Crítica de la temporada 1 de ‘Altered Carbon’

Altered Carbon - Netflix - destacada

Altered Carbon‘ nos lleva al año 2384, donde una nueva tecnología ha conseguido que la muerte ya no sea permanente. La consciencia humana se digitaliza en unos dispositivos llamados “pilas”, situados en la base del cráneo, permitiéndonos cambiar de cuerpo (que en la serie denominan “fundas”), igual que si hicieras una actualización de tu ordenador o teléfono móvil. Nuestro cuerpo no es lo que somos, reduciéndose a meros productos intercambiables que se pueden personalizar según sus especificaciones, dependiendo de cuánto estés dispuesto a pagar.

Basada en la novela ‘Carbono modificado‘ escrita por Richard K. Morgan, los 10 episodios de la primera temporada cuentan con Laeta Kalogridis (guionista de ‘Shutter Island’, ‘Terminator: Génesis’ y la próxima ‘Alita: Ángel de combate’) como showrunner. ‘Altered Carbon’ es una historia de ciencia ficción que estéticamente se sitúa en un entorno que recuerda mucho al de la ‘Blade Runner’ original. Pero si la película de Ridley Scott nos presentaba a unos replicantes con fecha de caducidad, la serie de Netflix nos trae justo lo contrario.

Dado que las pilas son extraíbles, transferibles y descargables, la inmortalidad es una realidad pero solo para quien se la puede permitir. La élite, ciudadanos multibillonarios que viven en torres por encima de las nubes a los que se les conoce despectivamente como Mats (por el Matusalén bíblico), puede crear clones de sí mismos acumulando más poder e influencia cada día. Los más desafortunados se encuentran relegados a los estratos más bajos de la ciudad, viviendo en contenedores amontonados en un puente o en pequeños apartamentos, desesperados por conseguir una mejor “funda” y poder escapar de la miseria. La lucha de clases llevada a un nivel superior.

La trama de ‘Altered Carbon’ gira en torno a la resolución de un crimen poco convencional. Takeshi Kovacs, un formidable mercenario (nacido en el cuerpo del actor Will Yun Lee) que se atrevió a rebelarse contra el orden establecido, ha sido sacado de la prisión digital y puesto en una nueva funda (el cuerpo de Joel Kinnaman) para resolver el misterio. El miembro de la élite Laurens Bancroft (James Purefoy) quiere averiguar quién le mató, algo que desconoce porque la copia de seguridad de su consciencia se realizó minutos antes de su muerte. Bancroft quiere que Kovacs utilice sus habilidades como soldado para resolver el caso. Si Kovacs tiene éxito, no solo obtendrá un perdón por todos sus crímenes pasados, sino una inmensa fortuna.

Por supuesto, nada es simple en ‘Altered Carbon’. El crimen es aún más complejo de lo que parece a primera vista y Kovacs es arrastrado a una laberíntica conspiración que conecta una espantosa forma de comercio sexual con los fantasmas de su pasado. La investigación de Kovacs es seguida de cerca por la detective Kristin Ortega (Martha Higareda), que no pudo resolver el asesinato y que además tiene cierta relación con la funda actual de Kovacs. Gracias a la familia de Ortega se profundiza en el aspecto religioso de una sociedad como la que nos presenta la serie y también nos trae uno de los momentos divertidos de la temporada, con la abuela de Ortega “reenfundada” en el cuerpo de un gigantón tatuado.

Altered Carbon - Martha Higareda

El guion tiene muchos giros y capas, construyendo un mundo complejo y creíble. Muy pocas son las cosas que parecen ser y Kovacs, que viene con un montón de demonios de su pasado, tiene la tarea de tratar de identificar las mentiras, desvíos, clones y una variedad de “fundas” cambiantes, que a menudo le llevan a él y a las pistas que encuentra por direcciones interesantes e inesperadas. A través de todo esto, Kovacs recibe visitas de rostros del pasado, recuerda historias de su juventud, y comienza a reunir una ecléctica colección de “asociados” bajo su estandarte.

Uno de los primeros miembros del equipo que recluta es Vernon Elliot (Ato Essandoh), un antiguo marine cuya hija fue asesinada y atrapada en una especie de tortura psicológica. Aunque destacaría la interpretación de Chris Conner como el director de un hotel de Inteligencia Artificial con el nombre y aspecto de Edgar Alan Poe, resultando el antídoto perfecto para la serie cuando está a punto de tomarse demasiado en serio.

Altered Carbon - Poe

La búsqueda de Kovacs de la verdad sobre lo que sucedió en la anterior iteración de Bancroft revela secretos familiares, la hedonista falta de moralidad de la élite, y la dolorosa comprobación de que hay otros involucrados en la historia. Algunos de ellos quieren compartir las delicias de la tortura virtual (de la que en ‘Altered Carbon’ se exploran múltiples posibilidades) o simplemente darle una paliza en un club de pelea clandestino.

A lo largo de los 10 episodios conocemos más del pasado de Kovacs. Su terrible infancia junto a su hermana pequeña Reileen (interpretada en su versión adulta por Dichen Lachman), su entrenamiento como miembro de los Comandos del Protectorado Interestelar y su relación con Quell Falconer (Renee Elise Goldsberry), líder de las Brigadas rebeldes… Todas estas historias nos ayudan a comprender la personalidad y motivaciones del protagonista de ‘Altered Carbon’.

Altered Carbon - fundas

La serie, tal y como marcan los cánones de la televisión moderna tras ‘Juego de Tronos‘, rebosa violencia y desnudos, pero ni la una ni los otros son totalmente gratuitos. Lógicamente, si el personaje principal es un antiguo mercenario habrá escenas de acción, y en ‘Altered Carbon’ abundan. Peleas cuerpo a cuerpo (incluso en gravedad cero), luchas con katana, métodos de tortura extremos, fractura de huesos y disparos en prácticamente todas las partes del cuerpo están presentes en cada episodio. Escenas bien rodadas y planificadas para el disfrute del espectador aficionado a ellas. Respecto a la desnudez, tanto hombres como mujeres se muestran sin apenas pudor. Los Mats son aficionados a toda clase de perversiones sexuales y las clases bajas se prestan a ello con tal de mejorar su estatus.

En resumen, una historia que combina satisfactoriamente la ciencia ficción ciberpunk con el género negro, visualmente atractiva aunque no innovadora, y que nos muestra una sociedad que puede dar mucho más de sí en próximas temporadas. ‘Altered Carbon’ ofrece un reflejo retorcido de la sociedad actual, exponiendo ciertas tendencias perturbadoras pero envolviéndolas en una trama policíaca y de acción que consigue enganchar a los espectadores.

Reseña
Altered Carbon
De Dumas a Scott Card pasando por H. G. Wells, Asimov, Arthur C. Clarke, Orwell, King, Pratchett, Moore y Gaiman. De Velázquez a Phil Noto pasando por Mucha, Sorolla, Tolouse Lautrec, Alan Davis, Alex Ross, Carlos Pacheco, Dave Gibbons y Toriyama. De Billy Wilder a Soderbergh pasando por Cukor, Hitchcock, Houston, Orson Wells, Alan J. Pakula, Eastwood, Spielberg y Nolan. De ‘The Twilight Zone’ a ‘Orphan Black’ pasando por ‘Buffy cazavampiros’, ‘House M. D.’, ‘The Good Wife’, ‘Friends’, ‘The Newsroom’, ‘Battlestar Galactica’ y ‘The Big Bang Theory’. Más de Marvel que de DC, pero ambas me gustan.

5 Comentarios

  1. Me ha parecido una gran serie con una estética Bladerunnera y producción perfectas e infinidad de posibilidades a explotar en una segunda temporada.
    P.D: Hay una errata en el espacio del resumen final, es ‘Ghost In The Shell’, no Shield.

  2. vale la pena ver la serie, es entretenida, bien realizada y cada capitulo se vuelve mas interesante. excelentes efectos especiales e innovadora en conceptos futuristas, claro con lo típico exagerado del futuro

  3. Es una serie muy bien lograda, alta tecnología y todos los actores muy buenos. El libreto y dirección lo envuelven a uno minuto a minuto

¡No te vayas sin comentar!