domingo, julio 3, 2022

Camino a Star Wars Parte 1 de 3: nace La Guerra de las Galaxias

/

Navegaremos por el origen del mito de Star Wars, cómo George Lucas ideó y gestó la gran saga que todos conocemos y adoramos. Pasaremos a ver la gran aventura que fue rodar esta película

El próximo 25 de mayo se celebran nada más y nada menos que 45 años del estreno de Star Wars, ahora conocida como Star Wars episodio IV: una nueva esperanza, y que todos conocemos como La guerra de las galaxias, la película que cambió todo tanto en el mundo del cine como en el mundo de los fans. Con motivo de esta celebración vamos a ofreceros tres artículos, uno cada día hasta llegar a esa fecha, que profundizarán en cómo se hizo realidad el sueño de George Lucas y la importancia que ha tenido, y que tiene hoy día.

Navegaremos por el origen del mito, cómo George Lucas ideó y gestó la gran saga que todos conocemos y adoramos. Pasaremos a ver la gran aventura que fue rodar esta película. Sabremos cómo se eligieron a los actores, cómo se fueron creando, paso a paso, los efectos especiales que Lucas tenía en la cabeza… pero que no se habían visto jamás. Y terminaremos viendo las consecuencias de esta película en la sociedad y, por supuesto, en el cine ¡Comienza la cuenta atrás hacia La Guerra de las Galaxias!

La ciencia ficción como gran espectáculo

Desde el mismo momento de su estreno La guerra de las galaxias se convirtió en un fenómeno sociológico, capaz de volver a llevar al cine a familias enteras haciéndoles redescubrir el cine como espectáculo, un cine sencillo, pero bien hecho, especialmente diseñado para gustar al gran público.

Un cine, el de entretenimiento que, hasta ese entonces, estaba menospreciado (con razón) por el alto número de películas mediocres que llenaban las salas y que no daban a los espectadores lo que buscaban, que era simplemente pasar un buen rato pero con algo de calidad.

La guerra de las galaxias reunió en una película todos los ingredientes que quería ver la gente: lo mejor de los westerns, de las películas bélicas, de los cómics, de los relatos de caballería, de las carreras de coches, de los cuentos de hadas y, por supuesto, de las historias románticas, dándole una forma de aventura espacial y adornándola con unos efectos especiales nunca vistos hasta la fecha (de hecho, nunca construidos hasta la fecha), convirtiendo los seriales de serie B en un atractivo espectáculo con personajes muy elementales (hasta llegar al tópico) y con valores muy tradicionales.

star wars La Guerra de las Galaxias

Además esta película dio lugar a una trayectoria única en el cine y el showbusiness, destacando especialmente el merchandising, un término casi desconocido en 1977 a pesar de que Disney ya había utilizado la publicidad para vender objetos sobre sus personajes. Fue esta película la que descubrió finalmente todas las posibilidades de esta estrategia comercial, demostrando el potencial del entretenimiento como negocio fuera de las salas de cine.

La guerra de las galaxias: la difícil creación

La historia de esta película también es una aventura digna de contar. A mediados de los 70 la ciencia ficción solo se veía como un género minoritario, pero parece ser que la tenacidad de George Lucas se debía a su conocimiento enciclopédico del cine y a que creía conocer los gustos del público.

Más exactamente, pensaba que lo que él deseaba ver en la pantalla era lo que millones de espectadores deseaban ver. En unas declaraciones que realizó entonces afirmaba que desestimó el western porque parecía un género totalmente muerto y los jóvenes de la época habían desarrollado gran afición por lo fantástico. La mayor diferencia con el cine fantástico de la época es que se hacían películas de ciencia-ficción, pero donde casi todo era ciencia y poco era ficción (¿recordáis 2001: una odisea del espacio? Pues eso).

La Guerra de las Galaxias LCDE 3 6 1

La opinión general de los productores era que la ciencia-ficción no tenía público suficiente. Lucas, por su parte, afirmó que había realizado algunas encuestas y estaba convencido de que el público potencial de este género era de unos ocho millones de espectadores. La primera idea de Lucas era rodar una aventura de Flash Gordon, pero le pedían demasiado por los derechos, así que se inventó nuevos mundos y nuevos personajes.

Escritura y re escritura del primer guion de Star Wars

El primer guion que Lucas escribió tenía solo 13 páginas y se titulaba “La historia de Mace Windu, venerado Jedi de Opuchi, tal como fue relatada a Ushby C.J. Thape, aprendiz del famoso Jedi”. Lucas había estado recopilando relatos mitológicos, cuentos e interpretaciones de sueños durante más de un año. Luego se pasó otro año y medio escribiendo la historia completa, estructurada en principio como seis películas divididas en dos trilogías en las que La guerra de las galaxias sería el cuarto episodio. Años más tarde, cuando hizo El Imperio Contraataca planeó tres partes más completando la saga.

Luego vino la peregrinación para buscar financiación: el primer guion lo llevó a la United Artists, que vivía su momento cumbre pero lo rechazó, primero, por lo caro del proyecto y, segundo, porque no sabían cómo conseguir los efectos especiales necesarios para esa historia. Ese primer tratamiento (1974) “era muy impreciso. Decía que era una especie de aventura de los años 30 (…) (Flash Gordon, Buck Rogers). Eso era todo lo que sabían”.

La Guerra de las Galaxias LCDE 3 13

Luego fue a la Universal, que le dio la misma respuesta. Además, la idea general era que Lucas había escrito una mala copia de “El Señor de los Anillos” (y es cierto que existen muchos puntos de contacto con la obra de Tolkien, como con muchas otras obras). Por suerte, Lucas se cruzó con Alan Ladd Jr., entonces presidente de la Fox, que se enamoró del proyecto. Ladd era un ferviente admirador de la ciencia-ficción, teniendo un gran éxito en 1968 con El planeta de los simios (por cierto, el mismo año en el que se estrenó 2001: una odisea del espacio).

Ladd le dio a Lucas 10.000 dólares para que trabajara más a fondo en ese guion. Lucas se aisló para trabajar en él durante prácticamente dos años, llegando a escribir cuatro versiones diferentes. Sobre aquellos días, más tarde declararía que “debía de tener un guion extenso, de unas 200 páginas. La historia se me fue de las manos. La única forma de afrontarlo era decir <<haré una película del primer tercio, del primer acto>>. Había escrito todo ese material. Pasé un año escribiendo la historia y dije <<no voy a desperdiciar dos tercios de mi año>>, pero solo podía conseguir el dinero para una película”.

En mayo de 1974 terminó la primera versión, muy confusa. Un año después presentó a Fox la segunda versión, titulada Adventures of the Starkiller. Episode One of the Star Wars. En agosto de 1975 Starkiller pasó a llamarse Skywalker y ya era un borrador bastante parecido al final (en el que se basarían para comenzar a trabajar en el diseño visual como veremos).

La Guerra de las Galaxias LCDE 53

Lucas mostró el guion a su amigo Coppola (éste había hecho lo mismo con Lucas al mostrarle el guion de Apocalypse Now) y le hizo varias correcciones. Más tarde recibiría consejos de Brian de Palma, Phil Kauffman y Gloria Kartz, la guionista de American Grafitti).

Los primeros diseños de La Guerra de las Galaxias

Pero La Guerra de las Galaxias no sería una película barata y Lucas necesitaba impresionar a los directivos de Fox si quería que aceptaran su presupuesto. Por ello contrató a Ralph McQuarrie, un diseñador conceptual de Boeing, para que plasmara lo que Lucas quería expresar con su guion. Algo muy diferente a como terminaría siendo.

1366 2000
Una primera versión de los personajes principales de La Guera de las Galaxias

En 2017 unos estudiantes de la DAVE School en Orlando, Florida, realizaron un tráiler que muestra cómo habría sido La Guerra de las Galaxias si se hubiesen seguido las ilustraciones de McQuarrie. No consiguieron financiaciación y el proyecto quedó en ese tráiler que podéis ver ahora:

Pero volvamos a George Lucas. Cuando entregó a Fox la última versión del guion (la última por ahora), llevó varios dibujos y les dijo “se va a parecer a esto (…). No se preocupen de cómo vamos a hacerlo, es solo una idea de cómo se verá en pantalla”. Y los convenció, aprobando un presupuesto de algo más de ocho millones.

Lucas había firmado un preacuerdo con Ladd Jr. antes de rodar American Graffiti. Tras el éxito de ésta, Fox y Lucas firmaron un contrato formal. Y aquí es donde podemos comprobar cuál era la visión que tenía George Lucas y cuál era su compromiso para con su obra: firmó el contrato con Fox imponiendo sus condiciones: cobraría 50.000 $ por escribirla y otros 10.000 por dirigirla, poco dinero para la época.

Pero, a cambio, tendría el control absoluto de la obra. Además, sería producida por su empresa, Lucasfilm, que recibiría el 40% de los beneficios. También se reservó el derecho a controlar y aprobar todo el merchandising y los derechos de libros, discos o vídeos y, por supuesto, de cualquier secuela.

Sabía que lo que tenía que hacer era proteger la parte sin escribir, las otras dos partes del guion” Declaró Lucas “Fui cauto. Dije <<No quiero dinero. No quiero más puntos. Nada que ver con las finanzas. Quiero los derechos para hacer estas continuaciones>>”.

Un punto importante fue la petición del merchandising, algo que hasta entonces era relativamente desconocido. Lucas declara en entrevistas que entonces pensó que “Podré hacer camisetas. Podré hacer pósteres. Y podré vender esta película, aunque no lo haga el estudio. Me hice con el control de todo lo que quedaba que al estudio no le interesaba”.

Obviamente Fox estaba de acuerdo: quedaron sorprendidos por el bajo sueldo de Lucas y, además, nadie esperaba que aquella película tuviera muchos más beneficios fuera de las salas, es decir, la comercialización de productos relacionados con la película, algo que a los productores ni siquiera les pasaba por la mente. En cuanto a los actores, ocurrió algo parecido: sueldos bajos y participación en los beneficios. En resumen: Lucas abarató todo lo que pudo para conseguir cumplir su sueño.

La Guerra de las Galaxias LCDE 2 3

(Continuará mañana con Camino a Star Wars 2ª parte)

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,369SeguidoresSeguir
2,820SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores