miércoles, agosto 17, 2022

Los líos legales entre DC y Marvel por el nombre del Capitán Marvel

/

La historia del Capitán Marvel en los cómics es algo más compleja que «Marvel se lo quitó a DC» y hoy os la contamos completa

Las luchas entre bastidores y las disputas legales han desempeñado un papel tan importante en la historia de los cómics como las coloridas batallas en las propias páginas. Y una de las disputas más complejas y duraderas de la industria se ha centrado en el Capitán Marvel, o al menos en las dos versiones distintas del personaje que han coexistido en un estado de confusión tanto en Marvel como en DC durante décadas.

¿Quién creo al Capitán Marvel original?

Al igual que muchos conflictos de los cómics, esta disputa fue posible gracias al debut de Superman. Poco después de su primera aparición en el número 1 de Action Comics de 1938, se produjo un aluvión de imitaciones de editores que buscaban un trozo del pastel del Hombre de Acero. Aunque la mayoría de ellos eran análogos improvisados, el intento de Fawcett Comics de crear su propio superhéroe no era un modelo inferior, sino que se convirtió rápidamente en una verdadera competencia.

El Capitán Marvel de Fawcett fue creado a finales de 1939 por Bill Parker y C.C. Beck y debutó en el número 2 de Whiz Comics. En su primera portada, el Capitán Marvel aparece lanzando tranquilamente un coche contra una pared de ladrillos, mientras dos delincuentes salen disparados por las ventanas. En el número 1 de Action Comics, Superman debutaba levantando un coche similar sobre su cabeza y estrellándolo contra el suelo, mientras los criminales que estaban dentro huían.

capitan marvel superman

Las similitudes eran inconfundibles: Se trataba de dos hombres fuertes con capa, con estrabismo heroico y mallas de circo, que saltaban por las ciudades y luchaban contra científicos locos (y calvos). Pero mientras Clark Kent obtenía sus poderes de su fisiología kriptoniana, el Capitán Marvel era, en realidad, un jovencito llamado Billy Batson que recibía sus poderes al gritar la palabra mágica «¡SHAZAM!«. Si Superman era el Boy Scout mojigato, el Capitán Marvel se ganó su apodo de «Big Red Cheese» a base de campechanía, algún guiño y un codazo.

El parecido que existía entre el Capitán Marvel y Superman trae los primeros problemas legales entorno al personaje

La antigüedad importaba poco a los jóvenes lectores de cómics, y una vez que el Capitán Marvel encontró su sitio, superó a Superman en el quiosco y le ganó la partida en la pantalla al tener su propia serie de películas de acción real en 1941. Pero mientras el Capitán Marvel llegaba a un público más amplio, DC se encontraba en medio de una acción legal contra Fawcett por violación de los derechos de autor. La reclamación era sencilla: El Capitán Marvel era demasiado parecido a Superman para la comodidad de DC.

Primera imagen de Zachary Levi como Shazam en el set de rodaje de la película

DC quería que Fawcett dejara de producir el serial y los cómics a principios de la década de 1940, pero Fawcett luchó para retrasar la batalla judicial durante años. No fue hasta 1948 cuando el caso llegó a juicio, y finalmente se resolvió a favor de DC en 1954. Legalmente, Fawcett nunca pudo imprimir otro ejemplar del Capitán Marvel. Sin embargo, el mercado de los superhéroes estaba a punto de extinguirse, por lo que a Fawcett no le merecía la pena volver a apelar. En su lugar, la editorial cerró el negocio, dejando que Superman surcara los cielos de Metrópolis sin ninguna competencia de mandíbula cuadrada en los quioscos.

La historia editorial del Capitan Marvel original se comienza a enredar cuando aparece otro Capitán Marvel

En la década siguiente se produjo una revitalización de los superhéroes, que comenzó con la renovación de DC de Flash y Green Lantern a finales de los años 50, y que explotó pocos años después, cuando Timely Comics cambió su nombre por el de Marvel Comics y lanzó una lista de pesos pesados como Los Cuatro Fantásticos, Spiderman y Hulk, todo ello en 1962.

Marvel volvía a ser una palabra de moda y, en 1966, una empresa de corta vida llamada M.F. Enterprises intentó sacar provecho de ello con un nuevo personaje llamado Capitán Marvel, generalmente considerado uno de los peores superhéroes jamás llevados al papel.

el capitán marvel de m.f. enterprises

Marvel tenía que impedir que los cómics de calidad inferior utilizaran su nombre en las portadas, así que obtuvo la marca registrada del nombre Capitán Marvel y se dedicó a protegerla introduciendo otro personaje llamado Capitán Marvel. Esta nueva versión alienígena del héroe debutó poco después en el número 12 de Marvel Super-Heroes de 1967.

Capitán Marvel de Marvel Comics

El personaje nació puramente por razones legales. Según el veterano del cómic Roy Thomas, Stan Lee solo creó ese Capitán Marvel ante la insistencia del editor Martin Goodman: «Todo lo que sé es que la razón del personaje surgió de un malestar por el uso del nombre ‘Capitán Marvel'».

Mar-Vell, el Capitán Marvel original de Marvel Comics

Los cómics son muy confusos a veces, y a principios de la década de 1970, Superman ya no se vendía como antes. Al necesitar sangre fresca, DC recurrió a una fuente insólita en busca de ayuda: Fawcett. La empresa había resurgido a finales de los 60 como editora de los cómics de Daniel el Travieso, pero estaba atada de manos cuando el negocio de los superhéroes volvió, ya que tenía prohibido legalmente producir nuevos cómics del Capitán Marvel. Así que lo siguiente que hicieron fue acordar la licencia del personaje y de su reparto a DC en 1973.

Marvel y DC tenían su propio Capitán Marvel

Ahora, las dos editoriales de cómic más importantes del mundo tenían personajes de alto perfil llamados Capitán Marvel. Pero había una trampa: Como Marvel tenía los derechos del nombre, DC no podía llamar Capitán Marvel a su nuevo cómic. En su lugar, todos sus cómics se llamaron Shazam, al igual que el renacimiento televisivo del personaje a mediados de la década de 1970.

Curiosamente, el nombre del personaje seguía siendo Capitán Marvel dentro del cómic. Así que DC podía mantener el nombre del personaje en las historias, pero no podía ponerlo en las portadas de los libros o en los programas de televisión. Solo Marvel podía monetizar el nombre del Capitán Marvel.

Justo después de que se lanzara el primer cómic del Capitán Marvel en 1973, hubo un problema inmediato. El título completo de la serie era el ligeramente conflictivo Shazam: The Original Captain Marvel. Duró 14 números antes de que una orden de cese y desistimiento de Marvel convirtiera la serie en Shazam: The World’s Mightiest Mortal. Marvel, por su parte, se vio en la tesitura de mantener su marca comercial mediante la publicación continua de más publicaciones con Capitán Marvel en la portada, por lo que la historia de la compañía está llena de reinicios y nuevas versiones del personaje cada dos años aproximadamente.

El Capitán Marvel de DC pasa a llamarse Shazam

En la década de los 90, DC había comprado directamente su Capitán Marvel a Fawcett, pero apenas podía promocionarlo. Hay un número limitado de veces que puedes poner a Shazam en la portada de un cómic pero referirte a él como Capitán Marvel en el interior sin confundir a tus lectores. Así que en 2012, DC y el escritor Geoff Johns decidieron acabar con las décadas de confusión y simplemente renombrar al personaje como Shazam, porque, como dijo John, «todo el mundo piensa ya que se llama Shazam».

Después de más de 80 años después de cambiar de editorial, cambiar de nombre y largas batallas legales, Zachary Levi interpretará el papel principal de Shazam!: Furia de los dioses, la secuela que se estrena el 22 de diciembre de 2022. Por su parte, Brie Larson dará vida de nuevo a la versión Carol Danvers del personaje en The Marvels, que llegará a los cines el 28 de julio de 2023.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,385SeguidoresSeguir
2,850SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores