martes, agosto 3, 2021

Crítica de: Godzilla vs. Kong

/

Gracias a todas las adaptaciones cinematográficas que se han llevado a cabo sobre ellos, tanto King Kong como Godzilla se han convertido en dos de los más famosos monstruos del mundo del séptimo arte, independientemente de que nos estemos refieriendo a sus películas en solitario o a aquellas en las que se han enfrentado el uno contra el otro. La primera vez que tuvo lugar dicho combate fue en el largometraje japonés King Kong vs. Godzilla (1962) y, en la actualidad, los caminos de ambos monstruos han vuelto a cruzarse en Godzilla vs. Kong, recientemente estrenada en cines y en la plataforma HBO.

Bajo la dirección de Adam Wingard, esta película, que cuenta con 113 minutos de duración, es la conclusión de la saga del Monsterverse, iniciada con el filme Godzilla (2014) y continuada con los largometrajes Kong: La Isla Calavera (2017) y Godzilla: Rey de los monstruos (2019).

El reparto está compuesto por Alexander Skarsgard (como el doctor Nathan Lind), Millie Bobby Brown (en el papel de Madison Russell), Rebecca Hall (que interpreta a la doctora Ilene Andrews), Brian Tyree Henry (que encarna a Bernie Hayes), Shun Oguri (que interpreta a Ren Serizawa), Eiza González (que se mete en la piel de Maya Simmons), Julian Dennison (que se convierte en Josh Valentine), Kyle Chandler (que hace del doctor Mark Russell), Demián Bichir (como Walter Simmons) y Kaylee Hottle (en el papel de Jia). A continuación, puedes ver el tráiler:

Las películas anteriores de la saga nos han demostrado que Godzilla y Kong , lejos de ser los despiadados monstruos que cabría esperar, son necesarios para restaurar el equilibrio natural. Sin embargo, existe un problema: el mundo no es lo suficientemente grande como para albergar a dos machos alfa, por lo que el combate entre ambos es algo inevitable, sobre todo si los siniestros planes de la empresa Apex Cybernetics contribuyen a ello.

Al contrario de lo que sucede en el ya mencionado largometraje de 1962, aquí sí que contamos con un claro vencedor de la titánica batalla, como la promoción del filme ha dejado claro en diversas ocasiones. No obstante, para no fastidiar el final a aquellos espectadores que todavía no hayan visto la película, no diremos de quién se trata.

Ya hemos dicho que esta película es la que pone fin a la saga, o al menos esa es la idea original, por lo que no debe extrañarnos que no tenga ninguna escena post-créditos, ya que ese recurso suele utilizarse como preparación del espectador para la siguiente entrega, algo totalmente innecesario en este caso.

Uno de los principales aspectos positivos que podemos encontrarle a Godzilla vs. Kong es el hecho de que la pelea entre los monstruos se puede observar con perfecta claridad en todo momento, además de que se evitan los rápidos movimientos de cámara que solo sirven para marear al espectador, lo cual es de agradecer, puesto que lo habitual en este tipo de productos es justo lo contrario.

Como anécdota curioso, podemos destacar el hecho de que la actriz Kaylee Hottle, que no solo es sorda en la película sino también en la vida real, tuvo que ayudar a su compañera Rebecca Hall a aprender el idioma de signos americano con el que ambas actrices se comunican a lo largo de Godzilla vs. Kong.

La trama de esta película se aleja bastante de algunas de las versiones más conocidas de ambos personajes. En el caso de Godzilla, hay ciertas ocasiones en que lo hemos visto simplemente como un grave peligro para la humanidad. Por otro lado, si nos centramos en King Kong, la evidencia es aún mayor, ya que estamos acostumbrados a que el mono gigante termine muerto tras caer de lo alto del Empire State, después de haber sido acribillado desde unos helicópteros.

Godzilla contra Kong

Todos los datos indican que el enfrentamiento entre ambos titanes es lo que el público andaba necesitando, ya que la película está cosechando buenos datos de audiencia, pese a no llevar demasiado tiempo en emisión. Siendo honestos, hay que reconocer que, independiente de los gustos cinematográficos de cada uno, una batalla entre un mono de 103 metros de altura y un lagarto de casi 120 es un espectáculo impresionante.

En definitiva, si te gustan las películas de peleas de monstruos y lo pasaste bien con las tres entregas anteriores, no cabe la menor duda de que disfrutarás con el visionado de Godzilla vs. Kong, una batalla que no se había producido desde hace cincuenta y nueve años.

[note] Godzilla y Kong, dos de las fuerzas más poderosas de un planeta habitado por aterradoras criaturas, se enfrentan en un espectacular combate que sacude los cimientos de la humanidad. Monarch se embarca en una misión de alto riesgo y pone rumbo hacia territorios inexplorados para descubrir los orígenes de estos dos titanes, en un último esfuerzo por tratar de salvar a dos bestias que parecen tener las horas contadas sobre la faz de la Tierra. [/note]

casadeel alargado mandalorian

CRÍTICA

Nota genérica

RESUMEN

El desenlace de la saga de los dos titanes más famosos del cine.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,041SeguidoresSeguir
2,700SuscriptoresSuscribirte
BadWeekend
Editorial Hidra
Norma Editorial
casadeel cuadrado mandalorian