martes, octubre 19, 2021

Tres ocasiones en las que el Coyote atrapó al Correcaminos

/

Tres ocasiones en las que el Coyote atrapó al Correcaminos

Coyote y Correcaminos 1En 1949, el animador Chuck Jones creó la serie de dibujos El Coyote y el Correcaminos, cuya pareja protagonista forma parte de la galería de personajes de la Warner Bros que cohabitan en el universo de los Looney Tunes, el cual se encuentra capitaneado por el conejo Bugs Bunny y el pato Lucas. En dicho show de animación, se nos narraban los desafortunados intentos de un coyote por cazar a un correcaminos, con la intención de comérselo, un argumento que no habría dado para mucho en el mundo real, donde el depredador es más rápido que la presa, pero que supuso todo un éxito de animación. A pesar de contar con una premisa tan sencilla, Chuck Jones dejó escritas una reglas que debían cumplir todos los guionistas y dibujantes que trabajaran con estos personajes, las cuales puedes leer a continuación:

-El Correcaminos solo puede dañar al Coyote con su particular “Bip-Bip” (cabe destacar que esta norma fue violada en dos ocasiones, en las que el depredador era atropellado por vehículos conducidos por la presa).

-Lo único que puede dañar al Coyote es su propia ineptitud o el fallo de los productos de la marca Acme.

-El Coyote no es un fanático y puede dejar de perseguir al Correcaminos cuando quiera.

-No hay diálogos. Con la excepción del sonido del Correcaminos y las escasas ocasiones en las que el Coyote le habla a la audiencia, el resto de conversaciones se hacen por medio de carteles.

-Para hacer honor a su nombre, el Correcaminos siempre debe estar en un camino (aunque esta regla también fue violada en alguna ocasión).

-La acción siempre debe tener lugar en el desierto (otra norma que se rompió en una ocasión en la que la persecución sucedió en el cielo).

-Todos los artilugios usados por el Coyote deben ser de ACME (aunque, en una ocasión, el depredador probó otra marca, para ver si le daba mejores resultados).

-El mayor enemigo del Coyote debe ser la gravedad.

-Los fallos darán al Coyote más humillación que daños.

-La audiencia debía sentir mayor simpatía por el Coyote que por el Correcaminos.

-El Coyote nunca debe atrapar al Correcaminos.

Si, como acabamos de ver, algunas de las normas de la serie fueron quebrantadas (de hecho, uno de sus guionistas, llamado Michael Maltese, declaró años después que él no había oído nada con respecto a unas normas y tuvo total libertad creativa), es normal que también ocurriera lo mismo con la última, sobre todo si tenemos en cuenta que la mayor parte del público deseaba que el Coyote se cobrase su presa de una vez por todas.  Además, hay que tener en cuenta que la producción original de Chuck Jones había llegado a su fin en 1963, fecha en la que la Warner Bros cerró su estudio de animación. Por tanto, si continuas leyendo el artículo, descubrirás las tres ocasiones en las que el Coyote vio cumplido su sueño.

Caso 1

Pequeño coyote

En 1980, vio la luz un episodio en el que, en el transcurso de la persecución, el Coyote y el Correcaminos entraban y salían por un tubo que les hacía variar su altura. Al final, la presa recobraba su talla natural, mientras que el depredador se quedaba en tamaño reducido. Por fin, el Coyote lograba agarrarse a las patas del Correcaminos, pero estaba claro que, debido a la diferencia de altura, no se trataba de una situación idónea, por lo que se volvía hacia la audiencia con un cartel que decía: “Okay, chicos sabios, siempre quisieron que lo atrapara. Ahora, ¿qué hago?”.

Caso 2

coyote atrapa correcaminos

Aunque hay una leyenda que cuenta que un millonario fanático de la serie pagó a la Warner Bros para que emitieran un capítulo en el que el Coyote atrapase al Correcaminos, eso es totalmente falso. Es cierto que  existe en un episodio en el que el depredador consigue engañar a su presa, para después agarrarla, aplastarla y conectarla a unos cartuchos de dinamita, lo que acaba con el veloz animal convertido en ave asada. No obstante, en realidad, se trataba de un capítulo viejo al que unos animadores, que nada tenían que ver con la Warner Bros, habían modificado el final, para regocijo de muchos seguidores del Coyote.

Caso 3

Coyote mata correcaminos

Aunque, tal y como se advierte en la imagen que podemos ver sobre estas líneas, no se trata de un episodio oficial, ya que pertenece a la serie Padre de familia, aquí podemos comprobar cómo el Coyote logra aplastar al Correcaminos con una roca para, a continuación, comérselo. Sin embargo, haciendo uso del humor ácido que caracteriza a dicha serie, el capítulo nos explica que, después de aquello, el depredador entró en una profunda depresión, ya que su vida ya no tenía ningún sentido. De no ser por la intervención divina, el Coyote habría terminado suicidándose.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,124SeguidoresSeguir
2,720SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial