martes, junio 15, 2021

Reseña de ¿Me estás escuchando?, de Tillie Walden

/

Hace ya tiempo que Tillie Walden se ha quitado de encima esa etiqueta un tanto maldita de joven promesa del noveno arte. A estas alturas, gracias a una breve pero intensa carrera, se muestra como voz única de la narrativa secuencial, capaz de aunar en sus obras sensibilidad, introspección, belleza visual y contundencia gráfica, que resulta en un universo propio evocador y preciosista, presentado con sinceridad apabullante.

Me estas escuchando LaCupula
El volumen presentado por La Cúpula

Desde las pinceladas autobiográficas a la explosión imaginativa que se sumerge sin tapujos en el realismo mágico, cada entrega de Walden es un ejercicio de búsqueda personal a través de la emocionalidad, desde perspectivas concretas e íntimas, pero manejando sentimientos reconocibles por cualquier lector, con independencia de su condición. ‘¿Me estás escuchando?’ cumple a la perfección con esa línea distintiva y característica de la autora.

‘¿Me estás escuchando?’ se presenta con mimbres de viaje a ninguna parte, peripecia a través del camino incierto de la carretera que tan arraigado está en la cultura americana desde la irrupción de Kerouak (que modernizó y retornó al común de los mortales, despojados de toda épica, conceptos mucho más antiguos, claro). Dos mujeres escapan de su entorno, de su pasado y recuerdos, incluso de sí mismas. Empiezan un tránsito que no es exactamente un reencuentro con su esencia. Nada tan florido. Simplemente, la realidad pesa. Cierto espíritu de no hay futuro sobrevuela el presente de ambas. Muchas cosas separan a ambas mujeres: edad, bagaje, expectativas… Pero son bastantes las que unen el camino, tanto interior como exterior, de las dos protagonistas. Además, la irrupción de lo extraño e inexplicable hacen del viaje algo único y revelador. Quizá, al final, encuentren otro principio.

Tillie Walden es toda una experta en la construcción de personajes, pero desde ese foco de realidad, de acercamiento a las pequeñas cosas, la autora plantea un universo mutante, lleno de recovecos oscuros y puntos ciegos hacia donde jamás dirigimos la mirada. Ante nuestros ojos, Walden sumerge al lector en lo extraño y pesadillesco, imaginario onírico que se hace, poco a poco, dueño de la narración.

Walden Imagen
La suerte de encontrar y de encontrarse

En los primeros compases de ‘¿Me estás escuchando?’ la realidad es plomiza y claustrofóbica. Aún así, a pesar de ese retrato casi obsesivo de personas normales, casi invisibles, la paleta de colores es estridente y contrastada, nocturna y opresiva, metáfora de las tormentas internas con las que conviven las dos protagonistas de esta inesperada historia. Walden utiliza, precisamente, los contrastes visuales para hacernos partícipes de emociones, desde la calidez cromática de los momentos íntimos a la oscuridad apagada, preludio de monstruosidades y peligros.

Sobre todo eso, el camino, la alegoría literaria por excelencia. En este caso, un espacio físico de espacios abiertos, de horizonte perdido y montañas lejanas, de pérdida de brújula y sensaciones contrapuestas de libertad y miedo ante lo desconocido. En esa fortaleza reside el éxito del viaje en las manos de Tillie Walden, en la complejidad y las aristas que hay en los silencios, en las miradas perdidas a través de las ventanillas del coche, en el uso de la perspectiva en panorámicas de la América profunda y casi salvaje. Epopeya física pero de gran potencia interior, en la que dos desconocidas aprenden sobre sí mismas en tono de una ensoñación que atrapa, y produce una reconfortante comunión entre autor, personajes y lector.

‘¿Me estás escuchando?’ es de esas obras que hacen verdad esa máxima que tanto nos gusta esgrimir a los que amamos el cómic; que es un medio con el que se puede contar, literalmente, cualquier historia. Walden rompe límites narrativos y gráficos, contando su verdad desde las tripas pero sin caer en la emocionalidad excesiva o fácil. Juega de manera magistral con la información, propone reglas internas para el relato que son sencillas de asimilar y, al mismo tiempo, sorprender. A base de tono reflexivo, desgrana el drama humana que sigue siendo desgarrador evitando la estridencia de la lágrima fácil. La calma, el sosiego y el paso firme constituyen otra maravilla la ya nutrida lista de las mismas firmadas por la autora, que se merece ese apelativo en mayúsculas.

Eacuhando
Tillie Walden yl fabuloso uso de los silencios

Walden ha conseguido en muy poco tiempo el respeto de la industria y el estatus envidiable por el que prevalece su identidad y mundo personal por encima de exigencias externas o debates superfluos y vacíos. En medio del ruido, es emocionante encontrar relatos como ‘¿Me estás escuchando?’. Pequeños en apariencia, pero enormes en conceptos y ejecución, capaces de dejar en el fuero interno del público el calor del retorno a nuestro refugio interior. Con el inevitable poso de melancolía, de historia que va más allá de las páginas del cómic, viva y en crecimiento, de esas que cuesta despedirse de las protagonistas y no queda otra que desearlas que sean felices, que todo vaya bien y que, finalmente, encuentren ese sitio, tanto real como mental, en el que ser feliz.

‘¿Me estás escuchando?’ es un cómic hermoso, hecho desde el corazón, sobre la identidad, la familia, la pérdida y estar perdido, entre otros muchos conceptos que nos hacen humanos, escrito y dibujado con total libertad. Una obra maestra de lo pequeño e íntimo. Un cómic para todo el mundo, para el que, quizá, no todo el mundo esté preparado. Te toca a ti, lector, aceptar el desafío.

‘¿Me estás escuchando?’ llega a las librerías editado por la incombustible editorial La Cúpula, sello con una impresionante variedad estilística en su catálogo. La edición es muy sencilla pero tremendamente eficaz, encaja de manera perfecta con el contenido, 324 páginas a todo color contenidas en un libro en rústica con solapas. Lo podrás encontrar en tu punto de venta favorito al precio de 29,50 euros.

TILLIE WALDEN

Es una dibujante e ilustradora de Austin, Texas. Nacida en 1996, se graduó en el Center for Cartoon Studies de Vermont, donde comenzó a trabajar en su monumental memoria gráfica Piruetas (Ediciones La Cúpula, 2017), galardonada con un premio Eisner. Le encantan los gatos, la arquitectura y se va a la cama a las 20 h cada noche. Actualmente vive en Los Ángeles, California. TILLIEWALDEN.COM

[note]

Bea está huyendo.

Y entonces se topa con Lou.

Tras este encuentro fortuito ambas inician una ruta a través del oeste de Texas, durante la cual se ven asaltadas por circunstancias sorprendentes dondequiera que vayan: un misterioso gato se suma al viaje, son perseguidas por dos amenazadores hombres de la Oficina de Asistencia en Carreteras, y el paisaje se transforma en un mundo inquietante a medida que avanzan hacia una ciudad que no aparece en los mapas, pero tampoco fuera de ellos. Para mantenerse a salvo, Bea y Lou deben confiar la una en la otra mientras se ven obligadas a afrontar verdades soterradas durante demasiado tiempo.

Esta bella y conmovedora historia de amistad, sanación y esperanza resulta una exquisita muestra de conexión entre las personas que permanecerá en los lectores más allá de la última página.[/note]

casadeel alargado mandalorian

CRÍTICA

dibujo
Guion
Edición

RESUMEN

Hermoso viaje lleno de humanismo y magia

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,053SeguidoresSeguir
2,670SuscriptoresSuscribirte
BadWeekend
Editorial Hidra
Norma Editorial
casadeel cuadrado mandalorian