martes, septiembre 27, 2022

Los proyectos de Grant Morrison rechazados por Marvel

/

Ideas de Grant Morrison para Marvel que no acabaron de convencer.

Si eres fan de esta web, es casi seguro que todos los meses pasas por tu punto de compra habitual para hacerte con las novedades de tus personajes favoritos del mundo del cómic. Sin embargo, pese a que encuentras muchos títulos esperándote en la estantería, existen otros tantos que no lograron ir más allá de la imaginación del guionista de turno, un tema sobre el que ya hemos comentado con anterioridad, del que Grant Morrison tendría mucho que decir, como podrás comprobar si continuas leyendo este artículo.

Grant Morrison en Marvel

En 1990, avalado por el éxito obtenido en DC con la novela gráfica Arkham Assylum: A Serious House on Serious Earth (1989), el escocés Grant Morrison se presentó en Marvel con la idea de llevar a cabo una novela gráfica junto con el dibujante Simon Bisley, en la que Spiderman y Mysterio se enzarzarían en una batalla más, solo que la trama tendría lugar en un mundo paralelo, en el que su tía May había fallecido y él nunca se había casado con Mary Jane Watson. Ajustado a los canones de Ditko, a Morrison le parecía buena idea contraponer a este Spiderman con la que entonces era su versión moderna.

Morrison debía tenerle mucho cariño al personaje, ya que también pretendía llevar a cabo una serie limitada de Spiderman, con Klaus Janson como dibujante, con quien ya había colaborado en DC, que se sospecha que podía tratarse de una adaptación del guion anteriormente mencionado, aunque tampoco importa demasiado, ya que ambos proyectos fueron rechazados por Marvel, de modo que la única aproximación a lo que podíamos haber visto que nos queda es el boceto de Spiderman dibujado por Simon Bisley que se encuentra bajo este párrafo.

Spiderman de Simon Bisley

Otras propuestas que hizo Grant Morrison a Marvel

Lejos de desalentarse, Grant Morrison volvió a intentarlo en 1994. En esta ocasión, junto a Mark Waid, quería presentar proyectos pertenecientes a la línea 2099, empezando con Iron Man y con el Capitán América para abrir camino a una colección futurista de Los Vengadores.

Morrison y Waid tenían muchas ideas, como el hecho de que el nuevo Iron Man fuese una especie de Stephen Hawking, que no compartía el apellido Stark, aunque sí había trabajado para la compañía, y necesitaba la armadura para poder moverse. Por su parte, el nuevo Capitán América sería un curtido marine que había encontrado el cadáver de Steve Rogers en la derruida mansión de Los Vengadores y recogía su escudo dispuesto a seguir su ejemplo.

Marcianos, un descendiente de Killraven llamado Ravage, Galactus y el regreso de un Hombre Gigante que se había encontrado en estado comatoso también iban a formar parte de la aventura. Sin embargo, a los jefazos de Marvel no les debió parecer una idea demasiado atractiva, ya que también la rechazaron.

No obstante, Morrison y Waid, lejos de desilusionarse, volvieron a la carga con su Marvel Tales: End of the World, un proyecto que pretendía enfrentar a casi todos los superhéroes de la Casa de las Ideas contra un villano conocido como X-Terminus, que se acabaría revelando como Charles Xavier, cuya mente se había corrompido debido a un fallo técnico de Cerebro.

Como volvieron a toparse contra un muro, porque en Marvel no estaban dispuestos a convertir al mentor de los mutantes en un villano (al menos en aquella época, ya que ese recurso iba a ser utilizado algún tiempo después), Morrison y Waid decidieron trasladar la idea a la cabecera de Los Cuatro Fantásticos, con el Amo de las Marionetas como el villano sustituto.

Grant Morrison

¿Por qué Grant Morrison abandonó Marvel?

La llegada de Joe Quesada y Bill Jemas a los mandos de la Casa de las Ideas pareció ser la oportunidad que Grant Morrison estaba esperando para brillar con luz propia, pero muchos proyectos suyos seguían estrellándose, como una serie limitada de Marvel Boy o un especial de Estela Plateada.

No obstante, hay que reconocer que a Grant Morrison se le ofreció la oportunidad de encargarse de las cabeceras Ultimate Spiderman (2000 – 2014) o Ultimate X – Men (2001 – 2009), pero no debió seducirle mucho la idea, ya que prefirió ponerse al frente de New X – Men (2001 – 2004), a la vez que recomendaba a Mark Millar para hacerse cargo de la colección de los mutantes definitivos.

Parece claro que Morrison no tenía problemas a la hora de conseguir trabajos, siempre y cuando no fueran ideas propias, motivo por que no debes extrañarnos que, finalmente, recurrieran a él para ayudar a perfilar las colecciones de Ultimate Avengers (antes de ser rebautizada como The Ultimates (2002 – 2004)) y Ultimate Fantastic Four (2004 – 2009), aunque lo lento del proceso hizo que el guionista terminara por abandonar Marvel para irse a DC.

Sin embargo, antes de marcharse de la Casa de las Ideas, Morrison aún trataría de llevar a cabo una historia de Nick Furia, en el que mezclaba elementos típicos de una aventura de James Bond y de las peripecias cósmicas del Jack Kirby de los años setenta. En un principio, la trama comenzó a desarrollarse en un relato corto de Marvel Knights Double Shot nº 2 (2002), con portada de Glenn Fabry, como muestra la imagen inferior, y dibujos de Manuel Gutiérrez.

MarvelKnightsDoubleShot2

Sin embargo, Grant Morrison no consiguió el visto bueno de Bill Jemas para continuar con la historia, de modo que, con algunos cambios radicales, se llevó la idea consigo para desarrollarla en la serie The Filth (2002 – 2003), perteneciente a la línea Vértigo de DC.

En una entrevista, Grant Morrison llegó a declarar que, dentro de Marvel, le hubiera gustado hacerse cargo de una recreación, en la línea Ultimate, de la Guerra Kree-Skrull, en la que el suero original del Supersoldado hubiera sido creado por alienígenas. No obstante, teniendo en cuenta su historial con la Casa de las Ideas, dudamos mucho que le hubieran dado carta blanca para contar dicha aventura.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,393SeguidoresSeguir
2,860SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores