Reseña de ‘Queen & Country 3’, de Greg Rucka

‘Queen & Country’ es probablemente el cómic de espías reales definitivo. Su autor, Greg Rucka, siempre ha hablado de la serie de televisión británica de finales de los años 70 ‘The sandbaggers’ como su inspiración más importante, aunque en muchos aspectos los primeros números de la serie recordaban en muchos aspectos a la serie norteamericana ’24’ aderezada con una pizca de las novelas de Tom Clancy. El tercer tomo del cómic contiene los últimos números de la colección principal y suponen un cierre a la tensa y trágica historia de la agente Tara Chace.

Queen & Country

Este tomo podríamos dividirlo argumentalmente en tres partes claramente diferenciadas. Comienza con una especie de prólogo que rompe el estilo de la colección al que estamos acostumbrados, muy centrados hasta ahora en las misiones de espionaje de nuestros protagonistas, los conocidos como escoltas de la organización SIS. Aunque ya se nos habían dado algunos detalles sobre la vida personal de la agente Tara Chace, este prólogo se centra únicamente en ello, dejando aparcado por ahora todo lo relacionado con su profesión. La relación de Tara con su extrovertida madre, cuyo estilo de vida liberal no es aprobado por su hija, se explora detalladamente, dando al personaje una profundidad que no había tenido hasta ahora. El hecho de que esta esté a punto de casarse con un joven al que duplica la edad unido al estrés de Tara acumulado en su trabajo es algo que no ayuda al buen entendimiento entre madre e hija. En resumidas cuentas, se trata de un breve interludio dentro de la colección en el que el autor nos muestra un poco más de cerca como es la escolta en su vida personal.

Queen & Country

La segunda parte, bajo el título ‘Operación: Alforjas’, nos presenta uno de esos casos que se meten muy profundamente en la política internacional. Un alto cargo del gobierno británico parece estar vendiendo secretos de estado a una potencia extranjera, una situación que pone en jaque al país y que debe resolverse con la mayor discreción posible. Como es habitual, Tara será la encargada de viajar a medio mundo de distancia para, acompañada por un novato escolta con poca experiencia, solucionar todo el embrollo ocasionando los menos problemas posibles. Quizás lo peor de este arco argumental sea el precio que se paga por ceñirse excesivamente a un enfoque realista en la historia, resultando a todas luces el final como muy anticlimático e inacabado. Pero es un precio que seguro que muchos lectores pagan gustosos.

Queen & Country

La tercera parte, bajo el título ‘Operación: Panda rojo’, parte con lo que podría ser visto por algunos lectores como una desventaja: Rucka continuó la historia de ‘Queen & Country’ en formato de novela justo antes de este arco argumental, por lo que ‘Operación : Panda rojo’ no continúa tras ‘Operación: Alforjas’, sino que va inmediatamente después de la novela en prosa publicada en 2004 ‘A Gentleman’s Game’ y es seguida por otra novela, ‘Private Wars’, publicada en 2005. Sin embargo, este arco tiene en todo momento sentido por sí mismo, aunque bien es cierto que si no se conoce esta circunstancia el lector puede sentirse desorientado en algún momento por ciertos hechos que se cuentan a modo de flashback y que realmente se relataron en formato novela.

Queen & Country

Por lo demás, ‘Operación: Panda rojo’, nos cuenta la historia de una misión relativamente rutinaria y sencilla que por la más estúpida de las casualidades se transforma en una situación cargada de tensión y dramatismo que mantendrá al lector pegado al cómic hasta que este alcance su final para ver qué hará nuestra heroína para salir de esta. La parte final de esta historia es probablemente de lo mejor que ha hecho Rucka en esta colección hasta el momento, y nos deja con un cliffhanger final que hace que contemos los días hasta que podamos hacernos con el cuarto volumen de esta saga para ver cómo se resuelve la situación.

En el apartado gráfico, el cómic es un gran trabajo narrativo, como viene siendo habitual en esta colección. El prólogo y el primer arco están dibujados por Steve Rolston (que ya dibujara el primer arco del primer tomo la serie) y Mike Norton. Con un estilo sencillo estos artistas logran dotar de vida y dinamismo la historia creada por Greg Rucka, de la misma forma que Chris Samnee hace en el segundo arco. Samnee es un artista especialmente dotado para la narración, como ha demostrado en su etapa en la colección de Daredevil junto al guionista Mark Waid, que aquí realiza un trabajo excelente a pesar de que su manía de no dibujar líneas de contorno en ocasiones quizás no sea lo más adecuado para una historia en blanco y negro.

El hecho de contar con artistas de talento es algo vital para esta colección, ya que el guionista se apoya constantemente en ellos para narrar la historia. Esta no posee cuadros de texto que sitúen al lector en la historia y a menudo podemos pasar varias páginas del cómic en los que la acción se desarrolla sin que haya una sola línea de diálogo, por lo que la importancia de que a los lápices se encuentre un gran narrador gráfico es vital en ‘Queen & Country’. Por suerte, Rucka ha dado con los tipos adecuados una vez más.

Queen & Country

En definitiva, estamos ante una nueva entrega de una serie que a pesar de su gran calidad no es apta para todos los públicos. La complejidad de sus tramas políticas mezcladas con esa visión realista del mundo del espionaje puede hacer que para mucha gente resulte una lectura farragosa y carente de emoción. Sin embargo, para un lector acostumbrado a este tipo de historias que haya disfrutado de las anteriores entregas de la colección, este tercer tomo supone una compra obligatoria, tanto por la calidad de las historias contenidas como por la gran cantidad de extras que posee esta edición.

El tercer tomo de ‘Queen and Country’ publicado por Planeta Cómic se presenta en formato rústica con solapas. Contiene los números de la edición americana bajo el título ‘Queen & Country Definitive Collection 3’. El tomo incluye las portadas originales de los números individuales de la edición americana así como más de 150 páginas dedicadas a extras en las que podemos encontrar cosas tales como los guiones originales de Greg Rucka de distintos números de la serie con ilustraciones y material de desarrollo de Steve Rolston, Tim Sale, Brian Hurtt y Leandro Fernández, además de una sección titulada “Entre bastidores” en la que encontramos bocetos de Mike Norton y Chris Samnee. También se incluyen biografías de los autores implicados en la obra. La traducción ha corrido a cargo de Ignacio Bentz, el precio de venta recomendado es de 20 € y se puso a la venta en enero de 2016.

Queen & Country

‘Queen & Country 3’

‘Queen & Country’, la serie de espías del aclamado novelista y guionista de cómics Greg Rucka, laureada por la crítica y ganadora del Premio Eisner, regresa en una colección de integrales masivos. Sigue las peripecias de Tara Chace, agente de campo del S.I.S., mientras se adentra en el emocionante, y a veces devastador, mundo del espionaje internacional.

‘Queen & Country’ es una mirada realista al mundo del espionaje, con un enfoque apenas visto en las novelas de espías.

Guion: Greg Rucka

Dibujo: Steve Rolston, Mike Norton y Chris Samnee

‘Queen & Country 3’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

1 Comentario

  1. El cliffhanger con el que acaba este tercer tomo se resolvió precisamente en la segunda novela de Rucka (la primera precede a este episodio y la segunda lo continúa) así que pocas esperanzas nos quedan de verlo en cómic.

¡No te vayas sin comentar!