Música de película – Regreso al futuro

Retomamos la sección de “Música de película” con una saga que ha hecho las delicias de muchos y aún la sigue haciendo, pues se ha convertido en una saga de referencia para muchos de los que nacimos en los 70 – 80 y logrando que más de uno intentara conseguir su propio Condensador de Fluzo para ponerlo en su Seat Ibiza o Hyunday Accent y convertirlo en una máquina del tiempo. Lástima que el plutonio no se encuentre aún disponible en las farmacias. Nos referimos a la saga de Regreso al Futuro y a su inolvidable BSO a cargo de Alan Silvestri, película, compositor y BSO de los cuales hoy os vamos a hablar.

1.) La película: “Regreso al futuro”.

El 3 de julio de 1985 vio la luz la primera de las películas de la saga de “Regreso al Futuro”, donde conocimos a un jovencísimo Michael J. Fox en el papel de Marty McFly embarcado en un accidentado viaje al pasado en donde se da cuenta de que el llamado efecto mariposa es real pues su intervención en los acontecimientos pasados hace que todo se acabe torciendo de tal forma que peligra incluso su propia existencia y no pudiendo hacer nada por el inventor de la máquina del tiempo, el famoso Delorean, creado por el Dr. Emmett Brown, más conocido como “Doc” e interpretado por Christopher Lloyd, de quien podéis ver aquí su “Qué fue de…”.

Esta película, dirigida por Robert Zemeckis y producida por Steven Spielberg tuvo tanta aceptación y gustó tanto que llegó a convertirse en la película más exitosa del año, llegando a recaudar 380 millones de dólares a nivel mundial y obteniendo varias nominaciones a los Óscar y Globos de Oro, así como un Premio Hugo y otro Premio Saturn como “Mejor producción dramática” y “Mejor película de ciencia ficción” respectivamente e incluso el mismo Ronald Reagan la llegó a mencionar en su Discurso del Estado de la Unión, haciendo de este modo un guiño a la frase que le dedicaron al aquel entonces Presidente de EEUU y ex-actor en la introducción que leemos en el Qué fue de… Christopher Lloyd que os mencionábamos al principio. En base a la gran aceptación y éxito que tuvo, en 2008, fue declarada como la décima mejor película de ciencia ficción de la historia por el American Film Institute.

Save the Clock Tower!

Los viajes al pasado en la primera de las películas, al futuro en la segunda y al pasado de nuevo en la tercera nos han cautivado a todos y cada uno de nosotros, llegando a ver momentos estelares en la primera de las películas como el puñetazo de George Mc Fly a Biff, el rayo que cae en la torre del reloj o la presentación de Marty a su padre en el pasado como Darth Vader, del planeta Vulcano, mezclando las películas de Star Wars y Star Trek; el imperio con el que se hace un avaricioso Biff Tannen cuando su envejecido homólogo del futuro sustrae el almanaque deportivo con el que Marty se había hecho en la segunda de las películas; o, por último, la entrada final en la tercera de las películas de Doc con su mujer y sus hijos en la nueva máquina del tiempo hecha a partir de una locomotora de vapor, aunque en esta escena quizá se nos quedaron más en nuestras retinas los gestos obscenos que el ficticio hijo pequeño hace con la mano y por lo cual, muy posiblemente, jamás volvería a salir en ninguna otra película.

2. El compositor: Alan Silvestri

Nos encontramos con Alan Silvestri, un neoyorkino de nacimiento que desde muy joven, se ha dedicado al mundo de la música, perteneciendo ya desde el instituto a la orquesta del mismo tocando varios instrumentos de viento y la guitarra. Tras esto, siguió formándose e incluso llegó a realizar una gira como guitarrista y arreglista con la banda Cochran and the C.C. Riders.

Su carrera como compositor de cine comenzó en 1972 con algunas películas de poca monta e incluso también compuso algo para televisión, pues en 1977 se encargó de la música de un capítulo de la conocida serie Starsky y Hutch.

Desde que Silvestri coincidió con Zemeckis en Tras el corazón verde, el tándem Zemeckis – Silvestri se ha hecho sólido, siendo colaboradores durante los años posteriores. El encuentro del Silvestri y Zemeckis en esta película nace de la necesidad de este último de un compositor para la película que tendría a Michael Douglas como protagonista por lo que le da 24 horas para presentarle una pieza que fuera de su agrado. Tan de su agrado fue, que hoy por hoy no hay película de Zemeckis en donde la banda sonora no corra a cargo de Silvestri, colaborando mutuamente en películas de la talla de Náufrago, Contact, ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, Forrest Gump y la trilogía de Regreso al Futuro que es la que nos ocupa en esta reseña.

Además, su excelente trabajo con Zemeckis, le ha valido que también hay intervenido en la composición musical de otras películas como Depredador 1 y 2 o El Guardaespaldas.

Más recientemente se ha visto su trabajo en películas como El Equipo A o Capitán América: El primer vengador, realizando en todas sus intervenciones un excelente papel.

3.) La BSO

Por fin llegamos a la parte en la que lo importante no es leer sino escuchar y la verdad es que aunque esta Banda Sonora no obtuvo ningún Oscar, sí la podemos considerar un enorme éxito, no solo por la nominación al Óscar a la “Mejor canción original” que obtuvo The Power of Love o porque su Banda Sonora alcanzara el puesto número 12 en el ranking Billboard 200, sino porque sus composiciones han hecho historia al ser aún recordadas e inmediatamente asociadas a la saga de las películas, viendo los viajes en el tiempo del Delorean cada vez que escuchamos el tema central de Back to the Future o recordando a Marty sobre el escenario del baile instituto de sus padres dándolo todo al escuchar el Johnny B. Goode de Chuck Berry. No os quiero entretener más y os voy a mostrar a continuación alguna de estas excelentes composiciones que pudimos escuchar en las tres películas de la saga.

The Power of Love

Back to the Future (Tema Central)

Back in time

Johnny B. Goode

Cafe 80s

Tunnel Chase

We’re Out of Gas?

Clementine

Point of No Return

Fan de Rocky, Superman y, en definitiva, el buen cine, tanto moderno como clásico. Disfruto con un buen libro así como leyendo a Mark Waid o a Alan Moore y viendo dibujar a Alex Ross o los Romita entre otros. También disfruto con videojuegos tanto actuales como de antaño con las consolas de 8 y 16 bits y me entusiasman las series tipo sitcom o de ciencia ficción. @GigioPoloux

¡No te vayas sin comentar!