de la película, en su mayor parte avanzado rápidamente en una serie de flashbacks. En cambio, la columna vertebral de esta ‘Death Note’ se centra en la persecución entre L y Light, mientras que la zona gris moral en la que se debate Light apenas se toca, a diferencia de la serie de manga original o incluso la adaptación en imagen real japonesa.

Death Note

Afortunadamente, lo que me sorprendió fue lo mucho que me gustó Willem Dafoe prestando su voz a Ryuk. Desde su aparición demoníaca CGI a sus divagaciones maníacas, Ryuk resulta todo un espectáculo digno de ver y complementa bien la película, manteniéndose fiel a la estética del personaje del manga. Stanfield interpreta a un L casi perfecto en imagen, aunque un poco exagerado en sus manierismos. Incluso personajes secundarios como James Turner, el padre de Light, se aseguraron de que sus personajes siguieran llamando nuestra atención aunque la narración fuera inconsistente. Y lo más importante, Wolff consigue una representación perfecta de un adolescente ingenuo que toma decisiones precipitadas sin pensar en las repercusiones, y finalmente aprende a lamentar sus decisiones.

La película tampoco es lo que muchos aficionados de ‘Death Note’ quieren que sea. Para bien o para mal, esta ‘Death Note’ es realmente una reimaginación del manga, y no debería ser tratada como una fiel adaptación de la fuente original. Tengo la sensación de que muchos fans de ‘Death Note’ verán y malinterpretaran el largometraje como una adaptación y se sentirán decepcionados. Sin embargo, lo que realmente sí resulta decepcionante es el final abrupto (quizá una pista de una posible secuela), así como la pobre elección de las canciones para la banda sonora.

Pero al tratarla como una película independiente, la ‘Death Note’ de Netflix todavía se las apaña para resultar divertida con una trama algo original. No tengo dudas de que un guion más consistente y bien pensado podría haber mejorado mucho la película, pero como la película deja la puerta abierta a una posible secuela, es muy improbable que sea la última que veamos una reimaginación de ‘Death Note’.

Death Note

Light Turner encuentra un cuaderno sobrenatural que tiene el poder de provocar la muerte de aquella persona cuyo nombre se escriba en el cuaderno. Junto a una chica de su clase comienza a seleccionar a aquellos que, según su criterio, merecen morir. Pronto atraerá la atención de un detective, L, que promete atrapar al responsable de todas esas muertes.

Protagonizada por Willem Dafoe, Nat Wolff, Lakeith Stanfield, Margaret Qualley y Shea Whigham, ‘Death Note‘ es una película basada en el popular manga del mismo título. Dirigida por Adam Wingard, llegará a Netflix el próximo 25 de agosto de 2017.

CRÍTICA

Death Note

RESUMEN

En esta nueva versión del conocido manga destaca la interpretación de Willem Dafoe como elDios de la Muerte Ryuk
casadeel alargado cyberpunk2077

SÍGUENOS EN REDES

125,505FansMe gusta
15,129SeguidoresSeguir
2,540SuscriptoresSuscribirte
LCDEPaniniConfi
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores
Norma Editorial