Crítica de ‘Superlópez’

Crítica de 'Superlópez'

Corrían los años 70 cuando Superlópez llegó a nuestros kioscos. Creado por Jan (Juan López Fernández) y guionizado en sus primeros y recordados números por Efepé (Francisco Pérez Navarro), es una clara parodia (muy cañí) de Superman, pero con una sana mala leche utilizada para criticar la sociedad actual. Ahora, 45 años después, Superlópez llega a nuestros cines.

Dirigida por Javier Ruíz Caldera (director de ‘Spanish Movie’ y de otra adaptación del tebeo español, ‘Anacleto’), y con guión de Borja Cobeaga y Diego San José, nos encontramos con una divertida y entretenida película de humor muy blanco.

Cuando Skorba y su ejército de robots invaden su planeta, el científico más importante de Chitón envía a su hijo recién nacido a la Tierra para protegerle y salvaguardar un vital secreto. Treinta años después, el bebé se ha convertido en Juan López, un gris oficinista que nunca ha usado sus superpoderes, para no ser descubierto y… ¡porque en este país la envidia es muy mala!

Como no podía ser de otra manera, el peso de la película recae en dos bases fundamentales: el guión y el protagonista. Como muchos ya sabéis porque lo suelo decir a menudo, para mí el guión de una película es fundamental, casi tanto como el director. En este caso, además, el guión es algo muy esperado porque el personaje es muy conocido y los espectadores tienen una idea muy concreta de qué Superlópez quieren ver: divertido, patético, torpe… El de los tebeos, vamos.

Cobeaga y San José han optado por crear una historia totalmente nueva en vez de adaptar uno de los muchos álbumes publicados del personaje. Eso no está mal por sí, pero han hecho algunos cambios que son algo discutibles: el origen de Superlópez, su relación con algunos personajes como Luisa o Jaime, etc. Pero, aunque estos cambios en un principio “descolocan” al conocedor del personaje, en mi opinión respetan su esencia. Además, la película está plagada de homenajes a los cómics como un López, medio dormido, pidiendo “un café con leche y un croissant” en la taquilla del metro o los petisos, entre otros muchos.

Crítica de 'Superlópez'

En cuanto a su calidad, a su humor, ‘Superlópez’ es una película de puro entretenimiento y eso es lo que debemos buscar, ni más ni menos. Es un divertimento sencillo y amable que nos hará pasar un buen rato y en el que nos reiremos, unas veces más y otras menos.

El otro pilar de una película de este tipo (como le ocurría a ‘Anacleto’) es el actor protagonista. Cuando se anunció que Dani Rovira interpretaría a Superlópez muchos fueron los que criticaron esta elección… sin haberle visto actuar. La vis cómica de Rovira es innegable y eso le viene muy bien a este personaje. Tal vez hubiera algunos otros actores también indicados para este papel, pero Rovira lo interpreta desde el respeto, no haciendo suyo al personaje sino “poniéndose el traje” y actuando. El actor/humorista hace bien su trabajo y consigue que nos olvidemos del famoso monologuista para ver solo al (torpe e inocente) López.

Crítica de 'Superlópez'

El resto del reparto hace lo que debe: pasárselo bien sin eclipsar al protagonista: Alexandra Jiménez es una estupenda Luisa Lanas, fuerte y de mal genio; Julián López, aunque hace el único papel que siempre interpreta, es efectivo como Jaime. Ambos están bastante cambiados con respecto a los personajes de Jan. También tenemos a Maribel Verdú como la villana de la película, Ágata. Ya ha demostrado que es una buena actriz y aquí hace su trabajo, de forma profesional pero fría: cumple, pero no encandila.

Crítica de 'Superlópez'Por último, tenemos a Pedro Casablanc y Gracia Olayo, los padres terrestres de López, que tienen algunos de los mejores gags, y a Gonzalo de Castro, el verdadero padre del protagonista, cuyo papel tiene claras referencias a otro “super padre” cinematográfico.

La historia es muy sencilla y lineal, sin complicaciones para el espectador (que al fin y al cabo es lo que espera), y aunque no se hace aburrida en ningún momento, lo cierto es que es ligeramente más larga de lo que debería: con media hora menos el resultado habría sido mucho más satisfactorio para el espectador.

Como no podía ser de otra manera, al ser una película de superhéroes tenemos dos escenas: una nada más terminar la película, interesante y con un divertido cameo que nos emplaza a una de las más recordadas aventuras de Superlópez en papel (ya guionizada en solitario por Jan). La segunda escena, que tendremos que esperar a que finalicen todos los créditos para verla, es completamente prescindible, así que no hace falta que os quedéis en la sala.

En resumen, lo que tenemos con ‘Superlópez’ es una película divertida y entretenida. Podemos ir a verla con nuestros pequeños sin problema, aunque serán los que, como yo, amen sus historietas, los que más disfruten con esta película. Caldera ha conseguido trasladar el humor del tebeo de Bruguera de los 70 al cine, con todo lo bueno y todo lo malo que tiene eso.

Superlópez

Cuando Skorba y su ejército de robots invaden su planeta, el científico más importante de Chitón envía a su hijo recién nacido a la Tierra para protegerle y salvaguardar un vital secreto. Treinta años después, el bebé se ha convertido en Juan López, un gris oficinista que nunca ha usado sus superpoderes, para no ser descubierto y… ¡porque en este país la envidia es muy mala! Pero la llegada de Luisa a la oficina hará que se plantee eso de no destacar y, para impresionarla (¡por supuesto!), decide convertirse en SUPERLÓPEZ. Justo lo que Skorba y su hija Agatha han estado esperando pacientemente. Ahora por fin podrán localizarle, darle caza y devolverle a Chitón.

Nacido como una parodia ibérica del famoso Superman de DC Comics, el personaje creado por el dibujante Juan López Fernández, “Jan”, llegará a la gran pantalla bajo la dirección del cineasta Javier Ruiz Caldera (‘Spanish Movie’, ‘Promoción fantasma’, ‘3 bodas de más’) con guion de Borja Cobeaga y Diego San José (‘8 apellidos vascos’).

‘Superlópez’ se estrenará en España el próximo 23 de noviembre.

Reseña
Humor tierno y blanco
Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.