King of the Ants: Una película buena de The Asylum

A los lectores más acérrimos les sonará el nombre de The Asylum. Pero todas las reglas tienen sus excepciones. La productora también ha realizado proyectos muy recomendables, como es el caso de King of the Ants.

A pesar de que no se trata de ninguna gran producción de Hollywood, este largometraje propio del Syfy no tiene nada que envidiar a los actuales proyectos de la industria e, incluso, podría decirse que su línea argumental y su desarrollo superan con creces en originalidad a la mayor parte de las películas de su género. 
King of the Ants plantea el siguiente dilema: Sean, un joven en una situación económica difícil, acepta un trabajo que nadie espera que sea capaz de hacer. Sean lo efectúa con éxito, pero sus contratantes no preveían ejecutar el pago, ni siquiera que el encargo se cometiese. Una sola persona y una sola opción posible: eliminarla. ¿Cómo deshacerse de alguien sin cometer asesinato? La solución forma parte del inesperado desarrollo del argumento de la película y, consiguientemente, de su desenlace.
King of the Ants fue dirigida por Stuart Gordon en 2003. Una rareza más que incluir en la filmografía de este director. El desarrollo de la película gira, casi en su totalidad, en torno al personaje protagonista, Sean, que ante una situación desesperada y próxima a la pesadilla, en su apaleada imaginación y como si de la Metamorfosis de Kafka se tratase, llega a ser el Rey de las hormigas. 
Esta producción es tan singular que resulta difícil encuadrarla dentro de un único género cinematográfico. Evidentemente se trata de una película de cine negro, aunque es indudable que lo fantástico es un elemento ineludible en el largometraje y que el sello cómico macabro de Gordon no pasa desapercibido. 
Como curiosidad se puede destacar que esta película se estrenó solo en festivales, y no en salas de cine, debido a su extraño contenido. Quizás lo extravagante de la historia reside en que está basada en la novela homónima de Charlie Higson, quien, actualmente, está escribiendo una saga de libros de horror zombie para niños.
Lo mejor de la película: la originalidad y el desarrollo de los acontecimientos que sobrepasa lo acostumbrado. No deja indiferente al público.
Lo peor de la película: su bajo presupuesto (no en vano la produce The Asylum).
La frase: “¡SOY LA HORMIGA! ¿Me oís…? ¡Y estáis tooodos muertos!”
Pieza extraña en el género de cine negro muy recomendada para los espectadores asediados por más de lo mismo.
Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!