domingo, agosto 1, 2021

La polémica de la colección original de X – Factor

/

Los mutantes de Marvel son algunos de los personajes con mayor número de seguidores entre los fanes de los cómics de la Casa de las Ideas. De los miembros de los X – Men favoritos entre los aficionados podemos destacar a algunos tan importantes como Tormenta, Pícara, Rondador Nocturno, Coloso y, por supuesto, Lobezno. No obstante, ninguno de los personajes que acabamos de mencionar pertenecen al grupo original, ya que, bajo las órdenes del profesor Charles Xavier, la primera alineación del equipo estaba compuesta por Cíclope, Chica Maravillosa, Ángel, Hombre de Hielo y Bestia. No es de extrañar, por tanto, que cuando los miembros de los X – Men empezaron a variar, los cinco originales se agruparan en una nueva formación, conocida como X – Factor (Factor X en nuestro idioma).

La trama original de dicha cabecera giraba alrededor de un plan orquestado por estos cinco personajes en el que, de cara al público, funcionaban como cazadores de mutantes, aunque su verdadera labor era la de localizarlos para ayudarles a controlar sus poderes. Sin embargo, la razón por la que esta colección empezó su andadura fue el deseo de autores como John Byrne, Roger Stern y Kurt Busiek de traer a Jean Grey de vuelta al mundo de los vivos, ya que se encontraba muerta desde los acontecimientos narrados en La saga de Fénix Oscura, así como de recuperar al equipo original, cuyos miembros se hallaban dispersos desde que los nuevos alumnos de Charles Xavier habían tomado las riendas de la colección principal. A Bob Layton le pareció tan buena idea que no dudó a la hora de tener que encargarse de ella.

Aunque el proyecto fue aprobado por Jim Shooter, que se hallaba a la caza de un nuevo grupo de mutantes con el que mantener el interés de los lectores, no a todos les pareció tan buena idea, como en el caso de Chris Claremont, que se enfureció mucho al enterarse de que dicho proyecto se estaba llevando a cabo a sus espaldas. Él había sido el responsable de la muerte de Jean Grey, así como de la evolución que, a consecuencia de ello, había sufrido Cíclope, a quien el guionista consideraba que se merecía el derecho de retirarse y vivir feliz con su familia. La nueva colección echaba por tierra sus esfuerzos de mostrar a los lectores que toda tragedia que le sucediese a los personajes iba muy en serio así como su tajante afirmación de que el veterano líder de los mutantes se había marchado para no volver.

De poco le sirvieron sus quejas a Chris Claremont, ya que el ya mencionado Bob Layton, acompañado por los dibujos de Butch Guice, saco X – Factor a la luz a finales de 1985, cuya primera portada corona este artículo. Aunque se trató de un éxito comercial, porque todo lo que estuviera protagonizado por mutantes vendía muy bien, la colección no parecía tener mucho mayor interés que el hecho de ver resucitada a Jean Grey y contemplar al equipo original reunido de nuevo. Nada contento con el resultado, el propio Jim Shooter obligó a Bob Layton y a Butch Guice a rehacer el primer número. Por si esto fuera poco, a la crítica tampoco le gustó la idea, ya que, en una época en la que la xenofobia estaba en todo su apogeo, Don Thompson, de la Comics Buyer’s Guide, consideraba que la cabecera exaltaba el racismo, aunque la idea que tenía Stan Lee en mente, cuando creó a los mutantes, era justamente lo contrario.

X Factor Vol 1 6

Fue el propio Chris Claremont el que encontró la solución para que X – Factor consiguiera alzar el vuelo. Logró hacer la presión necesaria para que Bob Layton y Butch Guice fueran sustituidos por Louise Simonson en los guiones, de los que se encargó a partir del sexto número, y su esposo Walter como dibujante, que debutó en el décimo ejemplar de la colección. El cambio se dejó notar enseguida y X – Factor pasó de irrelevante a imprescindible para todos los seguidores de la franquicia mutante de Marvel. Pueden verse las portadas de los dos números citados alrededor de este párrafo.

X Factor Vol 1 10

Con el nuevo equipo creativo, los lectores fueron testigos de historias de gran calibre, tales como la llegada de Apocalipsis, la saga conocida como La masacre mutante (que además fue el primer crossover en el que participaron todos los títulos de dicha franquicia), la amputación de las alas de Ángel y su renacer bajo el nombre de Arcángel y la aventura que pasó a la historia bajo el nombre de La caída de los mutantes, sin olvidar la relación entre Scott Summers y Jean Grey.

El equipo formado por el matrimonio ya citado duró dos años y medio y la guionista aún se mantuvo al frente durante un par más, sin perder un ápice de la calidad que Bob Layton y Butch Guice no habían logrado otorgarle. No obstante, cuando los cinco mutantes regresaron al equipo original, el planteamiento de la cabecera X – Factor tuvo que ser reinventado.

Aunque, en la actualidad, la época más recordada de la colección sea aquella en la que Peter David se posicionó como guionista, es posible que él nunca hubiera tenido la oportunidad si Louise y Walter Simonson no la hubieran levantado, motivo por el cual merecen nuestro reconocimiento.

casadeel alargado mandalorian

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,044SeguidoresSeguir
2,700SuscriptoresSuscribirte
BadWeekend
Editorial Hidra
Norma Editorial
casadeel cuadrado mandalorian