Alif el invisible

Esta semana os traigo una muy grata sorpresa. Fantascy, en su empeño por apostar por la mejor fantasía actual, tanto nacional como internacional, editó el pasado mes de octubre esta novela de fantasía urbana ambientada en Oriente Próximo que me ha dejado muy buen sabor de boca. Tanto los personajes, como la ambientación, como el tema, como los elementos fantásticos brillan con luz propia, Alif el invisible es una novela que vale mucho la pena y en esta reseña os explicaré por qué.

Djinn, by Remton en Deviantart
Djinn, by Remton en Deviantart

Por un lado tenemos la ambientación, que nos sitúa en una ciudad de Oriente Próximo, bajo un clima de represión social y censura muy similar al que hay en muchos países de la zona. En internet hay toda una red de hackers dedicados a proteger la libertad de expresión de cualquiera que tenga una opinión que el gobierno censuraría. Alif, nuestro protagonista, es uno de esos hackers, uno de los más importantes, apenas un chaval que trabaja desde su casa en un barrio tirando a pobre de la ciudad. Todo esto suena demasiado realista, ¿verdad? Casi aburrido. Aquí es donde entra lo bueno: a todo esto hay que sumarle una enorme y variada mitología árabe con Efreets, Marids, Djinns, fábulas clásicas y leyendas de todo tipo. Esta combinación, que de buenas a primeras podría chirriar bastante, acaba siendo genial en muchos aspectos, y la lucha contra el sistema, el hacktivismo y hasta la computación cuántica combinan a la perfección con el “otro mundo” de seres invisibles y mitos mágicos. No os voy a desvelar cómo, pero el modo en que encajan las piezas de la ambientación de este libro es sublime.

alif el invisible g willow wilson fantascyLos personajes, a su vez, tampoco se quedan cortos. Como ya se explica en la sinopsis del libro, Alif ha encontrado el amor en Intisar, una chica rica, de buena familia, pero sus sueños se ven truncados por la decisión del padre de ella de casarla con un príncipe. Es a partir de ahí que la historia se empieza a desarrollar, a partir de esa amarga despedida. Alif y su amiga de la infancia Dina se verán pronto metidos en un lío del que no se sale fácilmente, pero eso no significa que de repente se conviertan en héroes imbatibles. Sus reacciones son auténticas, sus motivaciones, claras. Sienten miedo, cambian de opinión, meten la pata. En resumen, son personajes redondos de cabo a rabo. Incluso los personajes no-humanos que iremos descubriendo tienen su bagaje, se nota que la autora, de la que luego hablaré, sabe crear héroes redondos, contradictorios, humanos. La lectura es en general fluida. La narrativa no se embrolla en extensas descripciones y, en vez de eso, nos da pinceladas de color para que llenemos el resto con la imaginación. Eso funciona muy bien para escenas tranquilas, pero se vuelve confuso en las partes con más acción. Afortunadamente, ni son muchas dichas escenas ni se describen en ellas acciones excesivamente complejas, con lo que se puede seguir la lectura sin tener que releer trozos una y otra vez. Esta fluidez general hay que agradecerla en gran parte al excelente trabajo de la traductora, Gemma Rovira Ortega, que en su día tradujo los tres últimos tomos de Harry Potter y más recientemente ha traducido las dos primeras obras de la trilogía del matarreyes de Patrick Rothfuss (que estuvo recientemente en Barcelona).

G. Willow Wilson Alif el invisibleY ya que hemos hablado de la traductora, hablemos también de la autora. G. Willow Wilson debería sonarle a muchos aficionados al cómic de superhéroes. Su serie más famosa es Air, publicada por Vertigo, de 24 números y nominada a un Eisner. También ha participado en algún número de Superman y en alguna mini-serie de Marvel. Su primera novela gráfica, Cairo, está basada en sus años de juventud en Egipto, donde hizo de periodista durante un tiempo tras convertirse al Islam mientras estudiaba en Boston. Con este libro que hoy reseño ha ganado el World Fantasy Award a mejor novela, que no está nada mal, para ser el primero que publica. G. Willow Wilson seguirá dando que hablar en los próximos años, solo hace falta ver su nuevo proyecto. Se trata de la nueva Ms. Marvel, que tendrá su propia cabecera a partir del mes que viene y cuyo guion correrá a cargo de esta autora emergente. Esta nueva Ms. Marvel será una joven cambiaformas americana, de origen pakistaní y musulmana. Las primeras páginas de su debut ya se han podido ver en el reciente one-shot All New Marvel Now! Point One. Podéis ver más sobre esta serie en la preview que mi compañero Borja Tersa repasa en esta noticia.

ms marvel kamala khanPara esta edición en castellano de Alif el invisible (Alif the unseen), Fantascy se ha decantado por copiar el estilo de la mejor de las ediciones en inglés. El dorado sobre negro, la lámpara, el humo, el nombre de Alif con circuitería, todo de detalles que no abruman y conforman una portada sobria y a la vez atractiva y llamativa, sin tener que recorrer a ilustraciones recargadas ni a ridículos efectos 3D (hicieron mucho daño al género, los 90). A fecha de esta reseña, ya hemos leído este ejemplar dos personas, y lo hemos llevado arriba y abajo en mochilas y bolsos: está como nuevo. Recordaréis que me quejaba, en mi reseña de Los Nombres Muertos, de que la portada era poco resistente al agua. Pues bien, eso, en Alif el invisible se ha solucionado. Por lo demás, ediciones muy parecidas: grandes márgenes y tamaños de letra más que correctos. Ya lo dije y lo repito: me gusta lo que está haciendo Fantascy, y mucho.

En resumen, para aquellos que queráis probar algo nuevo, con un sabor distinto a la fantasía urbana tradicional, para los que queráis ver una nueva visión más fresca y liberada de lo que es el mundo árabe en realidad, para los que simplemente busquéis una historia bien escrita: os recomiendo este libro. Alif el invisible bebe de su propia mitología y no necesita ni guiños ni homenajes para ser una obra completa por sí misma. Toda la fantasía de las mil y una noches combinada con un thriller tecnológico en una mezcla que, lejos de resultar burda, consigue cumplir con su ambicioso propósito de unir estos dos mundos a priori irreconciliables. G. Willow Wilson consigue crear una mitología propia, rica y profunda, a caballo entre el high-tech y las viejas fábulas. Ardo en deseos de saber de qué sería capaz esta autora si se pusiera a escribir toda una saga de fantasía.

Más información en Fantascy.

 [xrr rating=4.5/5]

Para acabar, os dejo con la ilustración ganadora del concurso Create-a-Genius que organizaron para promocionar Alif el invisible desde su página web.

Djinn, de Allyson Haller
Djinn, de Allyson Haller

¡No te vayas sin comentar!