lunes, octubre 26, 2020

Spidey Super Stories

/

LCDEPaniniConfi750

Spidey Super StoriesSi eres fan de las películas de Spiderman, tendrás tu clara preferencia entre todos los actores que le han dado vida, ya te decantes por Tobey Maguire, por Andrew Garfield o por Tom Holland. De igual modo, aunque los retengas en la memoria con mayor o menor nostalgia, recordarás a Nicholas Hammond y a Shinji Todo (que interpretó a la versión japonesa del personaje) como las peores encarnación del hombre araña, pero no podrías estar más equivocado. Y es que existe una adaptación del héroe arácnido, al que da vida el titiritero y bailarín Danny Seagren, que logra que cualquier otra parezca una obra de arte, incluidas las ya mencionada encarnación de Nicholas Hammond y Shinji Todo. Esta peculiar adaptación tuvo lugar en la serie Spidey Super Stories (1974 – 1975), cuyo análisis puedes leer a continuación:

Su debut se produjo dentro de la cuarta temporada de The Electric Company, espacio infantil donde el héroe arácnido de Marvel era proporcionado al Children’s Television Workshop de manera gratuita, y se adelantó en tres años a la primera aparición de Nicholas Hammond como Spiderman, lo que sitúa a esta serie como la primera aparición audiovisual del héroe interpretada por un actor real. A continuación, puedes comprobar la peculiar manera en la que el personaje fue introducido en dicho espacio.

Spider-Man, ¿de dónde vienes?

Spider-Man, ¡nadie sabe quién eres!

Spider-Man, tienes ese toque de araña.

Spider-Man, ¡eres una estrella de la web!

La versión en inglés de este tema musical, compuesto por Gary William Friedman, sonaba al inicio y al final de cada uno de los 29 episodios de los que se compone Spidey Super Stories, con una duración aproximada de cinco minutos cada uno.

La trama giraba en torno a la manera en la que el hombre araña se encarga de frustrar los planes de los villanos implicados, que podían ser desde simples personajes que hacían travesuras hasta auténticos delincuentes. Todos los personajes, incluido el narrador, eran interpretados por el elenco de The Electric Company y, en diversas ocasiones, se referían a la audiencia como “verdaderos creyentes“, tal y como solía hacer Stan Lee.

Cada uno de los episodios de Spidey Super Stories era presentado a los espectadores con una estética de cómic, portada incluida, que intercalaba viñetas dibujadas con otras en las que se mostraba la acción interpretada por actores reales. Dado el bajo presupuesto de la serie, las escenas más complicadas de rodar, como aquellas que mostraban los balanceos de Spiderman o su pelea contra el villano de turno, pertenecían a las ya mencionadas viñetas de dibujos. De igual forma, si el héroe precisaba hacer uso de su telaraña, esta era añadida con un efecto de animación, para luego presentar al antagonista atrapado en una red auténtica.

Aunque algunas de las viñetas que aparecían a lo largo de cada episodio mostraban escenas y personajes de la colección del trepamuros, ninguno de sus secundarios habituales hacía acto de presencia dentro de estas aventuras. De hecho, ni siquiera el protagonista fue mostrado nunca en su identidad de Peter Parker. La principal peculiaridad del personaje consistía en el hecho de que era el único que no hablaba, ya que sus intervenciones eran mostradas en bocadillos de texto, lo cual se entiende que se llevó a cabo como una iniciativa para fomentar la lectura entre los jóvenes espectadores.

Pese a todo, Spidey Super Stories tuvo mayor relevancia de la se podría pensar en un principio, ya que, entre 1974 y 1982, Marvel sacó un cómic homónimo, como se puede comprobar bajo este párrafo, destinado a un publico infantil de entre 6 y 10 años, que llegó a un total de 57 números, escritos por Jean Thomas (que acabó siendo sustituida por Jim Salicrup) y dibujados, en su mayoría, por Win Mortimer, mientras que John Romita Sr. se encargó de realizar algunas portadas. Estos cómics fueron cuidadosamente estudiados para asegurarse de que eran fieles al elenco habitual del show, de que el nivel de lectura resultaba apropiado para ese rango concreto de edad y de que los papeles femeninos no carecían de importancia. Los primeros años de publicación de Spidey Super Stories contenían historias de complemento basadas en los sketches televisivos.

Spidey Super Stories portada

Al contrario de lo que sucedía en el show, aquí sí podíamos ver a Spiderman en su identidad civil de Peter Parker, así como a secundarios tan habituales como Mary Jane Watson o J. Jonah Jameson. Cada número contaba con un héroe invitado, con un villano clásico o con ambos conceptos. Así, por las páginas de la colección pasaron paladines de la justicia como Iron Man, Capitán América, Hombre de Hielo, Doctor Extraño, Spiderwoman, Nova, Tigra o Miss Marvel. En el bando opuesto se pudo ver a personajes tan perversos como Duende Verde, Ventisca, Jack O’Lantern o Thanos. Además, Spiderman también apareció como personaje secundario en otras publicaciones similares de la época.

Marvel Comics llegó a parodiar Spidey Super Stories en dos páginas de una edición humorística de la colección What if…?, en la que el villano principal era el Pensador Loco.

Vinilo Spiderman

Por último, esta peculiar versión del alter ego de Peter Parker también tuvo su difusión musical, por medio del disco de vinilo Spidey Super Stories, tal y como se muestra en al imagen superior, que apareció en la década de los setenta, bajo la licencia de Children’s Television Workshop, para la discográfica Peter Pan Records.

casadeel alargado cyberpunk2077

SÍGUENOS EN REDES

125,505FansMe gusta
15,125SeguidoresSeguir
2,540SuscriptoresSuscribirte
LCDEPaniniConfi
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores
Norma Editorial