Reseña de Marvel Héroes. Los Vengadores: La llegada de Proctor

Mutando a los Vengadores

A través de la muy querida línea de Marvel Héroes con la que en Panini Comics pretenden traer al presente en ediciones de lujo las series clásicas de Marvel Comics al completo nos llega un nuevo tomo de los Vengadores. En esta ocasión viajamos hasta mediados de los años noventa (una época no demasiado buena para La Casa de las Ideas) para que el polémico Bob Harras y el siempre eficaz Steve Epting traigan de vuelta a Los Recolectores en un tomo que lleva por título Marvel Héroes. Los Vengadores: La llegada de Proctor.

Vengadores Proctor
Portada del número #348 de la serie Avengers

Unos Vengadores en horas bajas

Es difícil decir si alguna vez antes del momento en el que se empezaron a publicar estos cómics Los Vengadores fue la cabecera estrella de la editorial, pero está claro que a mediados de la década de los años noventa no lo era, y la cosa no mejoraría mucho probablemente hasta que algunos años después Kurt Busiek y George Pérez se hicieran cargo de la serie con Heroes Return.

Bob Harras llegó a Los Héroes Más Poderosos de la Tierra sin que en su currículo figuraran grandes hitos como guionista, aunque sí había triunfado como editor con la franquicia mutante. Llegó a la serie sin hacer demasiado ruido, con una política continuista, heredando una formación no demasiado recordada, llena de personajes que no han trascendido demasiado, buscando tal vez imitar lo que Chris Claremont había hecho con los X-Men para convertir a personajes como Sersi o el Caballero Negro en carismáticos héroes a los que sumaría otros como Magdalene, El Espadachín o Crystal para envolverlos en tramas en las que las relaciones interpersonales acaban por tener tanto peso como el villano de turno (villano trágico con motivaciones que iban mucho más allá del querer hacer el mal porque el mundo le ha hecho así) al que deben hacer frente.

Vengadores Proctor

No cabe duda de que hizo cosas muy interesantes durante una estancia en la colección marcada hasta cierto punto por el carácter telenovelesco de esta, pero si el tiempo debe ser el juez de su trabajo, no parece que este haya conseguido nada especialmente remarcable…

Vuelven los Recolectores

Tras unos primeros números bastante anodinos en los que Harras se alterna con otros guionistas llegamos al número #355, momento en el que el escritor da comienzo a una historia que se alargará no solo hasta el final del presente tomo sino más allá (supuestamente en el siguiente tomo de esta línea que Panini Comics publique próximamente). Aquí Harras recupera a los Recolectores para plantear una trama no demasiado lógica en la que héroes de dimensiones paralelas no necesariamente malvados son traídos para causar el caos, y en mitad de todo este fregado aparece un villano trágico con cuentas pendientes al que conoceremos como Proctor que dará nombre a esta saga.

A partir de este momento tendremos una continua proliferación de enrevesadas subtramas, héroes que entran y salen del grupo, triángulos amorosos que acaban convirtiéndose en pirámides amorosas, presentación de nuevos personajes que pasarán por aquí sin pena ni gloria y las habituales e inevitables muertes nunca definitivas de algunos miembros del grupo…

Vengadores Proctor

La evolución de Epting

Entre la marabunta de nombres de dibujantes, entintadores y coloristas que intervienen en los números aquí contenidos, hay dos que destacan especialmente. Por una parte tenemos a un relativamente novato Steve Epting, cuya evolución es más que notable a lo largo de estas páginas. Si bien en estas fechas aún le quedaba mucho camino por recorrer hasta convertirse en el valor seguro que es a día de hoy (algo que ha demostrado sobre todo en sus colaboraciones con el guionista Ed Brubaker), aquí realiza una labor más que digna.

Y acompañándole tenemos al entintador y colorista Tom Palmer, aparentemente el encargado de dar consistencia a la labor de todos los artistas que trabajan en la serie para ofrecer un resultado lo más continuista posible (algo que no siempre consigue), y por lo tanto desde cierto punto de vista tal vez el máximo responsable del apartado gráfico de la obra.

El tomo Marvel Héroes. Los Vengadores: La llegada de Proctor publicado por Panini Cómics en tapa dura contiene 624 páginas a color con un tamaño de página de 17 x 23 cm e incluye la traducción de la edición americana de los números del #348 al #366 de la serie The Avengers además del número anual #22. El tomo incluye además una introducción a cargo de Julián M. Clemente titulada Epopeya en cazadora: detrás de La Saga de Proctor y una sección de extras con varias ilustraciones entre otras cosas. El precio de venta recomendado es de 44,95 € y se puso a la venta en julio de 2020.

Vengadores Proctor

Marvel Héroes. Los Vengadores: La llegada de Proctor

ISBN: 9788413343969

El comienzo de la mejor saga de Los Vengadores durante los años noventa. Una epopeya realizada con pulso maestro por Bob Harras y Steve Epting. Guiados por el misterioso Proctor, Los Recolectores recorren un mundo alternativo tras otro, en una búsqueda que les conducirá hasta nuestro mundo, para enfrentarse con Los Vengadores. Pero… ¿y si ellos no fueran los verdaderos villanos de esta historia?

Guion: Bob Harras, Len Kaminski, John Lewandowski, Eliot Brown, Roy Thomas, R.J.M. Lofficier y Glenn Herdling

Dibujo: Steve Epting, Tom Palmer, Kirk Jarvinen, Sarra Mossoff, Kevin Kobasic, Ariane Lenshoek, Nel Yomtov, Eliot Brown, Kevin West, Bud Larosa, Gina Going, M.C. Wyman, Rob Tokar, Steve Alexandrov, Mike Thomas, Hector Collazo, Gordon Purcell, Fred Fredericks, Al Milgrom, Mike Gustovich, Scott McDaniel, Mark Stegbauer y Chris Matthys