domingo, diciembre 5, 2021

Los problemas editoriales detrás del cómic Superman vs. The Amazing Spider-Man

/

¿Qué inconvenientes internos causó la publicación de Superman vs. The Amazing Spider-Man?

Superman vs. The Amazing Spider-Man (publicado en algún momento entre 1976 y 1978), escrito por Gerry Conway y dibujado por Ross Andru, fue el primer crossover entre Marvel y DC, como ya comentamos en el pasado, cuya buena acogida dio el pistoletazo de salida para todos los que vinieron después. Sin embargo, su elaboración, lejos de ser sencilla, estuvo plagada de percances de diferentes índoles, tal y como se puede comprobar en los siguientes párrafos.

El primer problema a solventar tuvo que ver con la trama. Para que Superman vs. The Amazing Spider-Man resultase interesante a los lectores, los villanos del cómic tenían que ser los archienemigos de los dos protagonistas. Por tanto, era evidente que el rival del hombre de acero no podía ser otro que Lex Luthor, mientras que, por parte del arácnido, se decidió elegir al Doctor Octopus. No obstante, ¿cómo era posible conseguir que ambos trabajasen juntos, siendo tan diferentes?

Superman vs. The Amazing Spider-Man vio la luz en un momento en el que DC había colocado a Lex Luthor en una posición muy peculiar, ya que se le consideraba todo un héroe en el planeta Lexor, mientras que en la Tierra se seguía honrando al hombre de acero, por lo que es comprensible que el archienemigo de Superman no sintiera ningún aprecio por nuestro planeta. ¿Cómo era posible que encontrase puntos en común con el Doctor Octopus, un villano de lo más mundano, cuya única obsesión era derrotar a Spiderman?

Superman contra Spiderman

Finalmente, se optó porque la breve alianza entre ambos, antes de que empezaran a tirarse los trastos a la cabeza, fuese fruto de una manipulación de Lex Luthor sobre el Doctor Octopus, un argumento que funcionaba perfectamente, ya que el archienemigo del hombre de acero siempre ha sido conocido por utilizar tácticas como esa para llevar a cabo sus maquiavélicos planes.

Por supuesto, si el asunto de la trama hubiera sido el único problemas de Superman vs. The Amazing Spider-Man, la cosa no hubiera sido para tanto, pero no fue así, tal y como se comprobará en los siguientes párrafos.

El hecho de que Ross Andru se encargase de dibujar el cómic (aunque Neal Adams también quiso formar parte del proyecto como entintador de la portada y de algunas viñetas interiores, provocando así que las fechas de entrega se apretasen más de lo debido) surgió del propio Gerry Conway, puesto que ya había trabajado antes con él en los cómics del hombre araña, además de ser un artista que había tenido su toma de contacto con Superman.

Al Landau, que era el presidente de Cadence Industries y tomaba parte importante en decisiones de ese tipo, se mostró de acuerdo con Gerry Conway en que Superman vs. The Amazing Spider-Man estuviese dibujado por Ross Andru, que era dibujante habitual del hombre araña. Para solventar este problema, se decidió que fuese sustituido por Sal Buscema en los números 154 y 155 de la colección The Amazing Spider-Man (fechados en 1976).

Hasta ahí todo bien, pero el problema vino cuando Len Wein, director editorial de Marvel, se encolerizó por el hecho de que le hubieran pasado por alto. Debido a ello, se encaró con Al Landau, al que le dijo que no pintaba una mierda, y no se sabe que más hubiera sucedido sin la intervención Marv Wolfman y Stan Lee, para separarlos y calmarlos. Len Wein cesó su cargo de inmediato.

Otros nombres a tener cuenta como colaboradores en la salida a la luz de Superman vs. The Amazing Spider-Man son los entintadores Terry Austin y Josef Rubinstein, así como el dibujante Bob Wiazeck y el por entonces director editorial, que no era otro que John Romita. Sin embargo, en las acreditaciones se olvidaron tanto de él como de Neal Adams y de los dos entintadores mencionados al principio de este párrafo. Sorprendentemente, la cosa no fue tan grave como se podría haber esperado, ya que John Romita solo parecía tener elogios para el trabajo de Ross Andru en Superman vs. The Amazing Spider-Man, como demostró con estas palabras:

Creo que lo más grande que hizo Ross fue el crossover con Superman. No conozco a nadie que pudiera haberlo hecho mejor. Era un proyecto grande, de alto perfil. Cualquiera que lo hiciera sería expuesto a las miradas de todos, y el hizo el mejor trabajo que he visto en algo de estas características. Es uno de mis cómics favoritos de todos los tiempos. Trabajé con Ross en él porque yo era uno de los consultores de Marvel y Stan insistió mucho en que, de vez en cuando, tenía que retocar una cara de Mary Jane o de Peter.

Pese a los problemas de trama, de mandato o de acreditaciones, Superman vs. The Amazing Spider-Man, cuya portada completa puede verse bajo este párrafo, consiguió ver la luz y convertirse en todo un referente para los aficionados al noveno arte y en un atisbo a todos los crossovers que estaban por llegar, además de proporcionar un generoso sueldo a sus autores, como el caso de Ross Andru, que percibió por su trabajo la nada despreciable cantidad de 27000 dólares.

superman spider man

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,135SeguidoresSeguir
2,730SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores