Crítica de ‘Han Solo: Una historia de Star Wars’

En 1977, George Lucas revolucionó el mundo de la ciencia ficción con el estreno de ‘La guerra de las galaxias‘, primera película de la saga Star Wars que, con el paso del tiempo, mudó de nombre para ser conocida como ‘Star Wars IV: Una nueva esperanza‘. Su éxito dio paso (además de a un infumable especial televisivo del que, al igual que le pasara a Cervantes con el lugar natal del Quijote, nadie quiere acordarse) a dos secuelas: ‘Star Wars V: El imperio contraataca‘ (1980) y ‘Star Wars VI: El retorno del Jedi‘ (1983). Hubo que esperar hasta 1999 para ver ‘Star Wars I: La amenanaza fantasma‘, que venía a suponer el nuevo inicio de la saga, seguida de ‘Star Wars II: El ataque de los clones‘ (2002) y ‘Star Wars III: La venganza de los Sith‘ (2005), aunque esta nueva saga no logró estar a la altura de la original.

Y así llegamos a 2015, año en el que comenzó a llevarse a cabo el rodaje de los tres últimos capítulos de la trama galáctica, con la novedad de que su cadencia seria bianual, ya que se verían alternadas con películas derivadas pero con cierta independencia. De esa forma, entre Star Wars VII: El despertar de la fuerza (2015) y Star Wars VIII: Los últimos Jedi (2017), se estrenó Rogue One: Una historia de Star Wars (2016). Por tanto, el año que viene llegará a nuestras pantallas el noveno capítulo de la saga pero, mientras esperamos hasta entonces, acaba de aterrizar en nuestras pantallas el largometraje ‘Han Solo: Una historia de Star Wars‘, que es el filme que analiza este artículo. A continuación, puedes echar un vistazo a su tráiler:

Bajo la dirección de Ron Howard, la película, de 135 minutos de duración, está protagonizada por Alden Enhenreich (como Han Solo), Woodie Harrelson (en el papel de Tobías Beckett), Emilia Clarke (que interpreta a Qi’ra), Donald Glover (que encarna a Lando Calrissian), Thandie Newton (que se mete en la piel de Val), Phoebe Waller-Bridge (que pone la voz original al androide L3-37), Paul Bettany (que hace de Dryden Vos) y Joonas Suotamo (como Chewbacca).

Es un dato conocido que Han Solo dio uno de los pasos definitivos para convertirse en miembro de la rebelión cuando Obi Wan Kenobi y Luke Skywalker lo contrataron como piloto para ir a rescatar a la princesa Leia de las garras imperiales. Pero, antes de todo eso, Han Solo tuvo un pasado. Y ha llegado el momento de conocerlo.

Hay que ser honestos y aceptar que el filme saca a la luz datos interesantes sobre la juventud del contrabandista: el origen de su apellido, su primer amor, cómo conoció a Chewbacca, el primer ejemplo de lo poco que les gusta perder a los wookies y, sobre todo, dos de las incógnitas más interesantes para los fans: el inicio de su amistad con Lando Carlissian y de qué manera le ganó el Halcón Milenario en una partida de cartas.

Aparte de lo citado en la frase anterior, la película también se encarga de mencionar otros elementos fácilmente reconocibles para los fans, como el planeta Tatooine o la referencia a Jabba el Hutt, aunque en ningún momento es mencionado su nombre, ya que tampoco resulta necesario para identificarlo. El filme también se ocupa de traer de vuelta a otro viejo e inesperado conocido cuya identidad no desvelaré, para no arruinar la sorpresa a aquellos que aún no hayan visto el filme. Como dato anecdótico, cabe destacar que, hasta la fecha, esta es la única película de la saga en la que C3PO y R2D2 no aparecen, ya que su presencia resultaría difícil de explicar, aunque Anthony Daniels sí participa (en el papel de Tak).

En su parte negativa podemos destacar el hecho que lleva lastrando la película desde antes de su estreno: Alden Enhenreich no es Harrison Ford. Por mucho que el nuevo intérprete ponga todo su empeño en hacer suya la versión joven de Han Solo, es imposible evitar compararle con el original, que fue capaz hasta de eclipsar al protagonista de la saga original, y es ahí dónde Alden sale perdiendo (que es algo en lo que el Lando Carlissian de Donald Glover ha sabido superarlo), aunque Harrison Ford parece estar más que conforme con la elección del actor. Además, el filme también resultó muy criticado por su oscuridad, lo que obligó a Ron Howard a ofrecer una explicación:

La estética de la película es algo que heredé. Y me gustaba, vaya, pero al haber escenas que funcionaban bien o eran imposibles de volver a grabar no se podía cambiar la fotografía de la película. La psicología detrás de esa elección es que esta película tiene una historia más terrícola y humilde que el resto de las películas de Star Wars.

Aunque, actualmente, esté de moda la inclusión de escenas después de los créditos finales de las películas, no es algo que haya afectado nunca a esta saga y este caso no es ninguna excepción. Lo que sí existe es la posibilidad de verla en 3D, aunque, en el filme que nos ocupa, no es algo que merezca la pena.

Cronológicamente, la película iría situada antes de ‘Rogue One: Una historia de Star Wars‘ pero, a diferencia de esta última, el filme de Han Solo cuenta con mayor independencia, lo cual permite su visionado aislado, sin necesidad de conocer a fondo la trama de la saga.

Está claro que la película no puede encontrarse a la altura de la trilogía original, por lo que ni siquiera se molesta en intentarlo. Solamente trata de aportar datos sobre el pasado de uno de los personajes más carismáticos de Star Wars. Y, en ese cometido, hay que reconocer que aprueba.

Sube al Halcón Milenario y viaja a una galaxia muy, muy lejana en ‘Han Solo: Una historia de Star Wars‘, una aventura completa del canalla más querido de la galaxia. A través de una serie de intensas aventuras en un oscuro y peligroso submundo criminal, Han Solo conocerá al enorme Chewbacca, su futuro copiloto, y se topará con el reputado jugador Lando Calrissian en una aventura que marcará el camino de uno de los héroes más atípicos de la saga Star Wars.
Reseña
Nota genérica
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

1 Comentario

  1. ¿Alguien sabe de donde salió Han Solo y como conoció a Chewbacca? No? Nadie? Y si hacemos una peli que lo cuente? Y la rellenamos con descartes de otras de la serie y añadimos algún personaje a modo de guiño y ya está. Si? Pues venga a hacerla y a forrarnos que los frikis de Star Wars tragan con todo

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.