Reseña de Marvel Comics #1000

Aunque en las páginas de los cómics parezca que no los superhéroes se hacen mayores, y es que cuando las editoriales empezaron a publicar sus primeras colecciones a principios del siglo pasado seguramente no se esperaban llegar tan lejos. Este año han coincidido dos aniversarios de las dos grandes editoriales del mundo del comic, los ochenta años de Batman y el ochenta aniversario de Marvel. Esto se ha materializado en dos números especiales: el Detective Comics #1000 y el Marvel Comics #1000, con un despliegue de artistas sin precedentes para conmemorar estas dos fechas tan señaladas. Precisamente esta semana ha llegado a los quioscos el número especial de Marvel, que con 80 equipos creativos conmemora la trayectoria de la editorial de 1939 hasta este año 2019.

La singularidad de este número especial es que cada equipo creativo se ocupa de una página, que se centra en un año desde la publicación del Marvel Comics #1 hasta la actualidad. Lo que podría ser una lacra para este número hace que sea uno de sus puntos fuertes ya que convierte a este cómic en un auténtico despliegue visual de artistas con muchos contrastes, pero con un objetivo común: crear una historia coral sobre los momentos clave de la editorial. Los implicados van desde los talentos actuales de la editorial como Donny Cates o Chip Zdarsky con grandes maestros conocidos como Alex Ross, George Pérez o Rob Liefeld (más por conocido que por maestro).

 

Pese a esto, hay un guionista principal que ha orquestado en varias páginas el argumento central del cómic, y este trabajo recae en Al Ewing. El británico en sus aportaciones estructura una historia alrededor de un objeto que existe en el universo Marvel desde su creación. Una misteriosa máscara que será un objeto clave de cara al Marvel Comics #1001 y los acontecimientos que prepara la editorial para el año que viene. El encargado de buscar este artefacto de poder no es otro que Jimmy Woo, uno de los personajes más longevos de la editorial y que tendrá un papel clave en las historias centradas en el artefacto.

Con tan poco espacio para desarrollar una historia la mayoría de los guionistas han optado por la reflexión más que por la acción. Y luego está Alex Ross, que parece que se dejó todo el dinamismo en la portada ya que su página pese a ser un trabajo excelente como siempre, es de las más estáticas del cómic. También hay muchos que han optado por el humor, como la aparición de Deadpool por Gail Simone y David Baldeón, la simpática versión de Little Nemo in Slumberland llevada a cabo por Jonathan, Everett y Desmond Lethem con Paul Hornschemeier a los lápices o la aparición del eterno secundario Rick Jones de la mano de Peter David y Adam Kubert.

Al final los acontecimientos mencionados se usan como excusa para que artistas y guionistas dejen volar su imaginación y den lo mejor de sí mismos. El tono de cada historia es lo de menos, lo importante de Marvel Comics #1000 es el trabajo coral de todos estos autores, que convierten al número conmemorativo en un auténtico despliegue artístico. Con el mismo formato que la versión americana y un precio también muy similar, la llegada a España de este número especial es una cita ineludible para los fans de Marvel de todas las épocas.

Marvel Comics #1000

¡El mayor grupo de autores jamás reunidos para una única historia! En celebración del octogésimo aniversario de Marvel, hemos llamado a nombres del pasado, del presente e incluso del futuro, para construir un cómic en que cada página es una historia y juntas forman un misterio que se extiende por todo el Universo Marvel, tiene sus orígenes en Marvel Comics #1 USA y une a héroes y villanos a lo largo de décadas. ¿Qué es la Máscara de la Eternidad y quién es el responsable de mantenerla oculta? ¡Con la totalidad de los personajes del Universo Marvel!

PVP: 8€

 

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Historiador y aficionado a los cómics.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.