jueves, octubre 22, 2020

Análisis de Crash Bandicoot 4: It’s about time

/

LCDEPaniniConfi750

1998 fue el año en que se lanzó el, objetivamente, culmen de la saga Crash Bandicoot. Crash 3 sigue siendo uno de los mejores juegos de plataformas desde su salida, algo que jugó, durante muchos años, en contra de la saga, pues desde su partida de Naughty Dog nunca ha conseguido igualar ni acercarse a la trilogía original. Con este nuevo juego de Playstation 4 y Xbox One, Crash Bandicoot 4: It’s about time, el rey de las plataformas de Playstation, vuelve a brillar con fuerza y demuestra que ese número 4 detrás del título es bien merecido.

Crash 4

Más de 20 años después volvemos a tener un Crash numerado, poniendo las cartas sobre la mesa ya de antemano. El juego hace que nos olvidemos de La venganza de Neo Cortex y también de los Titanes, haciendo así no canónicas esas entregas. De hecho a nivel argumental nos lleva después del final de Crash 3, con Cortex y N. Tropy presos en otra dimensión y consiguen escapar creando, eso sí, un caos dimensional. Esta vez podremos usar a Crash y a Coco desde el principio e indistintamente, aunque a lo largo de la aventura podremos jugar con algún que otro personaje más.

La novedad esta vez la encontramos en las máscaras, pues además de la ya mítica, podremos hacer uso de 4 nuevas máscaras dimensionales que nos otorgará un poder distinto que hará que la jugabilidad cobre otro nivel. Las máscaras las iremos desbloqueando a lo largo de la aventura, por lo que podremos ir acostumbrándonos a ellas poco a poco. Los poderes de los que podremos hacer gala son el de cambiar de fase ciertos objetos que haremos aparecer y desaparecer, un giro más potente con el que podremos planear, cambiar la orientación de la gravedad y el de parar el tiempo momentáneamente. Gracias a estas nuevas mecánicas que están muy bien explotadas podremos disfrutar de un Crash de siempre pero con un giro de tuerca que le sienta maravillosamente.

Crash 4 2

Algo que nos ha gustado menos es el diseño de los niveles. En general los niveles son realmente divertidos de jugar, pero lo que nos parece que no está bien diseñado es la cantidad de secretos que hay y lo mal escondidos que están. Es curioso como en alguna pantalla da la sensación de que les daba pereza esconder la gema secreta y está a la vista y en otras pantallas esconden una caja en sitios que tienen poco sentido. Es como si Toys for Bob quisiera aumentar en mucho la dificultad para conseguir el 100% (es más) del juego de forma un tanto artificial. Además de esto el diseño de los jefes finales es realmente pobre y nada inspirado, da la sensación de haber vuelto a esos jefes del Crash 1 que tenían muy poca chicha. A pesar de estos problemas de diseño, si quieres jugar el juego de principio a fin y sacar el 100% del juego no encontrarás ningún problema a lo largo de la aventura.

Además de las fases normales también contamos con fases especiales que deberemos superar con otros personajes, quizás no tan inspiradas como las fases originales pero que añaden un toque de originalidad y que se agradecen por lo diferente de su jugabilidad. Otro tipo de fases que hemos disfrutado muchísimo son las que suceden unos años atrás, cuando Cortex experimentaba con Crash y tiene que superar unas pruebas destruyendo cajas. Eso sí, si queréis un reto y algo todavía más original habrá que esperar a terminar cierta etapa para poder jugar a las pantallas en modo espejo y con unos filtros alucinantes, algo digno de ver. Si en algo destaca Crash 4 es en innovar y experimentar, algo que queda patente, sobre todo, en sus últimos compases, con pantallas con muchísimo carisma y muy divertidas, algo que quizás hubiéramos agradecido que hubiera sucedido desde el principio.

crash bandicoot 4 inverted mode

A nivel gráfico, a pesar del cambio estético de los personajes respecto a la trilogía original, es una delicia a todos los niveles. Tanto el color como el diseño de los personajes nos ha parecido un acierto tremendo. Y qué decir de su banda sonora, con un tono muy similar a las primeras entregas pero con un sello propio. Ya desde los primeros compases reconocemos algunas de sus melodías y rápidamente se nos quedan en la mente los nuevos temas enamoran.

En definitiva, Crash Bandicoot 4: It’s about time lleva ese 4 con todo el derecho que le otorga una jugabilidad sólida con un apartado técnico sobresaliente a pesar de sus fallos que estamos seguro subsanarán si hay una próxima entrega. Crash no estaba muerto, estaba esperando a que alguien cogiera la licencia y la tratase con cariño.

CRÍTICA

Crash Bandicoot 4

RESUMEN

Crash Bandicoot 4: It's about time lleva ese 4 con todo el derecho que le otorga una jugabilidad sólida y un apartado técnico sobresaliente
casadeel alargado cyberpunk2077

SÍGUENOS EN REDES

125,505FansMe gusta
15,125SeguidoresSeguir
2,540SuscriptoresSuscribirte
LCDEPaniniConfi
LCDE
Norma Editorial
Comic Stores
Norma Editorial