jueves, junio 20, 2024

Spiderman en el Mes de los Editores Asistentes de 1983

/

Panini

Las aventuras ochenteras de Spiderman del Mes de los Editores Asistentes

En 1983, Marvel anunció que los editores iban a estar muy ocupados en agosto, ya que, en dicho mes, tenían que hacer acto de presencia en diversas convenciones, por lo que, tal y como anunciaron en sus publicaciones, en ese tiempo, su lugar sería ocupado por sus ayudantes, en lo que se dio en llamar el “Mes de los Editores Asistentes“.

En realidad, la cosa estuvo más controlada de lo que parece. Aunque es cierto que los ayudantes de los editores tomaron el mando durante ese periodo de tiempo, el hecho de que el “Mes de los Editores Asistentes” reservara argumentos fuera de lo común en cada una de sus cabeceras, fue decidido por los jefazos de Marvel, que planificaron dichas aventuras, además de supervisar su publicación.

En el caso de Spiderman, la novedad se dejó notar en las tres cabeceras que el personaje protagonizaba en aquella época, con los resultados que puedes conocer si continuas leyendo este artículo.

Marvel Team-Up nº 137

Bob DeNatale, Danny Fingeroth, Marvel Team-up, Mes de los Editores Asistentes, Spiderman, The Amazing Spider-man, The Spectacular Spider-Man

Este número de la colección que cada mes estaba protagonizado por dos superhéroes (uno de los cuales casi siempre era Spiderman, motivo por el que se le consideraba el personaje principal de la colección), no se olvidó de contar con la presencia del hombre araña, pero sus verdaderos protagonistas no fueron otros que la tía May y Franklin Richards, como ya se mostró en su momento. Esta improbable pareja, en la historia Twinkle, Twinkle, obra de Michael Carlin y Greg LaRocque, conseguían evitar que Galactus devorase la Tierra, gracias a las dotes culinarias de la anciana tía de Peter Parker.

Debido al “Mes de los Editores Asistentes“, el ayudante Bob DeNatale se inspiró en la publicidad de unas barritas de caramelo setenteras, conocidas como Twinkies, en la que aparecían superhéroes de Marvel y derrotaban a sus enemigos ofreciéndoles dichos dulces. Ni siquiera el hecho de que la trama del cómic solo fuera un sueño puede hacernos olvidar lo bizarro que suena tener a una tía May dorada como heraldo de Galactus que trabaje codo a codo con un niño, por muy poderoso que sea el hijo de Reed y Sue, para salvar el planeta.

The Spectacular Spider-Man nº 86

Bob DeNatale, Danny Fingeroth, Marvel Team-up, Mes de los Editores Asistentes, Spiderman, The Amazing Spider-man, The Spectacular Spider-Man

El “Mes de los Editores Asistentes” fue especialmente referenciado en este cómic, en el que podíamos ver al propio Al Milgrom, dibujado por el mismo, entrar furioso en del despacho de Danny Fingeroth para que le explicase por qué sus dibujos habían sido sustituidos por el estilo caricaturesco de Fred Hembeck. Bob DeNatale le explicaba que, debido a la ausencia del editor, se le había ocurrido la idea de probar un enfoque diferente. Así, la historia Bugs!, con guiones de Bill Mantlo, contaba una aventura relativamente seria, en la que Spiderman y Gata Negra se enfrentaban a La Mosca, pese a que el dibujo pareciera indicar que era una historia paródica.

Al final del cómic, Danny Fingeroth regresaba para descubrir la desastrosa iniciativa de Bob DeNatale y, tras abroncar a su ayudante, obsequiar a los lectores con un final de aventura dibujado por Al Milgrom.

The Amazing Spider-Man nº 248

Bob DeNatale, Danny Fingeroth, Marvel Team-up, Mes de los Editores Asistentes, Spiderman, The Amazing Spider-man, The Spectacular Spider-Man

En el caso de esta cabecera, el “Mes de los Editores Asistentes” trajo dos historias a los lectores, ambas referenciadas en la portada. Mientras que la principal, titulada And He Strikes Like a Thunderball, a cargo de Roger Stern y John Romita Jr. ofrecía un enfrentamiento entre el hombre araña y Bola de Trueno, la aventura de complemento, llamada The Kid Who Collects Spider-Man!, llevada a cabo por Roger Stern y Ron Frenz, se ganaba el corazón de todos los seguidores de la cabecera, ya que mostraba al superhéroe yendo a visitar a un niño enfermo de leucemia, que era el mayor fan de Spiderman, frente al que el héroe acababa por desenmascararse.

Con solo once páginas, esta historia del “Mes de los Editores Asistentes” pasará la historia por la sinceridad, la valentía y la honestidad con la que sus creadores la llevaron a cabo. No en vano, cuando Roger Stern se levantó una mañana con dicha idea en la cabeza, le pareció tan buena que pensó que, en realidad, estaba rememorando una historia de Superman que hubiera leído de niño.

Después de comprobar que no era así, Roger Stern tuvo la suerte de encajar su historia en el “Mes de los Editores Asistentes“, la cual, además de emotiva encajaba perfectamente dentro de la continuidad, ya que el autor de un artículo periodístico que aparece en el cómic no es otro que Jacob Conover, un columnista del Daily Bugle que aún se encontraba en activo, tanto en su trabajo de reportero como en su identidad de La Rosa.

En cualquier caso, la historia sobre el niño que coleccionaba a Spiderman, lejos de ser una simple historia de relleno para el “Mes de los Editores Asistentes“, caló hondo entre los aficionados, como demostró el aluvión de cartas favorables que llegó a la editorial después de que dicha historia viera la luz.

Comic Stores

SÍGUENOS EN REDES

124,427FansMe gusta
15,326SeguidoresSeguir
2,950SuscriptoresSuscribirte
Panini
Editorial Hidra
ECC Ediciones
Norma Editorial
Comic Stores