martes, noviembre 24, 2020

Disney no paga al autor de varias novelas de Star Wars

/

LCDEPaniniConfi750

Ayer, Alan Dean Foster y la Asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de América (SFWA) dieron una conferencia de prensa sobre la negativa de Disney a pagar derechos de autor a Foster por el trabajo que ha hecho. Foster fue contratado originalmente para escribir las novelizaciones de Alien a través de Warner Books que fueron eventualmente licenciadas a Titan Books, y las novelizaciones de Star Wars de Lucasfilms. Durante un tiempo, tanto Warner Books como Lucasfilms estuvieron pagando regularmente sus derechos de autor, pero la situación cambió hace no mucho.

A través de una carta abierta dirigida a “Mickey”, Foster ha explicado que se le deben derechos de autor por su versión en forma de libro de la primera película de Star Wars de 1976 (publicada varios meses antes de que se estrenase la película), que escribió como autor fantasma para el creador de la saga, George Lucas, la secuela de 1978 titulada El ojo de la mente (Splinter of the Mind’s Eye) y, más recientemente, la novelización de El despertar de la Fuerza. También ha dejado de percibir los honorarios por sus tres novelas basadas en las exitosas películas de Alien, que pasaron a ser propiedad de Disney después de que adquiriera 20th Century Fox el año pasado, según ha dicho el escritor.

“Cuando ustedes compraron Lucasfilm adquirieron los derechos de algunos libros que yo escribí. Star Wars, la novelización de la primera película. El ojo de la mente, la primera secuela de la novela. Me deben los derechos de estos libros. Han dejado de pagarlos.

Cuando compraron 20th Century Fox, adquirieron los derechos de otros libros que yo había escrito. Las novelizaciones de Alien, Aliens y Alien 3. Nunca se me han pagado los derechos de ninguno de ellos, ni siquiera se han emitido declaraciones de derechos de autor para ellos. Todos estos libros están aún en la imprenta. Todavía ganan dinero. Para ustedes.

Cuando una compañía compra otra, adquiere sus pasivos así como sus activos. Sin duda, están recibiendo los beneficios de los activos. Me gustaría mucho recibir mi minúscula (aunque no es pequeña para mí) parte”.

El autor continúa con su requerimiento: “Quieren que firme un acuerdo de no divulgación (NDA) antes de hablar. He firmado muchos NDA en mis 50 años de carrera. Nadie me pidió nunca que firmara uno antes de las negociaciones. Por la razón evidente de que una vez que se firma, ya no se puede hablar del asunto en cuestión. Cada uno de mis representantes en este asunto, con muchas, muchas décadas de experiencia en este tipo de negocios, se hace eco de mi perplejidad”.

“Continúan ignorando las peticiones de mis agentes. Siguen ignorando las peticiones de SFWA, los escritores de ciencia ficción y fantasía de América. Siguen ignorando a mis representantes legales. Sé que esto es lo que las corporaciones gigantescas hacen a menudo. Ignorar peticiones y consultas esperando que el demandante simplemente se retire. O posiblemente muera. Pero sigo aquí, y todavía tengo derecho a lo que se me debe. Incluyendo el no ser ignorado, simplemente porque soy un escritor solitario. ¿A cuántos otros escritores y artistas estás ignorando de manera similar?”

Alan Dean Foster El despertar de la Fuerza Disney

Disney ha declarado que mantuvo conversaciones con Foster y su agente durante más de un año sobre los libros de Alien y que es la primera vez que oyen hablar de las novelizaciones de Star Wars como punto de discusión. Según Disney, su última correspondencia fue en marzo, pidiendo una reunión, y la compañía no recibió respuesta. Disney ve la cláusula de no divulgación como una práctica estándar en torno a las negociaciones. Los abogados de la SFWA se pusieron en contacto con Disney, que respondió diciendo que Disney “había adquirido los derechos pero no las obligaciones”. Sin embargo, el derecho contractual de los Estados Unidos está estructurado para asegurar que cualquier parte que compre un contrato o una propiedad a cualquier otra parte adquiera tanto los derechos (en este caso, el derecho a seguir publicando y vendiendo los libros de Alan Dean Foster, que nunca han estado agotados) como las obligaciones (los derechos de autor que se deben al creador según lo acordado en el contrato original).

Varios autores de ciencia ficción, como Colin Doctorow y John Scalzi, y muchos fans comenzaron a usar las redes sociales con los hashtags #DearMickey y #DisneyMustPay. A Alan Dean Foster le vendría muy bien el dinero que se le debe: tiene un cáncer avanzado y está cuidando de su mujer, que también está enferma. Y si se permite que la teoría legal de Disney siga en pie, los autores temen que siente un precedente en el que las compañías puedan incumplir los contratos simplemente vendiéndolos.

casadeel alargado blackfriday2020

SÍGUENOS EN REDES

125,372FansMe gusta
15,143SeguidoresSeguir
2,560SuscriptoresSuscribirte
LCDEPaniniConfi
Editorial Hidra
Norma Editorial
casadeel cuadrado blackfriday2020
Norma Editorial