José Luis García López y el rizo de Superman

José Luis García López es conocido sobre todo por ser el dibujante español que abrió el camino hace ya muchos años para que muchos otros artistas españoles hicieran el desembarco en el mercado americano del cómic. Se le considera todo un clásico moderno, y a lo largo del año 2014 se han publicado varias obras recopilatorias de su trabajo como son ‘Twilight’, ‘Cinder and Ashe’ y ‘Batman’66: El episodio perdido’, que muestran todos los lados de este artista, desde el superhéroe realista a la ciencia ficción y desde la comedia al drama.

José Luis García Lopez Batman
‘Batman’66: El episodio perdido’, de José Luis García López

Por supuesto, su trabajo más conocido ha sido su labor como dibujante de Superman en las décadas de los años 70 y 80, pero su carrera es mucho más extensa que esto. Ahora el artista repasa sus trabajos en una entrevista en la que ha tenido tiempo para hablar, por ejemplo, de uno de sus últimos trabajos junto al guionista Len Wein, ‘Batman’66: El episodio perdido’.

Dan DiDio me habló del proyecto en una visita a las oficinas de DC. Mencionó la historia perdida de Harlan Ellison y los planes que había para publicarla en formato cómic con Len Wein al guión, y después me ofreció hacer el dibujo. Y como ya me era familiar la obra de ‘Batman’66’ que se había publicado hasta entonces y me gustaba, acepté el encargo de inmediato. El Batman que siempre he hecho no era particularmente oscuro y violento, así que para mi fue relativamente sencillo hacer una aproximación del personaje del tipo divertido y cómico, pero aún así fue difícil de llevar a cabo. Creo que los dibujantes que me precedieron en ‘Batman’66’ tenían un concepto de la serie mejor que yo. Como es una obra inspirada en una serie de televisión, el primer paso fue ver todos los capítulos que pude. Y como había mucho trabajo publicado sobre ello, me fue sencillo hacerme con él y ver el trabajo de otros artistas. Ellos fueron los que hicieron el trabajo duro de plasmar el espíritu de la serie de televisión. Yo me limité a intentar llegar al mismo nivel de excelencia que ellos habían impuesto con anterioridad.

En su trabajo en ‘Twilight’, José Luis García López trabajó junto al conocido autor Howard Chaykin años atrás, al que el dibujante recuerda como un gran profesional.

Chaykin es dibujante además de guionista, así que fue fácil trabajar con él. Nunca me pidió que hiciera algo imposible, escribía guiones como si fuera el dibujante. Conoce el medio y lo que puede hacerse y lo que no. Desde el principio, tenía muy claro lo que quería de los personajes. Me dio algunos consejos sobre los actores a los que estos se parecían para tomarlos como modelos, no solo en cuanto a su aspecto físico sino también en cuanto a su personalidad, lo cual hizo mi trabajo mucho más sencillo, y supongo que él quedó contento con mi trabajo porque nunca me sugirió que hiciera ningún cambio. Al final del día, tras tantos años trabajando en el mundo del cómic, solo recuerdo un puñado de cómics con los que me quedara feliz, y este fue uno de ellos.

Mucha gente recordará a los Metal Men, personajes a los cuales José Luis García López dibujó para Wednesday Comics, trabajo en el que se nota la influencia de las tiras cómics de los periódicos en los primeros trabajos del dibujante.

Las tiras cómicas fueron muy importantes, solía leerlas en formato cómic, ya que no tuve la suerte de poder leerlas en el formato grande en el que fueron publicadas originalmente. Vi un par de esas páginas en las oficinas de King Features en Buenos Aires cuando yo era tan solo un adolescente, concretamente dos gloriosas páginas de ‘Flash Gordon’. Cuando salí de aquel edificio, pensé: “cuando sea mayor me gustaría ser como Alex Raymond” (risas).

José Luis García López Superman
El Superman de José Luis García López

Su trabajo con el personaje de Superman realizado muchos años atrás también ha sido recopilado y publicado recientemente por DC.

Superman y Batman son los primeros superhéroes con los que trabajé. Fue lo primero que me ofrecieron cuando llegué por primera vez a las oficinas de DC. Aprendí a apreciar a Batman y a Wonder Woman, pero mi relación con Superman fue mucho más problemática (risas). Supongo que estaba asustado por el personaje desde el principio. Por aquel entonces, en los años 70, era un personaje sobreprotegido por los editores y los publicistas. No podías tomarte ninguna libertad con aquel tipo grande. Por ejemplo, tuve que recibir ayuda de un asistente de edición en más de una ocasión para dibujar el rizo de su flequillo. Hoy en día están más abiertos a la experimentación con estas cosas, lo cual es una bendición para los dibujantes porque tienen mayor libertad a la hora de aportar su visión al personaje.

Fuente: Comic Book Resources

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!