lunes, septiembre 20, 2021

El origen creativo del Castigador

/

La mayoría de los personajes iniciales que vieron la luz en las páginas de los cómics de Marvel, gracias a Stan Lee, Jack Kirby y Steve Ditko han llegado hasta nuestros días con la misma frescura que tenían en el momento de su origen, para lo cual han sido un factor decisivo sus adaptaciones audiovisuales. Sin embargo, existen otros personajes que, pese a no haber sido imaginados por Stan Lee, también han logrado ganarse un hueco insustituible en el corazón de los lectores, que ya son incapaces de imaginar un Universo Marvel en el que ellos no estén presentes. Si nos centramos en el abultado elenco de secundarios de Spiderman, podemos encontrar varios ejemplos, como es el evidente caso de Veneno. Pero, si nos vamos mucho más atrás en el tiempo, hallaremos otros personajes de la cronología arácnida que entran dentro de la misma categoría, entre los que destaca el protagonista de este artículo: Frank Castle, más conocido por los apodos de Punisher o Castigador.

Su primera aparición tuvo lugar en The Amazing Spider-Man nº 129 (1974), con guiones de Gerry Conmay y dibujos de Ross Andru, cuya portada, en la que también colaboró John Romita Sr., puedes ver debajo de este párrafo. Según comenta el propio guionista, mientras escribía aquella primera historia del Castigador, se dio cuenta del gran interés que le generaba el personaje, debido a su sentido del honor. Dada la favorable acogida que le dieron tanto la editorial como los lectores, resultaba evidente que el personaje tenía que regresar, una idea con la que Gerry Conway no podía estar más de acuerdo, ya que consideraba que el Castigador era uno de esos personajes que, en ocasiones, logran cobrar vida propia, a expensas de lo que sus autores quieran hacer con él.

as129

Aunque, en aquella época, resultaba imposible no darse cuenta de los paralelismos existentes entre el Castigador y el Ejecutor, personaje de novela creado por Don Pendleton en 1969, Gerry Conway siempre aseguró que no existía ningún tipo de influencia. Simplemente, el hecho de que un vigilante pudiera ser considerado héroe y villano, a la vez, era una característica compartida por ambos. Aunque ninguno de los dos era bien aceptado por la sociedad, había un sentimiento general de que el mundo necesitaba ángeles vengadores como ellos, que no tuvieran ningún problema a la hora de posicionarse al margen de la ley. Aceptando como ciertas las palabras del guionista, hemos de suponer que, si la existencia del Ejecutor tuvo algo que ver con la aparición del Castigador, Gerry Conway nunca ha sido consciente de ello.

Pero, ¿cómo llegó Frank Castle a lucir el característico uniforme por el que lo reconocemos los lectores de Marvel? Todo comenzó cuando Gerry Conway le enseñó a John Romita Sr. un bosquejo de cómo creía él que debía vestir el personaje: un uniforme negro provisto de un pequeño cráneo blanco en la zona pectoral. El dibujante tuvo la idea de agrandar el tamaño de la calavera, hasta ocupar casi todo el frontal de la parte superior del uniforme y convertir los dientes de la misma en cartucheras, un diseño final que le pareció una idea fantástica a Gerry Conway.

Otro tema a tener en cuenta es cómo el personaje llegó a ser conocido por el nombre de Castigador (Punisher en el idioma original). La idea inicial del guionista era llamarlo El Asesino, pero a Stan Lee no le parecía un nombre adecuado para un personaje que, con el paso del tiempo, podía llegar a convertirse en el protagonista de su propia colección. Finalmente, la cuestión se solucionó cuando se recurrió al cómic The Fantastic Four nº 49 (1966), obra de del propio Stan Lee y de Jack Kirby, ya que el guionista recordó que en dicho ejemplar hacía su aparición El Castigador, un robot a las órdenes de Galactus, que no era más que un personaje de usar y tirar, cuya imagen puedes ver bajo este párrafo. Sin duda, se trataba de la opción ideal para el nombre de guerra de Frank Castle.

Punisher Robot Galactus

A colación de lo comentado en el párrafo anterior, considero correcto hacer dos incisos. El primero, a título personal, es referente al robot ya citado, puesto que, cuando leí la versión española del cómic en el que hace su aparición, me resultó chocante que se llamara igual que Frank Castle, motivo por el que el nombre de dicho robot sí quedó grabado en mi memoria. Por otra parte, el Castigador, al menos en una ocasión, si llegó a ser conocido como El Asesino. Dicho suceso tuvo lugar en la serie animada X – Men (1992 – 1997), en el episodio 11 de la primera temporada, titulado Días del futuro pasado, 1ª parte. En dicho capítulo aparecían dos chavales emocionados por jugar a un nuevo videojuego llamado Asesino, en cuya caratula podíamos ver al Castigador, como se muestra en la imagen inferior.

DSC00045

Roy Thomas también debió quedar cautivado por el personaje, ya que se propuso darle colección propia, aunque, en aquella época, no conseguió brillar más allá de algunas aventuras en solitario que salieron a la luz dentro de magacines editados en blanco y negro, los cuales eran perfectos para él, ya que la ausencia del sello Comics Code en dichas publicaciones permitía un mayor uso de la violencia, una característica que encaja mucho con la forma de ser del Castigador.

Aún así, hubo algún intento serio de darle cabecera propia. A principios de 1976, salió a la venta el primer cómic de Marvel Super Action, magacín en blanco y negro que protagonizaría el Castigador, con guiones de Archie Goodwin, dibujos de Tony DeZuniga y Howard Chaykin y portada de Bob Larkin, cuya imagen puedes ver bajo este párrafo. No obstante, a día de hoy, aún no ha aparecido el segundo número.

Marvel Super Action

Por suerte, con el paso del tiempo, Steven Grant, Mike Zeck y Mike Vosburg lograron sacar a la luz The Punisher (1986), una miniserie de cinco números del personaje que significó el inicio de su auténtica andadura en Marvel. En la actualidad, sabemos que Frank Castle acabó por encontrar su hueco dentro de la enorme oferta de publicaciones de la Casa de las Ideas. Y, mientras que otros aún no han conseguido salir de las viñetas o, a lo sumo, de apariciones en series de dibujos, el Castigador ya ha sido interpretado por nada menos que cuatro actores diferentes: Dolph Lundgren, Tomas Jane, Ray Stevenson y Jon Bernthal.

casadeel alargado mandalorian

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,069SeguidoresSeguir
2,720SuscriptoresSuscribirte
BadWeekend
Editorial Hidra
Norma Editorial
casadeel cuadrado mandalorian