Fallece el dibujante Guillermo Mordillo a los 86 años

Guillermo Mordillo

Siempre es una gran perdida cuando algún dibujante fallece, pero llega a ser más sentida si cabe si es tan talentoso como en este caso. Y es que se ha conocido la muerte de Guillermo Mordillo, un grande del humor gráfico con una dilatada carrera, que nos ha dicho adiós a los 86 años. Falleció en Mallorca el pasado sábado, donde tenía una casa y pasaba muchos momentos. Y es que no es casualidad que una de las tres exposiciones que realizó durante su carrera fuera en Palma en 1989. Se va una de las pocas personas que supo llegar a la cima abordando el humor de manera universal y con un estilo propio.

De origen argetino, y demostrando desde pequeño su habilidad para el dibujo, a los 20 años salió del país para intentar que el dibujo le diera de comer. Primero estuvo en Perú de ilustrador en publicidad aunque luego pasó a los Estados Unidos para trabajar realizando cortos y películas para Paramount. De América da el salto en los años sesenta a España, pero a causa del franquismo dura poco y se va a Francia donde realmente empieza su carrera con el humor gráfico.

Además de su estilo redondeado y sus figuras humanas totalmente blancas, la magia de Mordillo era que se alejaba de la critica política y se enfocaba en lo universal. Era capaz de hacer reír valiéndose de temas como las relaciones humanas o el sexo, todo aderezado con su característico color y las famosas jirafas que aparecían por todas partes en su obra. Como se ha mencionado antes, Guillermo Mordillo solo realizó tres exposiciones durante su carrera: la ya citada en Palma de Mallorca, una en París durante los años sesenta y otra en Barcelona. Un día triste para el mundo del humor gráfico, que tiene que despedirse de uno de sus mayores exponentes.