Reseña de ‘Mr. Milagro’, de Tom King y Mitch Gerads

Portada de tomo publicado por ECC

Pues hoy se me presenta todo un reto. Es complicado escribir una reseña alrededor de una obra sobra la que se han escrito ríos de tinta, que ha sido galardonada con los más prestigiosos galardones y que ha estado en boca de todos durante meses. ‘Mr. Milagro’ vuelve a las librerías, en esta ocasión bajo la apariencia de un vistoso tomo integral. Una edición que, tras los aplausos recibidos, esta serie pedía a gritos. Así que la ocasión la pintan calva para que, por fin, pueda explayarme alrededor de mi experiencia lectora con el intrépido escapista de DC.

¿Y qué puedo decir que no se haya dicho ya? Pues a lo mejor empiezo muy fuerte, pero leo el primer número. Sin duda, hay un trabajo visual muy interesante, arriesgado y lleno de intenciones por parte de Mitch Gerds, artista que está viviendo momentos muy dulces, a pesar de su peculiar forma de entender el medio. En cuanto a lo que me quieren contar…

Tom King es un guionista estrella. De esos que ahora se rifan en las cabeceras más populares del mundillo. ‘Mr. Milagro’ de esas obras que le han puesto en el ojo del huracán. Y en esos primeros compases, no puedo evitar un alzamiento de ceja poco prometedor.

Caos, ideas lanzadas sin mucho sentido, presentadas con premeditada confusión. Aires psicodélicos amplificados por la apuesta visual de Gerads, que por lo menos hace atractivo el desconcertante paseo por ninguna parte. Por fin ha sucedido, me digo a mí mismo. King se ha endiosado, y cree que nos puede colar cualquier basura pretenciosa sin consecuencias. A ver quién es el guapo que se atreve a señalar que el rey está desnudo, debe pensar, y el aplauso, aunque la obra resulte un galimatías excesivo, recibirá los aplausos de una crítica y público deseosos de obras que revolucionen el medio.

Eso fue con el primer número. Luego vinieron todos los demás. Y me comí sin guarnición cada uno de esos pensamientos iracundos de la primera toma de contacto con ‘Mr. Milagro’. El cómic de King y Gerads resultó, en cada paso del fenomenal camino, toda una experiencia, pura vanguardia que conserva respeto reverencial por los clásicos, y que eleva el género de superhéroes a nuevas cotas de intención y ejecución sobre la viñeta. En todos los aspectos, la aventura intimista y casi onírica de Scott Free es un canto de amor por los tipos en pijama que se parten la cara para salvar el mundo, al mismo tiempo que sirve de laboratorio de experimentación narrativa a dos autores libres, valientes y enormemente amables con los personajes y, sobre todo, con los lectores.

El trágico comienzo de Mr. Milagro

En sus cómics, King reescribe el concepto de realismo en el género superheroico. Otros piensan que consiste en la oscura mirada al abismo de manera continuada, sin matices, como si el mundo fuese un negro estercolero de miserias. King apuesta por lo luminoso y cotidiano, incluso por lo prosaico, mientras maneja toneladas de épica en segundo plano. Muestra un mundo lleno de matices de gris, de alegrías y encontronazos con el muro del día a día, de pequeñas cosas casi imperceptibles en un cosmos de nuevos dioses en guerra eterna. En ‘Mr. Milagro’ encontramos algunos de los temas ya recurrentes en la obra del reconocido guionistas: la familia, el compromiso, la responsabilidad y la identidad, la búsqueda del auténtico héroe que se diluye en las dudas del protagonista, como ya vimos en otra genialidad como ‘La Visión’ (que reseñamos aquí y aquí).

En esta ocasión, King plantea un juego de espejos entre todas las facetas de Scott Free: maestro del escapismo, dios, hijo de Highfather pero criado sin piedad por Darkseid, esposo, guerrero y líder, pero sobre todo, humano. Humano en el sentido de ser con aristas, con miedos, con los que el guionista plantea un curioso viaje de renacimiento a partir de los síntomas evidentes de una depresión. Los héroes de King son capaces de todas las proezas propias de su condición, pero también son capaces de caer por cosas tan mundanas como el vacío existencial. Es impresionante el control de este magnífico escritor de todos los elementos de la narración. Los estupendos diálogos se incrustan de manera orgánica en las situaciones más contradictorias, y es que nuestro protagonistas pueden hablar de cambiar la disposición del salón mientras se parten la cara con una horda de parademonios.

Le épica de las batallas entre seres míticos se contrapone a cambiar pañales, y el destino del universo es tan apabullante como la celebración de una fiesta de cumpleaños. Sin perder el norte, King escapa de toda pretenciosidad a base de conceptos muy sencillos, pero tratados con enorme sensibilidad, haciendo gala de exquisita habilidad para escoger el ritmo de su relato. Podría quedar en ruidosa extravagancia, pero ‘Mr. Milagro’ pasa por ser el relato muy humano de la normalidad cotidiana en medio de la imposibilidad del conflicto cósmico.

Darkseid es.

Para mayor empaque de este círculo alrededor de Scott Free y su truco de escape definitivo, Tenemos un plantel de secundarios deliciosos, escritos con el mimo que envuelve cada detalle de la obra en conjunto, y que engrandecen la inabarcable mitología creada por Kirby casi por accidente, y que se convirtió en uno de los pilares fundamentales del universo DC.

No dudéis por un segundo que King mira a ese pasado glorioso con devoción de fan. Se respira el amor por el cuarto mundo, y con ingenio y sentido del humor, da una vuelta de tuerca a los poderosos conceptos ideados por El Rey. Además, incluímos decenas de referencias, desde el pomposo lenguaje de los cómics de la edad de oro y plata, a las nociones de metacómic que harán las delicias de los lectores veteranos y tenemos una obra de lectura sencilla, pero adornado con una complejidad al alcance muy pocos escritores para evitar caer en el exceso pedante.

Y luego está el trabajo de Gerads. Obsesivo en el planteamiento de página, excéntrico en una narrativa tan ágil como desconcertante, valiente para romper sus propias reglas y el orden aparentemente inamovible de sus viñetas, que se rompen, se doblan, se diluyen, en un experimento que roza la experiencia psicodélica. Pocas cosas tan libres y hermosas vais a ver en un cómic como el increíble trabajo de Gerads, que para mí ya está a la altura de leyendas como el casi perturbado orden inquebrantable de las páginas del Watchmen de Dave Gibbons. Toda una lección de recursos, ideas y trazo repleto de personalidad propia.

‘Mr.Milagro’ es un cómic de superhéroes. Y es adulto, elegante, vanguardista, inteligente, y sifisticad. Y todo eso sin necesidad de gritar a los cuatro vientos lo especial y diferente que es. Porque es una obra perpetrada por dos tipos que aman los cómics de superhéroes. Se nota, por el mimo y cariño, y porque no reniegan de la esencia del colorista heroísmo del género. Una auténtica maravilla, que ya es un clásico.

‘Mr. Milagro’ recoge en un único tomo la serie limitada de 12 números que ya vimos publicada en grapa por el mismo sello, ECC. En este elegante volumen se han incluido las impresionantes portadas de Nick Derington, así como bocetos que muestran parte del proceso creativo. También podremos encontrar el guión escrito por King para el primer número de la serie. Un lujo de 344 páginas que podrás encontrar en tu librería favorita al precio recomendado de 35 euros.

No hay prisión que pueda detenerle ni trampa de la que no pueda escapar. Él es Scott Free, la celebridad mundial conocida como Mr. Milagro, y es el mejor escapista del mundo.

Pero ¿podrá llevar a cabo el truco definitivo y escapar de la muerte?

Algo ha salido terriblemente mal con la perfecta vida que Scott y su esposa Big Barda habían construido para ellos en la Tierra. Mientras la guerra devasta sus mundos natales de Apokolips y Nueva Génesis, Darkseid, el cruel padre adoptivo de Scott, parece haber encontrado por fin la Ecuación de la Antivida, el arma que le dará la victoria total.

Mientras las montañas de cadáveres en ambos bandos no dejan de crecer, solo Mr. Milagro puede detener la matanza y restaurar la paz. Pero el terrible poder de la Ecuación de la Antivida podría estar ya interfiriendo en su mente, distorsionando su realidad y rompiendo la frágil felicidad
que ha encontrado en la mujer que ama.

¿Es la muerte la trampa que le ha estado esperando todo este tiempo? ¿O es la vida misma? ¿Y qué precio tendrá que pagar Scott Free para conocer la respuesta?

Los ganadores del premio Eisner Tom King (Batman) y Mitch Gerads (El sheriff de Babilonia) presentan una nueva y atrevida visión de una de las mejores creaciones de Jack Kirby en Mr. Milagro: ¡impactante, profundo y sumamente original, este clásico moderno de los cómics hará que te cuestiones todo lo que creías saber sobre los superhéroes! Recopila los 12 números de la serie. Este volumen incluye una nueva portada exclusiva y una introducción de Mitch Gerads y Tom King, ¡así como el guion original completo de King para el primer número de Mr. Milagro!

Ver en Whakoom

Reseña
Guión
Dibujo
Edición
Sobre todo, lector. Sueño en viñetas.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.