Crítica de Joker

Crítica de Joker

Cuando vi el primer tráiler de Joker, la película que llega a nuestras pantallas después de un exitoso paso por algunos prestigiosos festivales de cine, pensé dos cosas:  1, tiene toda la pinta de ser una buena película sobre un psicópata y 2, éste no es Joker (otra vez). Veamos si acerté en mis suposiciones.

Arthur se siente siempre solo entre la multitud y busca conectar con alguien. Pero Arthur usa dos máscaras. Una le sirve para su trabajo diario como payaso. La otra no se la puede quitar nunca; es la apariencia que proyecta en un intento inútil de sentir que forma parte del mundo que lo rodea.

Una buena película sobre un psicópata

Crítica de JokerPues sí, mi primera suposición ha resultado cierta: es una buena película sobre el nacimiento (el resurgir, más bien) de un psicópata: nos cuenta cómo Arthur Fleck (Joaquin Phoenix) lleva una vida miserable desde que era pequeño (“No he sido feliz ni un solo minuto de mi vida” llega a decir), y cómo las circunstancias le empujan no a convertirse en un asesino psicópata, si no a estallar y “dejar salir” su enfermedad mental. Trastorno que no dejan claro si es heredada de su madre o es debida a hechos ocurridos en su niñez.

Como digo, es una buena película, pero sin extremismos, no es la octava maravilla del cine que algunos han querido ver. Está muy de moda ensalzar el cine que podríamos clasificar como “friki serio”, ese cine que trata de los temas que a nosotros siempre nos han gustado pero con una capa de seriedad, y eso es lo que, en mi opinión, ha ocurrido con muchas críticas de esta película: tiene cosas muy buenas, como veremos a continuación, pero no hará en absoluto historia del cine (ni falta que le hace).

Lo mejor de este Joker es, sin duda, Joaquin Phoenix. Su actuación es, simplemente, magistral, merecedora de un Oscar. Es un trabajo muy contenido, aunque a veces no lo parezca, y es en su mayor parte una actuación física, tanto que me atrevo a decir que Joker podría haber sido una película muda gracias a los gestos, las caras y los movimientos de un impagable Phoenix.

Crítica de Joker

Este gran actor (del que no podéis dejar de ver sus trabajos en Gladiator o Her por ejemplo), realiza un magnífico trabajo mostrándonos cómo la máscara de civilización, de cordura, se le va cayendo poco a poco, dejando ver su verdadera personalidad, la del psicópata (sí, otra vez ese adjetivo) que lucha por salir a la superficie y que siempre ha estado ahí.

El Joker de Phoenix es ese típico payaso triste que hemos visto miles de veces, pero influenciado por su pasado y su herencia genética. Desde el primer momento de la película vemos que su risa no es tal, es una mueca de amargura, de dolor, algo que pretende controlar pero que, como ya sabemos, no podrá conseguir, y que cada carcajada no es sino una muestra de su dolor, de su tristeza. Cuando ríe, Joker realmente está llorando.

Crítica de Joker

Es un hombre triste y dañado que sólo busca ser feliz, que no se quiere sentir tan mal y que es consciente de que “es muy complicado ser estar feliz todo el tiempo”. Un pobre hombre cuyos pocos momentos de felicidad son meras ilusiones, espejismos. Es un payaso roto ya desde el principio, pero se niega a admitirlo, y eso Joaquin Phoenix nos lo muestra como muy pocos actores saben.

Además del protagonista, cabe destacar la labor de Todd Phillips en su doble faceta de director y de guionista (junto a Scott Silver). Aunque este director no tiene ninguna película que merezcla la pena destacar, esta obra destaca claramente en su filmografía.

Joker tiene una cadencia lenta, sosegada, muy a conciencia porque este ritmo tiene un claro motivo, aumentar la tensión en el espectador. Esta tensión se ve alimentada (como ocurriera en el primer Dark Knight de Miller) por el ambiente: ola de calor, huelga de basura que refleja la podredumbre de la civilización actual cada vez mas llena de basura, los planos en picado y los contraplanos, aplastantes y agobiantes, como los planos amplios de la ciudad, con esos edificios que te aplastan y te asfixian, la música, la iluminación… Excepto cuando el asesino intenta salir a la luz, sobre todo en dos momentos de los que solo puedo nombrar uno sin hacer spoiler: cuando le despiden, abre la puerta a la calle (en otro agobiante contrapicado) y la luz inunda la penumbra de la estancia.

Crítica de Joker

Con tres claras partes muy bien diferenciadas que nos marcan la evolución del protagonista, Joker es una película bien rodada y, sobre todo, muy bien protagonizada. Es una interesante visión de un asesino. Ni más ni menos, donde se nos muestra un origen de asesino bastante típico: malas influencias y vejaciones desde niño, mala suerte en la vida, desprecio por su ídolo, sospecha de enfermedad mental…

Este no es (mi) Joker

Segundo acierto por mi parte. Si bien es cierto que el personaje del Joker ha sufrido miles de cambios en estos 81 años de existencia, también es cierto que existe una esencia que permanece en todos ellos. Y aquí no está.

Crítica de Joker

Sí, se pinta la cara de payaso y se tiñe el pelo de verde. Sí, la historia se sitúa en Gotham y aparecen tangencialmente personajes de la mitología de Batman, pero todo esto no son más que trucos para “conectar” esta obra al Universo DC. Trucos algo burdos como el hecho de personalizar todo el malestar de la ciudad y de la sociedad en una sola persona, uno de los candidatos a alcalde de Gotham, un guiño pero truco al fin y al cabo.

Y en cuanto a la “revolución social” que protagoniza este Joker y que muchos críticos (que no han leído a Batman en su vida) han elogiado, todos nosotros sabemos que el antagonista de Batman no busca eso, nunca lo ha buscado. Tampoco es que sea un “agente del caos” como predicaba el Joker de Heath Ledger (y que en esa misma película nos demostraba que era otra de sus mentiras).

No es Joker. El Arthur Fleck interpretado por Joaquin Phoenix es un personaje muy atractivo, bien escrito y mejor interpretado, pero que podría ser simplemente un asesino sin más, que aquí toma el aspecto de un payaso como podría tomar cualquier otro. En esta película, el Joker es, más que nunca, un disfraz para una película sobre un psicópata digamos “civil” que, en realidad, nada tiene que ver con el mundo de batman.

Crítica de Joker

En resumen, Joker es una película destacable, con muchos aspectos positivos, muy interesante y que podría haber dado lugar a una saga sobre este (nuevo) personaje como ocurriera con Hannibal Lecter. Disfrutaréis de buen cine pero, eso sí, no esperéis ver a Joker más allá de su maquillaje.

Crítica de Joker

Arthur se siente siempre solo entre la multitud y busca conectar con alguien. Pero mientras camina por las tranquilas calles de Gotham City y recorre las vías de ferrocarril grafiteadas de una ciudad hostil donde reina la división y la insatisfacción, Arthur usa dos máscaras. Una le sirve para su trabajo diario como payaso. La otra no se la puede quitar nunca; es la apariencia que proyecta en un intento inútil de sentir que forma parte del mundo que lo rodea, y no ese hombre incomprendido a quien la vida golpea sin descanso. Arthur no tiene padre y su madre es una mujer frágil que es, sin lugar a duda, su mejor amiga. Le puso de apodo Happy, un nombre que ha pintado en la cara de Arthur una sonrisa que oculta un dolor infinito. Pero cuando los adolescentes lo intimidan en las calles, se burlan de su ropa en el metro, o cuando otros payasos se ríen de él en el trabajo, este ser asocial y estrafalario se siente aún más alejado de todos los que le rodean.

Joaquin Phoenix protagoniza esta película junto a Robert De Niro, Zazie Beetz, Frances Conroy, Brett Cullen, Glenn Fleshler, Bill Camp y Leigh Gill.

Joker está dirigida por Todd Phillips (“Borat”, trilogía de “Resacón”) dirige un guión que ha coescrito con el guionista Scott Silver, basado en personajes de DC.

Joker se estrena en España el 4 de octubre de 2019.

Reseña
Interesante
Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

13 Comentarios

  1. Muy buena la critica. Solo una mención, Joker aclará toda la pelicula, cuando le preguntan, que el no forma parte de “la revolución” o lo que sea que esta pasando en las calles (que el mismo genera, pero de manera casi fortuita). Es decir, el no busca busca la revolución, no la protagoniza ni la organiza, se da sola, a raíz de lo que el hace. No quiere ser lider de nada. Tampoco dice que sea un agente del caos, como decia Ledger.

    Saludos!

    • Exacto. Los que han dicho que Joker busca la revolución han sido algunos críticos, pero la película lo deja bien claro. Lo de agente del caos lo he puesto como ejemplo de las varias caras del personaje y cómo juega con sus interlocutores.
      Muchas gracias por el comentario

  2. “Isti ni is (mi) Jikir”

    La verdad, estoy hasta la poIla de escuchar que si “este no es el *personaje que sea* de verdad“, como si en el mundo de los cómics de súper héroes no tuvieran todos mil orígenes, mil millones de cómics que se contradicen entre ellos y ochocientos trillones de cómics con historias diferentes.

    Prefiero mil veces esto, una versión diferente y original que funciona como película en solitario que la enésima revisión de la historia que todos sabemos.

    PD: Imagino que no habrás leído ningún cómic del Joker más allá de los de la época de Kane y Finger, porque “lis Jikis de dispiis ni sin il Jikir di virdid”.

    • ¡Cachis en la mar, Dibujante! siento que te lo hayas tomado así. Y me parece genial que tengas otra opinión. En cuanto a tu postData (aunque no haya fecha en tu escrito), efectivamente he leído muuuuchos más cómics de Batman después de los de Kane y Finger. De hecho el Batman primigenio no es en absoluto como lo conocemos ahora… ni el propio Batman, claro. Pero es que eran otros tiempos.
      Gracias por tu comentario.

  3. Fernando perdona por molestar 🙂 pero has dicho que el Joer de los comics no es ni el de Fenix ni el de Ledger pero se te ha olvidado decir como es segun tu el Joker de los Comics 😉 Yo he leido muchos Comics con varios perfiles del Joker y creo que lo importante no es el origen o su ideologia sino el Arquetipo que representa como Nemesis de Batman asi que… ¿Como es para ti el Joker de los comics? ¿A partir de que comic empiezas? ¿Detective Comics? ¿Killing Joke?

    No es un ataque es una pegunta 😉 Un saludo 🙂

    P.D.: Dile a Jairo que llame a Arturo para el Podcast 😉

    • ¡Dar tu opinión no es molestar en absoluto! Yo, como decía en un comentario anterior, he leído mucho de Batman (es mi segundo personaje favorito tras Spidey) pero no tengo un Joker (o un Batman, ya que estamos) único, si no más bien un conjunto. El Joker que nos gusta a muchos no es el de los primeros años (muy absurdo para estos tiempos), pero tampoco lo es el de Jared Leto. No puedo decir uno porque en tantos años todos tienen algo bueno o algo malo (recordemos el Joker embajador de irán de Jim Starlin, ¡ay!).
      Yo no me niego a versiones diferentes de los personajes, siempre que mantengan la esencia que les ha hecho tan importantes en la vida editorial. Ahora, la respuesta a qué es la esencia de Joker (o de Batman, o de Spidey, o de…) es larga de debatir y, como ha ocurrido en el seno interno de La Casa de EL, no todos están de acuerdo conmigo, lo cual es bueno y enriquecedor.
      Como dices en tu respuesta, no es cuestión del origen (aunque eso le quite misterio y atractivo como ocurrió con Wolverine), sino de que es un arquetipo, la némesis de Batman, y en esta película no veo a esa némesis (ni a su embrión, claro). Por eso siempre intento diferenciar bien la calidad de una película, un cómic, una novela, una serie, etc. y su faceta como versión, como adaptación.
      Como digo, sería largo (e interesante) de debatir. Y te agradezco mucho tu opinión y tu pregunta 🙂

      • No respondiste en nada la pregunta, sólo le diste rodeos al asunto. ¿Ves?, tú tampoco tienes claro como es el personaje en su esencia misma, por eso tú afirmación de que la versión del Joker de Joaquin Phoenix no se ajusta a la esencia misma del personaje hace aguas por todo lado, te hallaría la razón sí habláramos de la versión de Leto, y aun así seria debatible, ya que aunque sea una versión chocante igual mantiene algunos aspectos básicos del personaje. Pero entrados en el 3er acto de la película en cuestión, hay muchas cosas en la actuación de Phoenix que recuerdan en esencia al Joker, porque al contrario de lo que tú dices, veo más al Joker en su actuación que en su maquillaje.

  4. Increíble la interpretación en Joaquín !! Genio, Reír y transmitir llanto. Excelente película, salvo para aquellos que querían q fuera el mismo joker de las bromas de flores con ácido, pistolas de juguete y el gas de la risa… q claramente no encajaban aquí. Es arte en el mundo de los cómics entre tanta pantalla verde de fondo.

  5. En un Joker espectacular. Soy lector de comics cuarentón y es una visión para mayores del personaje. Es un tipo de cine de superhéroes que a mí personalmente me encanta. No todo tiene que ser luz y bromas. Phoenix está espectacular.
    Cómo aficionado a los cómics de Batman , mi crítica va curiosamente por otro lado. Encajar l nacimiento de ambos creo que ha sido un error. No había ninguna necesidad así como evolucionaba la peli.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.