jueves, diciembre 8, 2022

Reseña de Providence Omnibus

/

Panini Comics publica en un único tomo de auténtico lujo el mejor trabajo de Alan Moore en los últimos años, un magnífico homenaje a la obra de H.P. Lovecraft que lleva por título Providence

El tríptico lovecraftiano con el que el guionista Alan Moore rendía homenaje a la obra de uno de los escritores más importantes del siglo XX ya había sido publicado por Panini Comics en varios tomos, pero ahora por fin estos cómics tienen la edición de lujo que se merecen. El título con el que nos llega este magnífico volumen es Providence Omnibus.

Neonomicon

The Courtyard y Neonomicon

Antes de la historia que será el grueso del tomo y que le da nombre, nos encontramos con The Courtyard primero y con Neonomicon después. En la primera nuestro protagonista será Aldo Sax, un agente de la ley que investigando unos misteriosos asesinatos acabará por toparse con todo un culto a los dioses que bien conocidos son para los amantes del horror cósmico.

A continuación, en Neonomicón (la referencia al Necronomicón es obvia), Moore plantea una secuela a esta historia corta en la que, a diferencia de lo que ocurría con los textos de H.P. Lovecraft, el sexo es explícito y fundamental. Es curioso como el de Northampton homenajea al padre de los mitos de Chtulhu usando elementos radicalmente distintos a los que este empleaba, pero siendo desde cierto punto de vista metaficcional fiel a su espíritu.

Aquí los detectives del FBI Merril Brears y Gordon Lamper siguen los pasos de Sax y acaban inmersos en una pesadilla anfibia que solo podría ser descrita como horror cósmico pornográfico. A pesar de lo burda que pueda parecer aquí la traslación de los escritos de Lovecraft al cómic por parte de Moore, basta prestar un poco de atención para darse cuenta de que, a pesar de tratarse de una obra alimenticia como el mismo autor confesaba en su momento, hay mucho trabajo de erudición y mimo en estos guiones. Pero tanto esto como su caracter irreverente se verán multiplicados a la enésima potencia al pasar a Providence

Providence 6

Érase una vez en Providence

Nos situamos en el final de la Primera Guerra Mundial. Nuestro protagonista será un periodista judío y homosexual llamado Robert Black (el parecido con el nombre del amigo de Lovecraft Robert Albert Bloch o con su personaje Robert Blake no debe ser casualidad) que un buen día decide dejar su trabajo para embarcarse en un viaje por Nueva Inglaterra con el objetivo de recabar información para la escritura de un libro en el que relatará la América oculta que la mayor parte de los ciudadanos desconoce. Y, por encima de todo lo demás, mientras Black esté en el centro de la acción esa va a ser realmente la intención de Moore: hablar sobre todo aquello que no se ve a simple vista, entendiendo esto de todas las formas posibles.

El punto de partida del periodista para marcar el rumbo de su viaje será un manuscrito titulado Kitab Al-Hikmah Al-Najmiyya, también conocido como el Libro de la Sabiduría de las Estrellas, escrito por un tal Khalid Ibn Yazid doce siglos atrás, que no deja de ser un trasunto de Abdul Alhazred, el árabe loco responsable del Necronomicón. La búsqueda de una copia de este volumen llevará a Robert a visitar diversos puntos y vivir distintas situaciones que los amantes de Lovecraft reconocerán sin mucho esfuerzo. Y todo ello es a la vez un descenso a los infiernos del personaje, que acabará tal y como podríamos suponer que acaba un personaje protagonista de una obra de Lovecraft…

Pero la relación con los escritos de Lovecraft no se queda, ni muchísimo menos, en revisitar los acontecimientos narrados en su obra o mostrar constantes guiños a su mitología. De esto tenemos mucho, y realizar una segunda lectura de la obra junto a las anotaciones que podemos encontrar en páginas como Facts Providence para flipar con el nivel de obsesión que puede alcanzar Moore es una práctica recomendable, pero lo ambicioso de este proyecto va mucho más allá…

Providence

Ph´nglui mglw´nafh Cthulhu R´lyeh wgah´nagl fhtagn

El guionista trata en parte de dar coherencia, cohesión y trasfondo histórico a los mitos descritos por Lovecraft, aunque también lo que hace aquí es jugar con la represión sexual a través de las obsesiones de Robert, experimentar con el terror de forma sutil pero contundente y retratar a una sociedad perdida en las apariencias donde basta cruzar el umbral de un hogar para ser consciente de lo macabro de lo que allí se oculta.

Pero además Moore busca con esta historia, más allá de todo lo que la historia cuenta por sí misma, elevar la obra de Lovecraft muy por encima su concepto literario. De una forma metaficcional y a la vez alegórica, el guionista vuelve a esos lugares comunes en los que ya ha estado en otros títulos escritos por él (From Hell o Promethea sería buenos ejemplos) para poner en alza el concepto de ficción valiéndose de elementos de la magia del caos (disciplina en la que presuntamente es un experto) para hacer permear a través de sus páginas la idea de que algo imaginado puede ser tan sólido como la propia realidad.

La vuelta que el autor le da a este concepto para unir los mitos de Cthulhu y todo lo que los rodean con el legado literario de la obra de Lovecraft, con toda la influencia transmedia de la obra del autor de Rhode Island e incluso con toda la mercadotécnia asociada a sus creaciones es sencillamente apabullante y convierte este cómic en uno de los más grandes y ambiciosos de su carrera. También en el más terrorífico, probablemente…

Providence
Hay momentos de mal rollo, y luego está esto…

Jacen Burrows after Steve Dillon

En el apartado gráfico tenemos a un Jacen Burrows que hace un trabajo a la altura de las circunstancias. Con un estilo que recuerda muchísimo al del tristemente fallecido Steve Dillon, sobre todo a la hora de caracterizar a sus personajes y dotarles de expresión, Burrows logra impregnar en este cómic ese toque malsano que causa de forma permanente una incomodidad al lector que difícilmente puede ser explicable. Para ello se sirve en general de una plantilla de cuatro viñetas por página que aprovechan todo el ancho de esta, convirtiendo así cada página en una secuencia en el tiempo que funciona de forma independiente.

Mención aparte merecen las portadas incluidas en el tomo, todas ellas homenajes fantásticos a la obra de Lovecraft, con no pocos ejemplos de ilustraciones que resultan ser demasiado perturbadoras como para tenerlas a la vista en una noche oscura y solitaria…

En cuanto a la magnífica edición, el tomo de lujo Providence Omnibus publicado por Panini Comics en tapa dura contiene 720 páginas a color con un tamaño de 20.5 x 31 cm. e incluye la traducción de la edición americana de The Courtyard, de Neonomicon y de los 13 números que componen Providence. El precio de venta recomendado de este tomo es de 60 € y se puso a la venta en septiembre de 2022.


Providence 1

Providence Omnibus

Edición completa de la obra maestra de Alan Moore.

El genio detrás de la deconstrucción del superhéroe regresa a los mundos de H. P. Lovecraft, en una nueva obra maestra que se puede leer como precuela o como secuela de Neonomicon.

Bienvenido al Watchmen del terror.

Autores: Alan Moore y Jacen Burrows

CRÍTICA

Guion
Dibujo
Edición

RESUMEN

Imprescindible
Jairo Álvarez
Jairo Álvarez
"I want you to remember, Clark…in all the years to come…in your most private moments…I want you to remember…my hand…at your throat…I want…you to remember…the one man who beat you."

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,331SeguidoresSeguir
2,870SuscriptoresSuscribirte
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores
ImprescindibleReseña de Providence Omnibus