martes, diciembre 7, 2021

Void Índigo, la colección maldita de Marvel

/

void indigo 01En 1983, después de un tiempo fuera de la Casa de las Ideas, Steve Gerber y Val Mayerik regresaron a Marvel con un cómic de creación propia. Su nombre era Void Índigo, cuya salida a la luz se aprobó a primeros de dicho año, aunque la publicación se pospuso hasta mediados debido a los compromisos de Gerber con la exitosa serie de animación Dungeons & Dragons (1983 – 1985).

La trama de Void Índigo (que se traduciría al castellano como Vacío Índigo, nombre utilizado para denominar al lugar de la eternidad que acoge a los espíritus liberados de los cuerpos) comienza con un prólogo que nos conduce a una era sin ningún tipo de civilización, que transcurre antes del alba de la historia. En el inicio, que ya demuestra la crueldad y violencia que destila la obra, podemos ver a cuatro hechiceros, conocido somo Señores Oscuros, que torturan al líder bárbaro Ath’Agaar y a su concubina Ren, con la intención de usar sus energías para recuperar la vitalidad que han perdido. Aunque logran su objetivo, la explosión del orbe místico utilizado por los hechiceros para llevar a cabo sus sádicos planes acaba también con sus vidas.

Página de void indigo

Sin embargo, la historia no termina ahí, ya que, once mil años después, Ath’Agaar se reencarna en el cuerpo de alienígena Jhagur, quien, al ser consciente de su vida anterior, toma la decisión de ir en busca de su amada y vengarse de sus asesinos.

Aunque el título de la colección no obedece a ninguna peculiaridad especial, ya que se debe a que al propio Steve Gerber le pareció que contaba con un ritmo y una cadencia apropiados, no sucede igual con el nombre del protagonista, lo que podemos entender si sabemos que, antes de formar parte de la línea Epic de Marvel, este proyecto estaba destinado a ser una historia del personaje Hawkman de DC, nativo del planeta Thanagar (cuya fonética es similar a Arth’Agaar, nombre del líder bárbaro ya mencionado).

Por desgracia, la crueldad y violencia citadas en párrafos anteriores no eran el contenido habitual de una colección de Marvel, lo que provocó una oleada de críticas negativas, algo que el propio Steve Gerber ya temía que pudiera suceder. Por ese motivo, el guionista no dejó de advertir que la lectura de Void Índigo era completamente desaconsejada para aficionados reacios a aceptar tramas que se salieran del mainstream. Sin embargo, todos sus intentos para lograr acallar las protestas de aquellos que pudieran sentirse ofendidos fueron en vano.

Otro aspecto a destacar es que Void Índigo apareció publicado dentro de la colección dedicada a englobar novelas gráficas de Marvel. Esto fue debido a que la línea Epic aún no contaba con una cabecera propia para sus álbumes. Por supuesto, esto ayudó a que cosechara algunas de las negativas críticas ya mencionadas, puesto que las historias que podías encontrar en dicha colección solía estar destinadas a todos los públicos, una peculiaridad con la que Void Índigo no contaba.

Void indigo

Esta novela gráfica trataba de funcionar como tarjeta de presentación de una cabecera bimestral, que vería la luz en otoño y pertenecería a la línea Epic, pero ya era demasiado tarde. De hecho, Bob Ingersoll, columnista del magazine Comics Buyer’s Guide, tachó a Void Índigo de ser un crimen contra la humanidad, algo respaldado por muchos libreros, que decidieron hacerle boicot a dicha colección recortando sus pedidos. Ante tal desplome de ventas, la cabecera cerró en su segundo número.

Por todo lo mencionado, Void Índigo fue considerado como el título maldito de Marvel, ya que se trataba de una apuesta arriesgada de Steve Gerber, que no obtuvo la recepción esperada por parte de los seguidores de la Casa de las Ideas.

No obstante, el artista Andy Kubert sí que sacó algo bueno de todo esto, ya que aquello supuso su debut dentro de Marvel, aunque fuera en la labor de rotulista. El caso es que, a partir de ahí, se encargó de colaborar esporádicamente en otros proyectos de Epic como Crah Ryan o Alien Legion, hasta que obtuvo su primer trabajo importante cuando se le encomendó la tarea de dibujar una historia corta que apareció publicada en Savage Sword of Conan nº 144 (1985). Y, por fortuna para él, la cosa no se quedó ahí.

Como siempre ocurre con este tipo de proyectos, muchos nos quedamos con ganas de leer dichos números, para comprobar si de verdad eran merecedores de tan drásticas críticas. Por supuesto, nunca veremos cumplido nuestro deseo, ya que parece más que improbable que Panini Comics se decida a recuperar dicho material. No obstante, puede que no fuera tan mala idea, puesto que no debemos olvidar que Void Índigo es un proyecto de los años ochenta y que los seguidores de la Marvel actual no son los mismos que los de entonces, de modo que sus gustos tampoco. Por tanto, ¿hubiera corrido la colección la misma suerte si hubiera aparecido en la época actual? Por desgracia, como sucede con muchas otras cosas en la vida, nunca tendremos la respuesta.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,136SeguidoresSeguir
2,730SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores