El Videoclub: Hong Kong 3 Supermen: Desafío al Kung Fu

3FANTASTICSUPERMENResulta evidente que cualquier seguidor habitual de esta web debe tener algo más que una mínima noción sobre el mundo de los cómics. Por tanto, al oír el nombre de Superman, le vendrá a la cabeza un poderoso ser, que proviene del planeta Krypton, viste de azul, rojo y amarillo, vive en Metrópolis y trabaja como reportero en el Daily Planet, junto a compañeros como Lois Lane o Jimmy Olsen, bajo las órdenes de Perry White. No obstante, no debemos olvidar que la traducción literal de su nombre de héroe es “Superhombre“, que, si nos fijamos bien, es una cualidad que se le puede atribuir a todos los defensores del bien masculinos que cumplen su tarea embutidos en mallas ajustadas, tal y como se comprueba en los cómics y las películas del género. Un claro ejemplo de lo citado anteriormente lo tenemos en el filme Hong Kong 3 Supermen: Desafío al Kung Fu, que es, precisamente, el tema de análisis de este artículo.

Aunque la película está producida por la compañía de Hong Kong llamada Shaw Brothers, y se considera la más inusual de todas aquellas en las que ha trabajado, se encuentra bajo la dirección del italiano Britto Albertini. Hong Kong 3 Supermen: Desafío al Kung Fu cuenta con poco más de hora y  media de duración, vio la luz en 1973 y está protagonizada por Robert Malcolm (como el capitán Wallace), Antonio Cantafora (en el papel de Max), Sal Borgese(que interpreta a Jerry), Lo Lieh (que encarna al Maestro Tang), Shih Szu (que da vida a una chica misteriosa), Tung Lin (que se mete en la piel de Chen-Loh), Jacques Dufilho (que hace del cónsul americano), Isabella Biagini (que se convierte en la mujer del cónsul) y Alberto Farnese (como el coronel Roger).

Todo comienza cuando al capitán Wallace le es encomendada la misión de rescatar a unos rehenes que se encuentran en manos de mafiosos narcotraficantes del suedeste asiático, tarea que él piensa que no puede llevar a cabo solo. Por dicho motivo, decide pedir ayuda a sus viejos amigos Max y Jerry, que le ponen sus propias condiciones para participar en el rescate. Un maestro de artes marciales llamado Tang y una misteriosa joven también acaban por unirse al equipo. Para llevar a cabo la misión, Wallace y sus compañeros, además de haber sido instruidos en artes marciales por el sensei que los acompaña, van equipados con un trajes especiales, los cuales les hace inmunes a cualquier ataque físico al que se vean sometidos.

Nadie se debe llevar a engaños por la imagen que corona el artículo ni por el título del filme, ya que, como casi toda película con tintes asiáticos que se precie de serlo, este es un filme de artes marciales. Y es que los trajes que visten los protagonistas (que son cinco, aunque en el título solo se mencione a tres) no les conceden ningún otro poder más que el ya mencionado de la invulnerabilidad.

Hong kong 3 SupermenNo obstante, es igualmente cierto que con solo echar un vistazo a la imagen promocional de Hong Kong 3 Supermen: Desafío al Kung Fu, la cual se puedes ver reproducida a la izquierda de este párrafo, queda demostrado que pasaría fácilmente por portada de un cómic los suficientemente bizarra como para prestarle un mínimo de atención.

Siendo honestos, hay que reconocer que, aunque Hong Kong 3 Supermen: Desafío al Kung Fu no cuenta con el despliegue de efectos especiales que solemos encontrarnos en los filmes protagonizados por superhéroes, lo cual es bastante lógico teniendo en cuenta que se trata de una película de los años setenta, este aspecto se suple con las asombrosas coreografías de lucha que podemos ver a lo largo de la trama. Esto no debe extrañarnos si tenemos en cuenta que expertos del calibre de Jackie Chan, Mars, Yuen Bun y Tony Leung han colaborado en las escenas correspondientes.

3 fantastic supermenComo anécdota, cabe destacar que Hong Kong 3 Supermen: Desafío al Kung Fu fue emitida en abril del 2016, como parte de un cineclub zaragozano llamado Terraza El Corazón Verde, compuesto por ciclos de películas de Sherlok Holmes, un surtido de filmes de terror y cuatro largometrajes considerados como “Superbirrias“, entre los que se encuentra la película que analiza este artículo, a la cual situaba la altura de otros títulos emitidos: La mujer murciélago (1968), Mazinger Z, el robot de las estrellas (1977) y Supersonic Man (1979).

Por supuesto, Hong Kong 3 Supermen: Desafío al Kung Fu no es una película que vaya a tener la oportunidad de destacar ni en el género de los superhéroes ni en el de las artes marciales, pero hay que reconocer que se trata de una rareza digna de merecer una oportunidad que, como mínimo, te hará pasar un rato entretenido y puede que consiga que esboces alguna sonrisa, ya que toda la trama está salpicada de simpáticos toques de humor.