martes, agosto 3, 2021

Reseña de Érase una vez en Francia

/

Historias de colaboracionistas

Muchos son los cómics europeos que se ambientan en el escenario de la Segunda Guerra Mundial, tanto de género bélico como de otro tipo. Pero si hubiera que destacar uno por encima de los demás, tal vez Érase una vez en Francia fuera una elección bastante acertada. La obra de Fabien Nury y Sylvain Vallée publicada originalmente en formato álbum ha llegado a lo más alto por méritos propios, convenciendo por igual a público y crítica. Ahora, gracias a Norma Editorial, podemos disfrutar de una edición integral de tan exitosa obra…

De chatarrero a líder de un imperio criminal

Erase una vez en Francia 1

Joseph Joanovici es el gran protagonista de esta obra, un huérfano ruso de ascendencia judía que vio morir a sus padres durante el pogromo de Chișinău de 1905. Tras casarse emigró al norte de París, donde comenzó su vida como chatarrero. Quizás en este punto Joanovici, cuya historia es real, pueda recordar a un personaje ficticio como fue Tony Soprano, el recolector de basura de New Jersey, tanto por su pasado humilde como por su futuro criminal.

Este inmigrante era claramente un hacha para los negocios, y gracias a su habilidad para reconocer buenos metales a simple vista no tardó mucho en escalar y convertirse en el jefe de la chatarrería en la que trabajaba (pasando por encima de su tío político en el camino), donde prospero rápidamente gracias a una floreciente oportunidad de negocio: los alemanes necesitaban metal para sus ejércitos, y Joanovici tenía mucho metal que podía ser llevado a Alemania.

Erase una vez en Francia 2

Lo interesante de su vida llega cuando estalla la Segunda Guerra Mundial y Francia acaba siendo ocupada por los nazis. Paradójicamente este judío no iba a ser perseguido, ya que su colaboracionismo fue muy bien recibido por los invasores.

Pero como el hambre de nuestro protagonista no conocía límites, se dedicó también a surtir de metal a la resistencia francesa, a trabajar con la mafia y a ejercer el nepotismo siempre que podía. A partir de aquí su vida se convierte en una espiral destructiva en la que su familia y su negocio se verán cada vez más afectados a medida que su estatus social y criminal siguen en aumento…

Erase una vez en Francia 3

Unos autores de prestigio

Fabien Nury es uno de los guionistas más respetados del panorama europeo. Quizás en La muerte de Stalin podamos encontrar ciertos parecidos con esta obra y un enfoque similar, pero Érase una vez en Francia es su trabajo más ambicioso hasta la fecha. El cómic no trata de ser un fiel retrato biográfico de un chatarrero, ya que introduce muchos hechos ficticios en la narración. Pero lo hace en pos de lograr trasladar al lector un reflejo fidedigno de cómo era la vida en aquel lugar y en aquel tiempo.

La forma de contar la historia en distintos momentos temporales a través de los cuales nos vamos moviendo acerca esta narración a una película de Martin Scorsese mucho más que a una de Sergio Leone, a cuyo cine hace referencia el título. Como ocurre con muchos de los grandes personajes de Scorsese, aquí tenemos a un macho alfa que puede perseguir en su comienzo un objetivo bienintencionado aunque no carente de egoísmo, pero con el paso del tiempo los motivos más mundanos y viscerales eclipsarán todas sus motivaciones, destruyéndolo todo a su paso. Quizás sea esto lo que hace que un personaje moralmente tan ambiguo como Joanovici tenga suficiente fuerza como para llevar la historia a sus hombros y llenarla de grandeza.

Erase una vez en Francia 4

Por su parte Sylvain Vallée realiza un trabajo carente de espectacularidad y artificio, totalmente dedicado a llevar a buen puerto el guion de Nury con un estilo muy apegado al realismo (no cuesta nada identificar a algunos personajes con su contrapartida real, empezando por el protagonista) con un ligero toque cartoon. En conjunto su labor aquí es muy fiel al BD clásico, con una línea clara bien definida, una composición de página sencilla y una predilección por los planos medios y el formato panorámico que se complementa maravillosamente por la paleta de colores seleccionada por Delf. Cabe también destacar como el loable trabajo de documentación llevado a cabo por los autores queda patente a través de sus viñetas, en las cuales los más entusiastas expertos en la época pueden llegar a perderse durante un buen rato.

En lo referente a la edición, hay que decir que este estupendo integral de Érase una vez en Francia presentado por Norma Editorial viene en un formato de tapa dura con un tamaño de página de 23 x 31 cm. El tomo contiene 416 páginas a color e incluye la traducción de los álbumes que componen la serie. El precio de venta recomendado es de 45 € y se puso a la venta en diciembre de 2020.

[note]

Erase una vez en Francia

Érase una vez en Francia

ISBN: 978-84-679-4375-7

LA ESPERADA EDICIÓN INTEGRAL DE UNA DE LAS OBRAS MAYORES DEL CÓMIC EUROPEO

Huérfano, inmigrante, chatarrero, millonario, colaboracionista, miembro de la resistencia… criminal para unos, héroe para otros. Joseph Joanovici fue todo eso y mucho más, un personaje de mil rostros que ocultó su ascendencia judía y logró ser el hombre más rico de Francia durante la ocupación nazi. Entre 2007 y 2012, Fabien Nury y Sylvain Vallée nos narraron el destino de este personaje sin igual a través de una formidable saga histórica avalada unánimemente por crítica y público. Esta edición integral recupera en un solo volumen la serie completa e incluye un extenso dosier gráfico con el que podremos admirar el espectacular trabajo de documentación realizado por los autores.

Guion: Fabien Nury

Dibujo: Sylvain Vallée y Delf

[/note]

casadeel alargado mandalorian

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,041SeguidoresSeguir
2,700SuscriptoresSuscribirte
BadWeekend
Editorial Hidra
Norma Editorial
casadeel cuadrado mandalorian