Spirou: ‘El botones de verde caqui’

El botones de verde caqui

En 1938 el Rob Vel creó la  serie de historietas de ‘Spirou y Fantasio‘, la cual fue estrenada por la revista ‘Le Journal de Spirou’. No hay duda de que las aventuras del botones con su característica indumentaria roja ha sido una de las creaciones más prestigiosas de la historia del cómic franco belga junto a otras como Tintín y Astérix.

Lo que tiene de particular el personaje de Spirou es que, a semejanza de muchos personajes del mercado americano, sus derechos no pertenecen a su autor original, sino que son de la editorial Dupuis, los cuales fueron vendidos por el mismo autor en 1943. Y, la verdad es que esta serie ha sido excelentemente explotada y muy bien acogida por el público en general, contando con 77 años de historia a sus espaldas.

El botones de verde caquiEn nuestro país también hemos conocido algunas historias de la serie regular, la cual llegó en su día por Grijalbo/Junior, quienes publicaron hasta el número 46 de la versión original, siendo continuado por Planeta DeAgostini, quien llegó hasta el tomo 50. Gracias a Dibbuks, podremos disfrutar de las aventuras inéditas del botones pelirrojo desde el número 51, tal como os contábamos el pasado 28 de enero cuando os informamos sobre las novedades que la editorial de Ricardo Esteban tenía preparadas para este 2015.

Sin embargo, Dibbuks decidió empezar a traernos las aventuras de Spirou y Fantasio el pasado mes de febrero con ‘El botones de verde caqui‘, una aventura que no guarda continuidad con la serie principal y que está enclavada bajo la cabecera titulada ‘Una aventura de Spirou por…‘, en las cuales podremos disfrutar de varios cómics autoconclusivos realizados por distintos guionistas y dibujantes. Esto permite que los autores de estas historias tengan una mayor libertad a la hora de contar y dibujar los sucesos que ocurren, tal como sucede en ‘El botones de verde caqui’, el quinto de los ocho números que lleva esta serie, sobre el cual os hablaré a continuación.

El botones de verde caqui‘ es una aventura escrita por Yann, dibujada por Olivier Schwartz y con color de Laurence Croix. La historia de este cómic nos sitúa en 1942 tras la ocupación de Bruselas por la Alemania nazi. El hotel donde trabaja Spirou, el Hotel Moustic, el cual es el hotel donde Rob Vel puso a trabajar a nuestro joven botones en sus primeras historias, ha sido requisado por los alemanes, manteniéndolo como su cuartel general, desde donde planean todas sus operaciones. Por otro lado, Fantasio trabaja para el periódico Le Soir y, aunque este sea un medio colaboracionista, Fantasio no le da tanta importancia por estar trabajando tan solo en el archivo, pero no concibe que Spirou esté trabajando en ‘territorio enemigo’. Sin embargo, lo que Fantasio desconoce es que Spirou está trabajando para la resistencia belga bajo el pseudónimo de Ardilla Valona y, actuando como espía, informa puntualmente cada paso que da el enemigo, lo cual ayudará para que el Comandante Doisy, uno de los líderes de la resistencia, se adelante a las ofensivas del coronel Helmut Von Knochen en contra del ejército belga.

El botones de verde caquiNo hay duda de que Yann ha querido contarnos una versión un tanto libre de la ocupación alemana de la Bruselas de los 40, que aunque quizá no destaque por su exactitud o rigor histórico, sí que aporta muchos detalles propios del pueblo belga y de la época en cuestión, como por ejemplo, el Manneken Pis o la venta ambulante de bígaros. Y es que, al fin y al cabo un tebeo de Spirou y Fantasio está concebido para entretener, que es lo que queremos realmente, sin que por ello no dejemos de aprender aunque no tanto como lo haríamos con una enciclopedia o un libro de historia. También es interesante comprobar cómo se mezclan detalles humorísticos con hechos realistas y, en algunas ocasiones, incluso duros y, por tanto, propios de un lugar que se encuentra en guerra. Por ejemplo, veremos cómo los disparatados inventos de Fantasio pueden llegar a servir para intentar paliar en cierto modo los estragos que causa una ciudad ocupada en tiempos de guerra.

Pero si hay algo que podemos destacar de este álbum es la cantidad de guiños y homenajes que contiene a lo largo de sus 64 páginas. Por ejemplo, entre otras cosas podemos ver una calle dedicada a José Luis Munuera, guionista y dibujante español que también fue el autor de alguna historia de Spirou (podéis ver la reseña de la última historia de ‘Los Campbell’ de Munuera aquí); también podremos ver a André Franquin, otro autor íntimamente relacionado con Spirou y Fantasio, representado en una estatua en las páginas finales del álbum. Pero además de estos pequeños homenajes también tenemos guiños a personajes del cómic como Superman, el padre de Daredevil, Battlin’ Murdock o el mismísimo Tintín, concretamente de la historia ‘La estrella misteriosa’, la cual fue dibujada para ‘Le Soir‘ por Hergé, ganándose las críticas de muchos belgas que componían la resistencia por seguir trabajando para un periódico que colaboraba con el régimen nazi. Todos estos guiños y personajes que introducen consiguen da mucha mayor riqueza a la ya de por sí consistente, ágil e interesantísima historia.

El botones de verde caqui Franquin
Estatua de Franquin

Con relación al dibujo de Schwartz y los colores de Laurence Croix debo decir que son de sobresaliente alto. No hay duda de que han sabido captar excelentemente cada rincón emblemático de la Bruselas ocupada, los míticos edificios, sus calles y, lógicamente, los personajes, históricos y ficticios, que pasan por esta historia de Spirou y Fantasio.

En base a todo esto, no me queda más que felicitar a Dibbuks por la decisión de traer de vuelta a Spirou y hacerlo por la puerta grande con ‘El botones de verde caqui‘, una historia sumamente recomendable editada en formato cartoné de 64 páginas a color y con un precio de 16€.

Olivier Schwartz (1963, Nogent-sur-Marne) es un dibujante autodidacta que empezó en un fanzine en 1983 antes de pasar a ilustrar cómic para niños para la editorial ‘Milan’ o la revista para niños ‘Astrapi’. Acabó trabajando para numerosos soportes de prensa, dibujando juegos, tests, cómics históricos y, más recientemente, novelas y enciclopedias. Su estilo cercano al de Yves Chaland o Joost Swarte, de la llamada neo línea clara, llama por igual a los artistas y al gran público. El guionista Yann, después de varias propuestas de proyectos, acaba uniéndose a él para retomar el personaje de Spirou en la colección ‘Una aventura de Spirou por…’

Yann (Le Pennetier, Marsella, 1954) es un guionista punzante, apasionado de historia y curioso de todo. Suele escribir relatos originales, abundantes de giros y apoyándose sobre amplios conocimientos y cultura general bien documentados. Sus diálogos son igualmente mordaces y astutos. Empezó con la publicidad y la arquitectura antes de caer ante el arte del cómic empezando para la revista Spirou en 1974. Su encuentro con Didier Conrad va a sacudir la veterana editorial a partir de 1978. Su primera serie de aventuras presenta unos personajes totalmente distintos a los de la historieta tradicional: ‘Los innombrables’, un trío loco publicado por Dibbuks en España. Pero Yann comprende rápidamente que el dibujo no le permite expresar todas sus ideas y decide dedicarse al guión. En numerosas series, se le ve acompañado de un ejército de dibujantes como Frank Le Gall, Yslaire (Sambre), François Avril, Yves Chaland, Denis Bodart, Batem y André Franquin (Marsupilami), Berthet, Laurent Verron, Morris (Lucky Luke), etc. Hoy en día vive en Bruselas y es uno de estos autores ineludible del mundo del cómic.

[review]

El botones de verde caquiEl botones de verde caqui. Una aventura de Spirou por Schwartz & Yann

1942. Bruselas ha sido ocupada. Spirou es en ese momento botones del Hotel Moustic, que ha sido requisado por los alemanes. Fantasio trabaja para el periódico Le Soir y no paran de discutir la proximidad de uno u otro hacia el enemigo ocupador. Pero lo que Fantasio ignora es que Spirou, bajo el pseudónimo de Ardilla Valona, es un miembro muy activo de la resistencia belga. El coronel Helmut Von Knochen, principal inquilino del Hotel Moustic, sede actual de la Geheime Staatspolizei alemana, se encuentra a punto de lanzar una tremenda ofensiva para capturar a toda la resistencia belga. ¿Podrá Spirou llegar a tiempo para impedir esta diabólica redada? ¿Conseguirá escapar de las sospechas del coronel y de las garras de los nazis?

El botones de verde caqui

Fan de Rocky, Superman y, en definitiva, el buen cine, tanto moderno como clásico. Disfruto con un buen libro así como leyendo a Mark Waid o a Alan Moore y viendo dibujar a Alex Ross o los Romita entre otros. También disfruto con videojuegos tanto actuales como de antaño con las consolas de 8 y 16 bits y me entusiasman las series tipo sitcom o de ciencia ficción. @GigioPoloux

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!