Entrevista con Andrés Palomino, un dibujante proactivo

AndrésPalomino

Andrés Palomino Robles (Barcelona, 1978), lleva varios años escribiendo y dibujando tiras cómicas en la web Las Crónicas PSN, que él mismo creó. Ahí son protagonistas su ya célebre Abelman, su pareja Gutiérrez, Blake, Tonino, y el propio Andrés. Con un estilo de dibujo sencillo, pero eficaz y divertido, este autor lleva dibujadas más de 1.700 tiras en su webcómic, recopiladas físicamente, la gran mayoría, en 6 volúmenes y un recopilatorio hasta el momento.

Aprovechando el éxito de estas tiras, y celebrando su paternidad, decidió incluir en un libro sus primeras experiencias como padre, junto a su esposa Luli, así como parte del periodo de embarazo de esta. El resultado fue ‘Manual para Padres Frikis: Año 0‘, que sorprendió a propios y extraños, e incluso al mismo Andrés, consiguiendo una estupenda acogida de ventas y críticas.

Poco después llegó una precuela, como a él le gusta llamarla, titulada ‘Soy friki y tengo novia (pregúnteme cómo)‘, y que contaba, usando el mismo formato de tiras, cómo conquistó a su pareja, sus vivencias como tal, y diversas situaciones divertidas, en las que el dibujante volvía a mostrar su ingenio.

Recientemente ha vuelto a arriesgarse con este tipo de formato y temática sacando a la venta la continuación de su primer libro, esta vez mostrando cómo los hijos acaban siendo un reflejo de sus padres, y cómo estos aprovechan la inocencia de sus vástagos para sacar a relucir todo su infantilismo, acentuado cuando además se posee una etiqueta en la frente con la leyenda ‘Friki’.

Manual para Padres Frikis 2: Primeras Palabras‘, recoge todo eso, muchas más sorpresas y situaciones divertidas, además de ocurrentes, de las cuales hemos tenido el placer de hablar, junto a otros temas, con el autor en una entrevista realizada entre sartenes, baberos, comida a domicilio, y mucho sentido del humor:

La Casa de EL: ¿Crees que es posible llegar a otro tipo de público, algo más “profano”, o “no-friki” además del que ya te sigue?

Andrés Palomino: Era uno de los dilemas cuando empecé a publicar tiras sobre paternidad en mi webcómic: ¿gustará a los “frikazos” habituales, o dirán que he cambiado y me escupirán en la cara? Por suerte no fue así. Lectores no-frikis y no-padres no sé yo si tendré. Lo que sí sé es que hay mucha gente que lo compra como regalo cuando se entera que alguien va a ser padre o madre en breve.

Y por experiencia, te puedo decir que muchos de los lectores del ‘Manual para Padres Frikis: Año 0’ no son padres todavía ni tienen intención de serlo. Aunque es cierto que los padres y madres son los que más lo disfrutan, pero hay muchos seguidores de Las Crónicas PSN que no lo son y les gustan igual.

LCDE: ¿Cuando nacieron tus hijos ya te vino la idea de hacer un manual para padres frikis, ha sido una manera de aparcar los purés y los pañales, o una simple excusa para escaquearse?

AP: Mis cómics en general son una excusa para escaque… quiero decir, “evadirme” un poco (Risas). Pero no fue ningún plan premeditado, simplemente las cosas que me pasan en la vida se cuelan naturalmente en mis cómics. No pensaba en ningún recopilatorio, ni en vender miles de ejemplares, ni en escaparme a presentaciones cada dos por tres. ¡Sorpresas te da la vida!

LCDE: ¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Piensas la temática, numeras ideas, escribes el guion y dibujas, o bien actúas por instinto?

AP: El instinto es una parte importante en el proceso creativo, pero soy bastante metódico. Durante el día se me ocurren ideas a partir de situaciones cotidianas, lecturas y conversaciones con amigos. Las apunto en mi Evernote, y por las noches elijo alguna de las ideas de la lista para desarrollar el guion. Normalmente, tengo un cierto plan mental semanal de qué temas voy a tratar, aunque también me lo salto a la torera sobre la marcha si una tira no me apetece ese día o si me sale otra idea mejor.

Durante el proceso de escritura es cuando todo toma la forma definitiva, y añado chistes y giros de última hora que no tenía planificado. Es bastante sorprendente, porque a veces salgo por derroteros que ni yo mismo esperaba.

Luego coloco los textos, esbozo y entinto. Durante el proceso de maquetación y dibujo muchas veces pulo el texto, añado y recorto. Como guionista que soy, en la mayoría de ocasiones tardo más en definir los diálogos que en dibujar.

Y cuando termino la tira suelo compartirla con Joan Tretze de la web El Sistema D13, que suele estar trabajando online al mismo tiempo que yo. Nos hacemos sugerencias y nos criticamos con mucha confianza.

He adaptado mi estilo a mis limitaciones como dibujante y estoy seguro de que puedo resolver casi cualquier tira fácilmente. No me complico en exceso la vida, y cuando lo hago es para disfrutar.

AP y CPSNLCDE: ¿Y tu familia? ¿Participa en todo ese proceso? Al ser fuente de inspiración costaría pensar que no.

AP: Antes mi mujer era siempre la primera en leer la tira, pero desde que tenemos a los “melli” trabajo a horas intempestivas, y muchas veces está ya dormida cuando la termino. Pero suelo mostrárselo, sobre todo cuando está ella implicada, para evitar tempestades. Se enfurruña cuando me meto con ella, pero no me suele censurar.

Los “melli” a menudo me preguntan qué hago cuando me ven dibujando. Se reconocen en las tiras, es muy divertido.

LCDE: ¿Y los nombres de tus hijos, Marty y Gonzo, de dónde vienen?

AP: Lo expliqué en una tira. La idea de mi mujer era ponerle nombres que no tuviesen nada de friki: Martín y Gonzalo. Pero eso es imposible teniendo tantos referentes, y para mí siempre han sido Marty McFly y Gonzo de los Teleñecos.

LCDE: ¿Has disfrutado más a la hora de crear este libro o el anterior? Sé que esto es como preguntarte a qué hijo quieres más pero…

AP: El ‘Año 0’ es especial por la emoción de la expectativa del embarazo, la inseguridad de padres novatos… Lo recuerdo con mucho cariño. Y me sirve para recordar cosas que de otra forma se me olvidarían con los años. Pero en el volumen 2 los “melli” son mayores, hacen ya más cosas, y es mucho más divertido. Dan mucho material cada día.

LCDE: ¿Cuál es tu tira favorita del libro?

AP: Me es muy difícil escoger, porque están todas basadas en hechos reales y todas tienen algo. Me gusta mucho la tira en la que Luli da de comer espinacas a los niños e intenta convencerlos diciendo que son las que come Hulk y yo lo niego. O el cuento de Caperucita, versión D20. O la tira en la que veo pelis infantiles con los “melli”…

LCDE: ¿Es más difícil crear este tipo de tiras o contarle un cuento a tus hijos para que se duerman?

AP: No son cosas comparables. En cualquier caso, he de decir modestamente que soy un cuenta-cuentos fantástico (Risas). Improviso poco con los cuentos, la verdad es que lo que les gusta es la repetición. Les encanta saber qué va a pasar y avanzarse a mis gestos y frases.

LCDE: Marvel, DC, cine en general, ‘Juego de Tronos’, Miyazaki, Conan… Y por supuesto ‘Star Wars’. A pesar de toda la influencia que puedes ejercer en tus hijos como padre ¿cuáles son las aficiones propias de tus hijos, hablando en friki? Es decir, ¿están creando su propia afición usando como base la tuya, o están siguiendo tu línea?

AP: Cada uno tiene sus preferencias. Marty y Gonzo son bastante distintos, aunque en las tiras es difícil diferenciarlos todavía, y es algo en lo que tengo que trabajar. Gonzo es el señor de las espadas, le encanta la lucha y los sables de luz, y ha salido bastante “warie”. A Marty también le gusta ‘Star Wars’, pero es más de puzzles y construcciones. Hace cárceles para el Joker de Lego Batman, torres, castillos… Y con las aficiones supongo que pasará lo mismo, yo los puedo guiar o dejar cosas a su alcance para que elijan, pero al final harán lo que les dé la gana.

Por deformación profesional yo mismo estoy ampliando mis campos. Ya veía muchos dibujos animados antes, pero ahora me estoy especializando en la franja preescolar: ‘La Patrulla Canina’, ‘Bubble Guppies’, ‘Los Octonautas’, ‘Jake y los Piratas’… Me estoy especializando en canales de Youtube de unboxing de juguetes y huevos sorpresa (Risas).

LCDE: En el libro no solo tratas temas relacionados con tus aficiones, sino el día a día que se vive como padre (visitas al pediatra, guardería, etc.), ¿la inspiración llega más en casa o en las salas de espera del médico?

AP: La inspiración está en todas partes. No sé nunca cuándo me aparecerá una idea. Hay que estar abierto. Muchas veces me asalta una idea días después de que me haya pasado algo. A veces no veo que una cosa sea material susceptible de hacer una tira y luego se me enciende la bombilla y ¡bam!

LCDE: También has tratado las relaciones de pareja en tu anterior libro ‘Soy Friki y tengo novia’ ¿Cuál ha sido más difícil de plasmar? ¿Este o los manuales para padres frikis?

AP: Ambos son recopilatorios temáticos de las tiras que publico en mi webcómic diario, así que el proceso ha sido similar: detectar que hay un grueso de tiras sobre un determinado tema, juntarlas de forma más o menos cronológica, añadir algún material extra, empaquetar y mandar a imprenta. Me salen tiras de ambos temas naturalmente porque es mi día a día. Lo mismo pasa con la aparición de mis colegas en las tiras, o de determinados juegos o películas, ya que si aparecen en Las Crónicas PSN es porque he quedado con ellos, he visto una determinada película o he leído un cómic. Se puede seguir bastante fielmente mi vida a través de mi webcómic. Aunque, claro está, hay muchos temas que dejo fuera. A pesar de lo que algunos creen, tengo vida más allá del cómic.

LCDE: Luli, tu esposa, sigue apareciendo dibujada solo con una parte de su cuerpo para evitar conflictos conyugales, pero es una gran protagonista de tus tiras ¿aporta ella también ideas? Si es así ¿has plasmado alguna?

AP: Si aporta ideas, lo hace involuntariamente (Risas). El papel que ocupa en el cómic también lo ejerce en nuestra pareja: compensa mi tendencia infantiloide y friki. Y poco a poco, se ha ido acercando al mundo de la subcultura. El roce es lo que tiene, que se pega todo. Yo también me he acercado a temas ignotos como el interiorismo o las bloggers de moda, que de otra forma me serían ajenos.

LCDE: Ahora que tienes niños ¿qué haces con tus colecciones? 

AP: Tampoco soy un supercoleccionista. Mis colecciones son bastante limitadas. Eso sí, todo está concentrado en mi despacho, que es donde dibujo y trabajo. Tengo varias estanterías repletas de figuras coleccionables. Y cómics no tengo tantos, un par de estanterías. No soy un coleccionista compulsivo ni completista. Pero mientras todo se quede dentro del despacho, no hay problema (Guiño). Es mi batcueva.

LCDE: ¿Cuál es tu máxima influencia a la hora de crear este tipo de historias, además de la vida misma y tu propia experiencia? Me refiero tanto a nivel de autores como de obras en general.

AP: En cuestión de formato, me inspiré directamente en Peanuts (Snoopy y Charlie Brown), que es mi biblia, así como Calvin y Hobbes, y Mafalda. También me influyeron mucho las ‘Fan con Nata’ de Cels Piñol, y las tiras de Dork Tower y PvP.

LCDE: Ahora que hablas de Cels… Has colaborado con él y con Alex Roca, entre otros. ¿Qué te aporta a nivel creativo trabajar con otros autores?

AP: Pues aprendo un montón, y puedo probar cosas que normalmente no hago. Me encantan las colaboraciones y los “crossover”. Forman parte de mi vida: incluyo en las tiras a gente que forma parte de mi entorno y con la que me relaciono. Así que me siento afortunado que mitos como Cels, o “cracks” como Álex Roca o Joan Tretze aparezcan a menudo en Las Crónicas PSN, porque significa que forman parte de mi vida, y eso mola.

LCDE: ¿De dónde viene el conocido pique en Twitter con Cels Piñol? ¿Os habéis apostado algo?

AP: No (Risas). La verdad es que con Cels me llevo bien desde el primer día, coincidimos en eventos frikis y desde el primer momento nos entendimos. Además me han colgado muchas veces la losa de ser un “nuevo Cels Piñol”, de ahí el supuesto pique. ¡Haga lo que haga, Cels lo ha hecho ya primero y mejor! Ahora el reto es hacer tiras sobre temas de actualidad friki antes que lo haga el otro. La gente de la librería Gigamesh de Barcelona, con quienes tenemos muy buena relación, potenció el pique enfrentándonos en un concurso por un libro edición limitada, y hemos ido alargando la coña. Nos lo pasamos muy bien… Yo de mayor quiero ser como Cels Piñol (Risas).

LCDE: ¿Qué te consideras más: guionista, escritor o dibujante? ¿O cómo te gusta que te definan?

AP: Antes me consideraba sólo guionista, pero después de siete años de tira diaria me siento muy cómodo dibujando. Incluso me atrevo a decir que soy dibujante en círculos reducidos. Autor de cómics podría ser una definición.

[Pausa para atender compromisos ineludibles con la familia: cena, cuento, beso de buenas noches…]

LCDE: ¿Cómo te adentraste en este mundo? ¿Tenías claro que querías dedicarte a esto, es decir, has dibujado y escrito desde pequeño?

AP: De pequeño dibujaba bastante, básicamente copiaba los cómics que leía: Mortadelo, Superlópez, algún Lobezno y algún Batman. Siempre tuve facilidad para escribir, era el típico que siempre gana los concursos literarios en la escuela. Luego estudié Comunicación Audiovisual, porque me iba mucho el cine y la televisión. La idea era ser director de cine, de hecho realicé varios cortometrajes y documentales. Lo del cómic fue un accidente: me convertí en lector de webcómics y pensé que si ellos podían, yo también. Y descubrí que era un medio que me permitía crear y llegar al público haciéndolo TODO, sin depender de nadie como me pasaba en el cine.

Empecé haciendo cortometrajes chorras y muy frikis con mis colegas roleros, mezclando géneros, parodiando los documentales, plagiando a Woody Allen y haciendo coñas sobre Lovecraft y Jiménez del Oso. La cúspide fue un cortometraje humorístico de Star Trek, en el que interpretábamos a Spock, Kirk y el Doctor McCoy en el siglo XX, a lo ‘Star Trek IV. Misión: Salvar la Tierra’. Por cierto, no os molestéis en buscarlo porque no llegó a ninguna parte al quedar inacabado, pero salió en Las Crónicas PSN representado en la primera saga larga que hice.

Después ya pasé a una fase más de arte y ensayo, muy pedante, kafkiana y “gafapasta”. Llegué a escribir un guión de largometraje que estuvo a punto de filmarse.

LCDE: ¿Te pasarás al largometraje de cómics algún día? O lo que es lo mismo, ¿te has planteado dibujar y escribir historias largas al estilo Mortadelo y Filemón, o Superlópez?

AP: No estoy demasiado interesado. Ahora me va el formato corto. Como mucho alguna saga de seis o siete tiras. Más largo de eso me aburro, y creo que mis lectores también lo harían.

LCDE: ¿Crees que actualmente has alcanzado un estilo propio o eres un compendio de todas tus aficiones, influencias y gustos?

AP: Creo que tengo un estilo muy reconocible, que he ido desarrollando a base de la tira diaria. El cambio es bastante evidente si ves las primeras tiras que publiqué, si bien mantengo gran parte de la idea inicial: blanco y negro puro, dibujo sencillo, sin fondos, trabajo con el fuera de cuadro… Está claro que es una mezcla de mis influencias, pero eso es característico de cualquier creación artística. Aquí pondría una cita de Picasso al respecto… (Risas).

BB de AP

LCDE: ¿Escribir una segunda parte del manual entraba dentro de tus planes o se planteó en función de la acogida del primero? ¿Te planteas una trilogía?

AP: La intención inicial del primer volumen era, además de sacar un nuevo recopilatorio, tener un diario personal de todo para el futuro. Cuando vi que se vendía bien y la cosa empezó a crecer, me quedó claro que tendría que hacer secuelas.

¡Pero yo voy más allá! (Risas). Las trilogías ya están pasadas, ahora mi objetivo es seguir indefinidamente, como los integrales de Peanuts. ¡Un volumen nuevo cada dos años! ¡Chúpate esa, Peter Jackson!

LCDE: ¿Animarías a tu mujer con una posible herejía del estilo ‘Como sobrevivir a un marido y a unos hijos frikis’?

AP: No creo que tenga interés en ello (Risas). Es muy discreta y no le gusta nada ser el centro de atención. Y además, seguro que tendría mucho más éxito que yo, y no quiere hundirme en la miseria.

LCDE: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, y ser padre friki también”, reza uno de tus eslóganes del libro ¿crees que te ha cambiado el hecho de ser padre, disminuyendo tu interés por los superhéroes y otros mundos, o tener hijos ha hecho que se potencie?

AP: Como padre, me he potenciado totalmente. Tengo que estar a la altura, ya que no puedo permitir que mis hijos se den cuenta demasiado pronto que no tengo ni idea de algunos temas frikis. Y además, los hijos son una excelente excusa para adquirir juguetes. Lo ideal es manipularlos para que ELLOS pidan los juguetes que TÚ quieres (Risas).

LCDE: ¿Crees que ahora se lee más o menos cómic en España y en el mundo en general, incluyendo formatos digitales, webs y redes sociales?

AP: Pues no te sé decir. La sensación es que se publican un montón de cosas, y que la avalancha de novedades cada mes es inabarcable. De todo tipo y género. Y los cómics están más de moda que nunca, porque hay muchas películas inspiradas en cómics, y hay secciones enteras de cómics en librerías generalistas. Y, por supuesto, el webcómic ha abierto las puertas a un público que no existía porque no todos sus lectores leen cómic en papel.

LCDE: Para ir acabando, una tanda rápida de ‘Star Wars’, como buen fan que eres: ¿Tienes ya tu entrada para ‘El Despertar de la Fuerza? ¿Irás solo o con tu familia la primera vez? ¿Te disfrazarás? ¿Eres optimista respecto al futuro de ‘Star Wars’ o crees que puede haber sobresaturación?

Sí, tengo entrada. La veré el día del estreno en la sesión de las 00.00. Y será una escapada en toda regla ya que voy con colegas fans de ‘Star Wars’.

No, no me disfrazo nunca, pero alguna camiseta llevaré.

Y soy moderadamente optimisma, aunque reconozco que la saturación me da un poco de miedo. Si Abrams logra estar a la altura del “hype”, será la repanocha.

LCDE: Aunque es obvio, ¿”larga vida y prosperidad” o “que la fuerza te acompañe”?

AP: ¡La duda ofende! ¿Unos caballeros legendarios con poderes y espadas de luz, o unos tíos que viajan por el espacio en pijama?

LCDE: ¿Marvel o DC?

AP: Marvel. O postureo Marvel. En las tiras me pinto como un “marvelita de postureo”, porque no tengo el conocimiento enciclopédico que tiene un “marvelita” auténtico. Hay muchas lecturas esenciales Marvel que no he leído.

LCDE: Y para acabar, un clásico de La Casa de EL ¿Batman o Superman?

AP: Batman, siempre.

Entrevista de Daniel García.

 

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.