Darabont culpa a los ejecutivos de su salida de ‘The Walking Dead’

Frank DarabontFrank Darabont fue el impulsor de la versión televisiva de ‘The Walking Dead’, serie que produjo a lo largo de su primera temporada. A mitad de la segunda fue despedido, circunstancia que llevó a una serie de litigios entre él y la productora. The Hollywood Reporter ha tenido acceso a una serie de declaraciones en las que el director explica su versión de lo sucedido. Según sus palabras, tanto él como Glen Mazzara, quien le ayudó a desarrollar la serie, fueron tratados injustamente por los ejecutivos de la cadena AMC. Todo indica que tanto ellos como el creador del cómic, Robert Kirkman, no estaban de acuerdo con el enfoque que él quería darle a la serie. Eso, y problemas presupuestarios de diverso orden.

Recuerdo la cantidad de correos electrónicos que recibíamos todas las semanas felicitándonos por las enormes cifras de audiencia que conseguíamos. Aún así nos recortaron el presupuesto en casi medio millón de dólares. De ahí debíamos restar los impuestos, con lo que teníamos un 25% de dinero menos… Dinero que había que repartir entre actores, miembros del equipo y evidentemente, producir los episodios. Íbamos fatal de presupuesto.

Darabont es especialmente duro con algunos ejecutivos, que aparecían en los rodajes haciendo alarde de todo tipo de comodidades mientras que el equipo y los actores pasaban penurias ocasionadas por los recortes. La productora se defiende diciendo que él no cumplía con sus obligaciones y hacía muchas exigencias a los directores de cada episodio. Esto es algo que el director y productor niega rotundamente. Según sus palabras siempre fue cordial con los directores a la hora de trabajar juntos en el tono que debía tener la serie.

¿Qué os parece? ¿Os gustaba la serie con Frank Darabont al frente?

Rondando por el mundo desde 1974. Lector empedernido, apasionado del cine en general y del fantástico en particular. Fan de Superman, Spider-Man, Star Wars y la cultura popular de los años 70 y 80.

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!