domingo, noviembre 29, 2020

Reseña de: El murciélago sale a por birras

/

LCDEPaniniConfi750

el murcielago sale a por birrasEl 2020 pasará a la historia por ser el año en que una pandemia mundial nos trastocó la vida a todos con graves consecuencias, como la de quedarnos confinados en nuestras casas una larga temporada. Para hacerlo más llevadero, el guionista y dibujante Álvaro Ortiz decidió subir a su cuenta de Twitter, de manera gratuita, el cómic El Murciélago sale a por birras, que posteriormente pasó a ser publicado en formato de papel, tal y como ya comentamos en su momento. A continuación, puedes leer el análisis de dicho tomo.

Brus Wein es un multimillonario que, por las noches, se disfraza de murciélago para combatir el crimen. El problema viene cuando, durante la etapa de confinamiento, derivada de la pandemia mundial, se acaba la reserva de cerveza en la mansión. Así, el Murciélago comienza la que puede que sea la mayor batalla que haya tenido que enfrentar nunca: saciar su sed de alcohol a toda costa, mientras investiga una extraña serie de asesinatos.

No hay que ser muy inteligente para darse cuenta de que el cómic es una parodia del género de superhéroes, centrado en la figura de Batman, sin olvidarse de sus allegados, sus compañeros de aventuras y sus villanos. Además, también hace acto de aparición un personaje que es una clara referencia a Ozymandias, de la franquicia de Watchmen.

Con la excepción del protagonista, que ya hemos dicho que aquí es rebautizado como Brus Wein (y en ningún momento es llamado Batman), todos los personajes tienen sus nombres adaptados al español. Así, el mayordomo Alfred es Alfredo, Robin es Rubén y el comisario Gordon cambia su apellido por Pérez. Tampoco podemos dejar de mencionar la versión de Superman, aquí conocido como Supermotivao, el Joker, transformado en el Risas, o el Asilo Arkham, rebautizado como Arkada.

Batman y Catwoman

El Murciélago sale a por birras, que se encuentra plagado de claras referencias para los seguidores de DC Comics, es un cómic cuyo castizo estilo desborda por los cuatro costados. Así, utiliza un humor gamberro, un lenguaje soez y unas claras intenciones de desnudos y de sexo que dejan muy poco a la imaginación, tal y como muestra la imagen superior.

La verdad es que el cómic está claramente dibujado en el mismo tono de parodia que rezuma todo el volumen. No obstante, en algunos casos, se le cuela alguna imagen del Murciélago bastante potable, como se puede ver en la última viñeta de la imagen que hay bajo este párrafo.

Murciélago

En resumidas cuentas, si te decides a leer El Murciélago sale a por birras y esperas encontrarte una aventura típica de Batman, está claro que saldrás bastante decepcionado. Sin embargo, se trata de la opción indicada si tu única pretensión es la de echarte unas risas. Al fin y al cabo, el cómic se llevo a cabo con la clara intención de intentar sacar algo positivo del confinamiento al que nos sometió la pandemia mundial y así es como hay que leerlo. Siendo fieles a la verdad, en ese aspecto, cumple perfectamente.

El tomo se complementa con un repaso humorístico por la vida audiovisual de Batman, una página de agradecimientos, una cómica biografía sobre el autor y cuatro viñetas, situadas en la contraportada, en las que el protagonista nos cuenta su propia versión de lo que sucede en el interior del tomo.

El Murciélago sale a por birras está correctamente publicado por el sello ¡Caramba!, de la editorial Astiberri, en formato rústica con solapas, en apaisado, con unas medidas de de 17 x 17 centímentros, en blanco y negro, a excepción de las cubiertas, y cuenta con 128 páginas. Su precio es de 10 euros.

Álvaro Ortiz, nacido en Zaragoza, en 1983, que cursó diseño gráfico en la Escuela Superior de Diseño de Aragón e Ilustración en la Escola Massana de Barcelona, ganó varios concursos de cómics (Injuve, 2003), participó en álbumes colectivos (Tapa roja, en 2003; Lanza en astillero, en 2005) y en un gran número de autoediciones (Julia y el verano muerto, también en 2005; Julia y la voz de la ballena, en 2009;  Fjorden, en 2010). Gracias a la beca de Alhóndiga Bilbao en la Maison des Auteurs de Angoulême, pudo publicar el cómic Cenizas (2012), colaboró en la antología de novela gráfica española Panorama (2013) y en el proyecto Viñetas de vida (2014). Es el autor de Murderabilla (también en 2014) y de Rituales (2015), cómic llevado a cabo gracias a una de las becas MAEC-AECID y nominado a mejor obra de autor español en el Salón del Cómic de Barcelona de 2016. Entres sus últimos mejores trabajos destacan los cómics Dos holandeses en Nápoles y Viajes (ambos en 2016).

Brus es millonario y vive en una mansión al lado de una ciudad la hostia de peligrosa, lo que le lleva disfrazarse de murciélago por las noches para combatir a los malos. Todo iba más o menos bien en su vida hasta que de repente, en mitad de un confinamiento a causa de una pandemia mundial, va y se queda sin cerveza. Ahí dará comienzo la noche más larga (y sedienta) de su vida, cuando decida saltarse la cuarentena para encontrar una cerveza en mitad de una ciudad vacía y completamente cerrada. ¿Conseguirá nuestro justiciero favorito saciar su sed?

El Murciélago sale a por birras recopila el cómic que Álvaro Ortiz dibujó y publicó en internet durante el confinamiento a causa del coronavirus.

Ver en Whakoom

casadeel alargado blackfriday2020 2

CRÍTICA

Guion
Dibujo
Edición

RESUMEN

Cómic basado en la actualidad y repleto de humor, algo que siempre debemos tratar de preservar, por muy negra que sea la situación.

SÍGUENOS EN REDES

125,341FansMe gusta
15,145SeguidoresSeguir
2,560SuscriptoresSuscribirte
LCDEPaniniConfi
Editorial Hidra
Norma Editorial
casadeel cuadrado blackfriday2020 2
Norma Editorial