sábado, enero 28, 2023

Arrowette entre tinieblas

/

La sinrazón entraba en la vida de Arrowette al mismo tiempo que su inocencia desaparecía para siempre

(Young Justice #15 USA: «Unstrung» (Destensada) – Guion de Peter David / Dibujo de Todd Nauck)

Durante sus catorce primeros episodios, Young Justice se caracterizó por su sana dosis de frescura, humor incansable y ligereza con poso. Aderezados eso sí, con brillantez. Gracias sobretodo a la premeditada y socarrona rebeldía que cabría esperar de un guionista tan polivalente y versátil como ha sido siempre Peter David. Acompañado aquí de un Todd Nauck cuyos lápices ganaban enteros episodio a episodio como si fuera -que no lo es- lo más sencillo del mundo.

Si bien es cierto que dentro de las hiperactivas páginas de la serie de cómics en cuestión encontrábamos breves paréntesis para las relaciones personales de los personajes protagonistas y algunos apuntes sobre angustia adolescente, no era hasta el episodio que nos ocupa cuando en un volantazo para el recuerdo, nos sumíamos por completo en las indigestas profundidades de la miseria humana.

Dos hombres tan apresurados como armados corren hacia el interior de un bosque con el fin de perderse en la inmensidad de la vegetación y lograr escapar de un poco prometedor destino.

Tras encontrar un momento de paz y tranquilidad en su huída hablan de haber logrado evadir a la policía. También hablan de haberle hecho algo a una tal Marcey, de una cinta de vídeo incriminatoria que grabaron y de que, el haberla perdido, supondrá que deban abandonar la ciudad para siempre.

Lamentablemente su conversación se ve interrumpida cuando encuentran una nota clavada a un árbol por una flecha negra. La nota dice textualmente: «Unos diez segundos más tarde que la próxima». Ellos se preguntan a qué «próxima» se refiere la nota mientras la sujetan con la mano…cuando una segunda flecha la atraviesa y clava de nuevo al mismo árbol.

Sorprendidos, gritan de puro terror al levantar la vista y encontrarse frente a una amenazadora Arrowette dispuesta a darles caza pero ¿cómo ha llegado a darse tal situación?

Y lo que es más importante: ¿Cómo Arrowette ha cambiado su característico optimismo por la taciturna ira con que nos la encontramos en ese momento?

El ocaso como mal augurio de rigor

Ocaso Arrowette

La narración echa marcha atrás para situarnos en el Baile de Primavera de Elias School, el instituto al que asiste Cissie King-Jones (Arrowette en su identidad civil). Al evento le acompañan Cassie Sandsmark (Wonder Girl), Kon-El (Superboy) y Bart Allen (Impulso).

Lo que promete ser un desahogado entretenimiento para Cissie queda diluido al encontrase con Marcey , la mujer que mencionábamos en párrafos anteriores y que resulta ser la psicóloga del instituto a quien acude también nuestra protagonista para resolver sus conflictos personales y que, aprovechando la celebración, ha decidido acercarse a distraerse un rato.

De la charla que mantienen ambas se desprende que algo ha ocurrido a Marcey con su pareja ya que al preguntar Cissie el motivo por el que ya no lleva puesto su anillo de compromiso, ella le responde que algunas veces se toman decisiones por impulso y luego, convenientemente, decide cambiar de tema para evitar ahondar en ello.

Volvemos al presente, la cacería contra los dos fugitivos prosigue. Su paranoia es tal que disparan a cualquier señal de movimiento. Primero asesinando a un osezno que tiene la mala fortuna de cruzarse en su camino y después acertando de chiripa a la rama en que se encontraba Arrowette, que pierde su posición y se estrella contra el suelo, siendo a su vez atrapada por la rama al caerle esta encima. Quedando a merced de los criminales.

De nuevo saltamos hacia atrás en el tiempo. Cissie tiene sesión de terapia con Marcey pero antes de entrar en su despacho escucha una acalorada discusión de pareja. Sin tiempo a reaccionar, el furioso novio de la especialista abandona la habitación de un portazo maldiciendo amenazadoramente. Además, somos testigos de su identidad: Resultando ser uno de los dos criminales que serán hostigados por la arquera más adelante.

Al acceder a la consulta Cissie se encuentra a Marcey disculpándose por tener que anular la visita al no encontrarse en condiciones para ello debido a la bronca que acaba de sostener con el que había sido su prometido.

Con su habitual y positivo carácter, Cissie reconduce la situación diciendo que el tipo es un imbécil y que ha hecho bien librándose de él. Marcey asiente revelando algo que a priori parece un comentario exagerado pero que resultará espeluznantemente profético: «Te aseguro que si hubiese tenido un arma me habría disparado. Por eso estoy a favor del control de armas«.

Presente: Arrowette escapa por los pelos de los criminales disparando a un avispero para asustarles pero termina enfadándose al comprobar que las avispas también le atacan a ella. Culpándolas por no discernir a los buenos de los malos. Porque ella confía en ser buena ¿Verdad?

Entomología y existencialismo rara vez armonizan

Arrowette Now

Volvemos por última vez al pasado. Cissie se prepara para asistir a clase después de una aventura con sus compañeros de Young Justice. Con su alegría característica, se prepara para empezar una jornada más hasta que se encuentra con un panorama desolador como poco.

El instituto se encuentra acordonado por la policía. Vemos ambulancias aparcadas frente a la entrada, enfermeros levantando cadáveres, coches patrulla y furgonetas de televisión. Algo gordo ha ocurrido. Un tiroteo. Cissie se esconde tras un árbol para averiguar lo que pueda. Ocurriendo con lo último que habría quedido ver: A Marcey asesinada siendo introducida en una bolsa para cadáveres.

En parte por la conmoción, en parte por su instinto heroico, decide entrar en las instalaciones para poder encontrar una pista que le lleve ante los culpables pero, cuando asomada al cuarto donde los guardias de seguridad examinan la cinta que se las ha caído a los autores de la masacre durante la persecución, es testigo de la crueldad con la que el que fuera el prometido de la especialista termina con ésta. Terminando en ese instante la inocencia de nuestra optimista heroina, que sale corriendo de Elias School dispuesta a dar caza a los artífices de la matanza en busca de ¿justicia?

Una realidad incómoda en toda su crudeza

Arrowette rota

Regresamos por vez última al presente. Arrowette consigue apresar al cómplice del ex de Marcey dejando en manos de la madre del osezno al que han asesinado su poco agradable destino. Luego, la cada vez más furiosa heroína consigue acorralar el responsable directo de lo sucedido disparándole dos flecha, una por cada pierna, y así hacerle sentir del modo en que debió sentirse la psicóloga antes de morir.

Todo parece jugar en contra del suplicante homicida excepto porque, al disparar Arrowette la flecha que termine con la situación de un modo expeditivo, Superboy aparece por sorpresa y la alcanza antes de que la cosa llegue a mayores.

Impedida la tragedia, el despreocupado héroe habla con Arrowette diciéndole que sabe que aunque él no hubiese cogido la flecha, una arquera de su experiencia habría desviado el tiro en el ultimo momento.

Sobrepasada, ella corta en seco a su compañero para adentrarse a solas en la oscuridad del bosque .

Y, a solas también, se pregunta si quería desviar el último disparo o no…

…o si importa lo más mínimo.

Arrowette portada
Cubierta de Todd Nauck

Comic Stores
Mario Cabezas
Mario Cabezas
Llegué al mundo en la Barcelona de 1988 y desde el día en que mis progenitores tuvieron la inocente idea de regalarme un tebeo, no he encontrado manera humana de lograr desprenderme del hábito lector. El resto del tiempo lo he dedicado a estudiar todas las disciplinas relacionadas con el medio (escribir mucho y dibujar un montón) a veces de un modo autodidacta y otras veces, lo mejor acompañado que he podido. En cuanto a gustos: Si contiene viñetas, suele bastarme. También leo libros, juego a maquinitas y si consigo acordarme, incluso veo películas. En la actualidad y a la espera de terminar alguno de mis proyectos, me conformo viviendo, que está bastante bien.

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,497SeguidoresSeguir
2,880SuscriptoresSuscribirte
Panini
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores