Crítica de Zombieland: mata y remata

Crítica de Zombieland: mata y remata

Diez años después de que nos llevaran de viaje al divertido Zombieland, y sin que lo esperara ya nadie, se ha vuelto a juntar el equipo técnico y artístico y nos traen un billete de ida para este parque de atracciones que es Zombieland: mata y remata.

Como muchos de vosotros ya sabréis, el título hace referencia a la segunda de las reglas de supervivencia en Zombieland creadas por Columbus y que conocimos en aquel lejano 2009. Y el mismo título es una declaración de intenciones: si en Zombieland tuvimos humor, comedia de zombis y sangre, en esta secuela tenemos todo eso multiplicado por dos.

Sinopsis: Diez años después los cuatro cazadores deben luchar contra nuevos tipos de zombis que han evolucionado desde la primera película, así como nuevos supervivientes humanos. Pero por encima de todo, se tendrán que enfrentar a los problemas de su alocada e improvisada familia.

Esta película no engaña a nadie: si te gustó la primera, ésta también te gustará. Es cierto que no tenemos la grata, para muchos, sorpresa de la primera entrega al entrar en un mundo totalmente desconocido, pero en cambio esta película nos regala más chistes, algo más de situaciones políticamente incorrectas y más personajes, en ambos bandos.

Porque, sin duda, lo mejor de Zombieland (2009) fueron sus personajes y la química que había entre ellos. Ahora, 10 años después, volvemos a encontrarnos a Columbus, Tallahassee, Wichita y Little Rock como si fueran unos viejos (y alocados) amigos con los que siempre lo pasamos bien. Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Emma Stone y Abigail Breslinse lo han pasado muy bien rodando esta película, y eso se nota en la pantalla, pero ahora más gente se ha unido a la fiesta.

Porque han pasado 10 años, tanto para nosotros como para ellos, y eso significa que llevan 10 años conviviendo, con lo que han comenzado a caer en la rutina y, para evitarlo, los guionistas Rheet Reese & Paul Wernick y Dave Callaham han añadido más personajes.

En esta nueva entrega llegan a Zombieland varios personajes nuevos. En el lado de los zombis tenemos nuevas clases de muertos vivientes porque éstos han evolucionado en estos diez años. Algunos de éstos son realmente interesantes, pero no están bien aprovechados en absoluto, algo en lo que coinciden con los nuevos personajes vivos.

Crítica de Zombieland: mata y remata

A la disfuncional familia de protagonistas se une, primero Zoey Deutch que interpreta a la divertida Madison, quien dará algunos de los mejores momentos de la película. También encontramos un trío formado por la espléndida Rosario Dawson, Luke Wilson y Thomas Middleditch, quienes dan un soplo de aire fresco a la trama, aunque como digo están muy poco aprovechados: si bien el chiste de Wilson y Middleditch (Alburquerque y Flagstaff respectivamente) podría haber perdido gracia al alargarlo demasiado, el personaje de Dawson (Nevada) se merecía mucho más desarrollo.

Crítica de Zombieland: mata y remata

Pero no todo es perfecto en Zombieland: mata y remata, y es que su mayor virtud es, a la vez, su mayor problema: es una secuela.

Por un lado esto es bueno porque sabemos lo que debemos esperar: gustará a los que ya saben dónde se meten, encontrando el mismo tipo de humor. Por otro lado es una secuela demasiado tardía, ya que diez años son demasiados para volver a revisitar esta comedia

¿El motivo? Pues según los responsables, porque estaban esperando a poder juntarse todos para realizarla. El director, Ruben Fleischer, ha estado ocupado dirigiendo Venom con un cierto éxito. Los guionistas han estado más ocupados aun escribiendo las películas de Deadpool. Y, mientras, los actores hacían lo propio, algunos siendo nominados al Oscar y otros incluso ganándolo, como Emma Stone, sin olvidar que ha interpretado a la mejor Gwen Stacy que hemos podido ver hasta ahora en pantalla.

Crítica de Zombieland: mata y remata

¿Y en medio? Pues tenemos cómo esta “familia” encuentra lo que parece un hogar, muy blanco por cierto. Luego una genial peregrinación a Graceland con la que hicieron soltar una lagrimita a este viejo fan de Elvis (The King lives)

Zombieland: mata y remata es una película muy fácil de ver, pero le falta una chispa de genialidad que pueda suplir el efecto sorpresa que tuvimos con la primera. Es divertida, entretenida, y lo pasamos genial viéndola, pero tiene un bajón de ritmo en el último tercio que deja con un sabor agridulce, porque el viaje iba relativamente bien, pero termina de una manera que, a pesar de los “fuegos artificiales” finales, no está a la altura de todo lo que hemos visto.

Crítica de Zombieland: mata y remata

En resumen, Zombieland: Mata y Remata repite el mismo esquema de la primera, sin resultar repetitiva y consiguiendo que disfrutemos casi como entonces. No esperéis nada nuevo (no es lo que buscan), pero no habría estado mal que hubieran arriesgado un poquito más.

Y, por cierto, tenemos dos escenas finales: una intercréditos, y otra post créditos, mucho más breve.

Crítica de Zombieland: mata y remata

Diez años después de que Zombieland se convirtiera en un gran éxito y un clásico de culto, el reparto principal (Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Abigail Breslin y Emma Stone) se vuelve a unir al director Ruben Fleischer (Venom) y los guionistas originales Rhett Reese y Paul Wernick (Deadpool) para Zombieland: Mata y remata. En la secuela, escrita por Rhett Reese, Paul Wernick y Dave Callaham, a través de un divertido y loco caos que va desde la Casa Blanca al corazón del país, estos cuatro cazadores deben luchar contra nuevos tipos de zombis que han evolucionado desde la primera película, así como nuevos supervivientes humanos. Pero por encima de todo, se tendrán que enfrentar a los problemas de su alocada e improvisada familia.

La película se estrena el 18 de octubre de 2019.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.