miércoles, octubre 28, 2020

Los 12 mejores cómics de Superlópez

/

LCDEPaniniConfi750

Los 12 mejores cómics de Superlópez

Superlópez SupergrupoSuperlópez nació en el año 1973, aunque no fue hasta 1979 cuando empezamos a leer sus famosos tebeos en solitario, antes de que en España los llamáramos cómics.

Juan López Fernández (Toral de los Vados, León, 1939), conocido como Jan, creó a Superlópez a su imagen y semejanza, salvando las distancias, y desde entonces uno ha sido la identidad secreta del otro, a pesar de que en todas partes eso no es ningún secreto.

Surgió como parodia de Superman, con poderes muy similares, pero con una torpeza y carácter crispado que le convertía en un individuo muy cercano y familiar para la sociedad española de la época. Es uno de los personajes más constantes y realistas del cómic nacional, dado que ha ido adaptándose a cada época en la que ha sacado a la luz una nueva historia, ha tratado muchos temas relevantes y preocupantes de nuestra sociedad, y ha envejecido perfectamente, tanto en el papel como por el paso del tiempo.

Superlópez además es una de las asignaturas pendientes del cine español, dada su longevidad y su popularidad. No es Mortadelo, ni Anacleto, o Zipi y Zape, pero poca gente no le conoce o no le ha visto con su “S” al pecho y su característico mostacho, además de tener más de 70 historietas publicadas, la última en enero del presente año.

Su película de acción real es todavía una incógnita, aunque cada vez parece más posible su creación y rodaje, gracias al empeño que su director, Javier Ruiz Caldera, está poniendo en ella, y por el éxito que ha tenido su última adaptación de un personaje de tebeo, ‘Anacleto, Agente Secreto‘, y que también podría contar con el protagonista de esta, Imanol Arias, como parte importante del elenco principal.

El guion correrá a cargo de Borja Cobeaga y Diego San José, responsables de los guiones de dos de las películas más taquilleras de la historia del cine patrio, ‘Ocho Apellidos Vascos’ y su secuela, ‘Ocho Apellidos Catalanes’.

Hay fuertes rumores que señalan que podría adaptarse la historieta ‘La Semana Más Larga…’, aunque algunos nos contentamos con ver una buena película, con buen reparto, y haciendo justicia a Superlópez.

Se ha especulado incluso con la posible participación de dos hombres de gran popularidad actualmente en España, como son Dani Rovira y Berto Romero, como protagonistas, juntos o por separado, en un proyecto que el propio Ruiz Caldera ha calificado de “complicado y muy grande”.

Hasta que Superlópez sea una realidad en el cine, le rendimos un homenaje mostrándoos doce de sus mejores cómics, gracias a una lista con votaciones de lectores de 20 Minutos, y a la web cachislamar, que recopila valiosa información tanto del superhéroe como de su autor, Jan.

12 – ‘Al centro de la Tierra’

Superlópez 12bPublicado en junio de 1987, fue el primer trabajo de Jan con Ediciones B, tras el cierre de Bruguera, y la décima historia de Superlópez.

Se parodia la novela de Julio Verne ‘Viaje al Centro de la Tierra‘, aunque la estructura de la historia intenta ser fiel a la original, salvando las distancias. Pero desde luego se logró una obra casi perfecta en su coloración y paisajes, nada propios de un tebeo de humor.

Aparecen por primera vez los petisos, y la amistad entre Jaime González y López empieza a ser una realidad gracias a esta aventura.

Con esta historia Jan empezó a dar pistas de lo que sería su cambio de estética, colores y trazado, además de enriquecer las viñetas al dotar a los personajes de mayor identidad. Sin perder su gracia característica, es uno de sus primeros trabajos “serios”.

11 – ‘Los petisos carambanales y…’

Superlópez 11b

Los Petisos Carambanales y Otras Petisoperías‘ es el título que mostraba la historieta número quince de Superlópez en su portada de la Colección Olé que, originalmente, tiene un título todavía más largo: ‘La Espantosa, Extraña, Terrífica Historieta de los Petisos Carambanales‘.

Inicialmente se publicó como historia individual en 1987, y no fue hasta 1989 cuando lo hizo conjuntamente con ‘Petisoperías‘.

Lo original y novedoso de esta historia es el estilo “elige tu propia aventura” de la misma. El lector puede elegir cada dos páginas una opción de varias posibles, y en el caso de elegir la “incorrecta” llegaría a un final falso. Curiosamente en el tebeo original la opción correcta siempre era la última, y cuando se publicó por partes en la revista ‘Superlópez’ la correcta era comprar el siguiente número.

Sin duda es algo muy meritorio para una obra visual, dada la dificultad que supone hacer un trabajo así y que además logre que el lector no se aburra o pierda el interés.

La historia final e independiente, ‘Petisoperías’, llevaba a Superlópez hasta el planeta de los petisos donde era atrapado y atado por estos, en un homenaje a ‘Los Viajes de Gulliver’ de Jonathan Swift.

10 – ‘El infierno’

Superlópez 10aEsta historia editada en 1996 por Ediciones B, es una de las favoritas del propio Jan, y probablemente es la mejor del Superlópez moderno.

Se trata de una aventura en la que el héroe debe enfrentarse al mismísimo Diablo y a su esbirro, el Diablo Cojuelo, sacado de historias tradicionales castellanas y de una obra homónima de Luis Vélez de Guevara del siglo XVII.

Los escenarios y situaciones beben de este libro, así como de ‘Fausto’ de Goethe y ‘La Divina Comedia’ de Dante, según relató posteriormente el propio dibujante, dado que le sirvieron tanto para documentarse como para extraer información útil que le diera ideas sobre la posible apariencia del Diablo y del infierno en el que habita. Desde luego si existe un infierno, debe de ser muy parecido al que ilustró Jan en estas páginas, porque viéndolo realmente uno se siente dentro de ese inframundo.

Fue la última historieta del personaje publicada en varias entregas del ‘Mortadelo Extra’.

9 – ‘Las aventuras de Superlópez’

Superlópez 9aAquí se inició todo, y se dio a conocer la leyenda de Superlópez. Corría el año 1979 cuando se publicó por entregas en ‘Mortadelo Especial’ y completo en 1980 en la Colección Olé. Fue el primero creado por Jan y Efepé (Francisco Pérez Navarro), este último como guionista, y está dividido en 8 historias cortas e independientes en las que se conocen los orígenes del superhéroe, se introducen personajes que luego serán recurrentes, y le vemos enfrentarse a los primeros villanos de su larga historia:

  • ‘El origen de Superlópez’: Narra la historia del personaje parodiando la del propio Superman, desde su marcha del planeta Chitón, su llegada y adopción, su difícil juventud y descubrimiento de sus poderes, hasta su trabajo en una oficina con un jefe odioso que le controla todo el tiempo (conocido como El Jefe), quizás con motivo, dado el afán de Juan López (su identidad secreta) por utilizar el papel de oficina para hacer pajaritas, en lugar de para redactar informes.
  • ‘Contra Luz Luminosa’: Se enfrenta a un villano que utiliza una linterna y su reluciente calva para deslumbrar a todos y así cometer sus fechorías. Puede denominarse como la versión cómica de Electro, el enemigo de Spider-Man. Aparece por primera vez Jaime González, compañero chivato y pelota que trabaja con López, y la respuesta de Jan a Jimmy Olsen en los cómics de Superman.
  • ‘¡Chiclón ataca!’: Un robot gigante hecho de chicle es el enemigo al que se enfrenta nuestro héroe en esta historia. Gracias a él y a varios de sus golpes elásticos, Superlópez llega al Polo Norte, donde acaba construyendo Villa Soledad, es decir, la versión doméstica de la Fortaleza de la Soledad de Superman.
  • ‘¡Contra el Gladiador Galáctico!’: Se rumorea que esta historia está inspirada en ‘Gladiator From Outer Space!’ de ‘The Incredible Hulk’ #4, puesto que en ella Hulk era retado por un Gladiador venido de otro planeta dispuesto a quedarse con La Tierra. Algo parecido le sucede a Superlópez, aunque salvando mucho las distancias. Se presentaba oficialmente a Luisa Lanas, compañera de trabajo de López, que en lugar de estar enamorada del héroe, como sucede con Lois Lane y Superman, lo está de su álter ego, odiando profundamente Superlópez, al que considera “un medianía” (adjetivo favorito de Lanas durante todos los cómics).
  • ‘Guerra en la dimensión oscura:Esta vez el enemigo es Morgana “la Bruja”, no sabemos si queriendo dar homenaje a la Bruja Escarlarta de Marvel o la bruja de las leyendas del Rey Arturo.
  • ‘¡La Increíble Maza!’: Esta fabulosa crítica a la contaminación también sirvió para que Jan pudiese parodiar al Increíble Hulk o La Masa, como se le conocía más comúnmente por entonces en España. El enemigo esta vez es Bruce Martínez, que se convierte en La Maza al aspirar los gases tóxicos de las fábricas o los coches.
  • ‘La pesadilla atómica’: Considerada por muchos la mejor historieta de este tebeo. De nuevo alerta sobre los peligros de cosas tan poco triviales como la energía nuclear. López ha conseguido que Luisa sea su novia y en unas logradas e inspiradas viñetas Jan “borra” a esta literalmente para que desaparezca el humano y aparezca el superhéroe. Es la primera vez que aparece el General Sintacha.
  • ‘El día del Robot: La última aventura y quizás la más simple y aburrida. Un robot gigante, que resulta ser un lavaplatos, ataca la ciudad y Superlópez le planta cara. En esta historieta no intervino Efepé y quizás se nota demasiado su ausencia con respecto a las anteriores.

8 – ‘La gran superproducción’

Superlópez 8bEste tebeo fue acabado en 1984, pero hasta 1985 no se publicó en la Colección Olé debido a la latente crisis de Bruguera. De hecho toda la historia parece una gran metáfora de lo que estaba viviendo Jan con la editorial y los graves problemas de presupuesto que tenían.

La trama es una de las más divertidas del personaje, y su gran variedad de personajes, referencias y tópicos la convierten en probablemente la más rica en contenido, además de contener un ritmo desenfrenado que hace devorar la historia en poco tiempo.

El Jefe decide dejar de ser editorial para convertirse en productora de cine, y el guion de la primera película a realizar es una obra escrita por López, seleccionada por error, y con el título de ‘Tronak El Kárbaro‘. El director de la película es Cecilio Bemille, y las estrellas elegidas Brut Kanlaster y Valerie Astro, entre otros. Jan nos adentra en el mundo del cine: en sus virtudes, sus defectos, entresijos, los caprichos de las estrellas, y aquellas cosas que casi nadie ve, pero que cualquier amante del cine supone e imagina. Delirante y un genial despropósito.

¿Alguien puede, por favor, decirle a Luisa qué es una “script girl”?

7 – ‘Los alienígenas’

Superlópez 7aPublicado en 1980 por entregas en ‘Mortadelo Especial’, y curiosamente completo el 23 de febrero de 1981 en la Colección Olé. Llama la atención que la fecha editada de publicación de este tebeo es la misma del intento de Golpe de Estado que sufrió España ese día. Curiosamente en la historia de este tebeo, debido a la crisis que supone la invasión de unos alienígenas, el Ministerio de Defensa toma el control del país. Demasiadas “coincidencias”, que no parecen tales.

Este es el primer volumen creado íntegramente por Jan, sin Efepé, y una obra redonda, brillante, “sucia” (por todo el desastre y el caos que se organiza), y sublime. El General Sintacha vuelve a aparecer para sufrir de lo lindo, en una historia que abandona la parodia de los héroes de Marvel o DC para convertir a Superlópez en único, con su propia identidad, sus propios problemas y aventuras.

Se pierde el estilo Superman de la “S” del traje del personaje, dejando símplemente la letra escrita abarcando todo el pecho. Superlópez adopta por primera vez el gesto clásico de los cuernos con las manos mientras vuela, y hace del “mecachis” o “cachis la mar” su coletilla inseparable.

La historia es revolucionaria tanto en el formato como en su dibujo, detallista, atrevido y valiente, además de compleja, dado que la sociedad se enfrenta a unos seres venidos de otro planeta y con la capacidad de transformarse en cualquier objeto, persona o cosa, lo que dificulta mucho tanto capturarles como derrotarles. Y hacerlo veraz en un tebeo mucho más.

Las portadas del periódico El Diarico son de lo más original que se ha visto en un cómic de este tipo, además de tremendamente divertidas.

Es difícil encontrar a una persona que, habiendo leído este tebeo, no se haya acordado de ‘Los alienígenas’ al ver cualquier capítulo de ‘Los Simpson‘ en el que aparecen los dos aliens cabezones dentro de su platillo volante.

6 – ‘¡Todos contra uno, uno contra todos!’

Superlópez 6b

Publicado en 1979 por entregas en ‘Mortadelo Especial’, y en enero de 1981 completo en la Colección Olé, es la secuela de la anterior obra, que ya fue un auténtico éxito: ‘El Supergrupo’.

El tebeo tiene momentos brillantes e históricos, como la visita al banco de superhéroes donde encontramos una surtida variedad de personajes que nos resultan muy familiares, dado que son parodias de algunos de los más conocidos especialmente de Marvel, aunque también de DC.

El villano, que apenas se dejó ver en el anterior tebeo, aquí se muestra al fin y pone las cosas muy difíciles a todos, principalmente porque crea unos clones de todo el supergrupo y un robot que tiene todos sus poderes, lo que deja unas viñetas absolutamente locas, con un guion muy trabajado, bien estructurado y divertidísimo.

En esta historia no aparecen ni Juan López ni Luisa, dado que toda se centra en la convivencia y vivencias de los componentes del grupo. Se trata además de la última aventura parodia de superhéroes, y del trabajo de Jan y Efepé juntos en mucho tiempo, ya que el dibujante quería centrarse en el personaje en sí, con protagonismo absoluto, y de temas cotidianos, de carácter social o reivindicativos. Por este motivo, entre otros, Jan guardó los derechos de Superlópez, y Efepé del resto del Supergrupo.

Habría que esperar al 40 aniversario de Superlópez, en enero de 2013, para volver a ver al Supergrupo unido y a los dos autores trabajando en equipo en ‘Otra Vez el Supergrupo‘.

Un año antes, Efepé y el dibujante Nacho Fernández publicaron un cómic del Supergrupo sin, logicamente, Superlópez, titulado ‘El superretorno’.

5 – ‘La semana más larga…’

Superlópez 5b

Publicado en 1981 por entregas en ‘Mortadelo Especial’, y completo en la Colección Olé. Se trata de una de las historias más complejas, debido a la trama principal y a todas las subtramas que la componen y que hacen de ella un todo. Es el tebeo más “López” de los publicados hasta el momento, ya que cobra más protagonisto la identidad secreta que el superhéroe.

La estructura y el título de sus capítulos son muy clarificantes, otorgando muchas pistas de lo que supone la historia, ya que cada uno de los capítulos es un día de la semana, con un “lunes extra” que sirve de epílogo.

Hacen su aparición dos villanos recurrentes e importantes como son el Doctor Escariano Avieso, responsable máximo de los males que sufre Superlópez y toda la ciudad entera, y el mafioso Al Trapone, que decide sacar máximo partido de la máquina que inventa el primero.

También es presentado el Inspector Hólmez, todo un desastre del gremio pero que goza de muchas simpatías a lo largo de esta y otras aventuras del protagonista. Un claro homenaje a Sherlock Holmes, de no ser por su afición a los cacahuetes y ser un acérrimo admirador del Inspector Dan, personaje que tuvo su momento de gloria en los años 50 del siglo XX, curiosamente a través de la Editorial Bruguera.

La frase “un café con leche y un croissant” de López inició su leyenda en este tebeo…

4 – ‘Los Cabecicubos’

Superlópez 4aPublicado en 1983 por entregas en ‘Mortadelo Especial’, y completo en la Colección Olé. Calificada por muchos como la mejor obra de Jan, y por extensión de Superlópez, gracias una historia muy bien hilada, coherente, irónica, absurda, loca y con mucha, mucha diversión.

Una fábrica de huevos consigue crear productos cuadrados, que guardan una extraña infección por la cual todas las personas que entran en contacto con los huevos acaban con la cabeza cuadrada… con esta historia Jan nos adentra en el mundo de la división de clases, el sectarismo, la dictadura y la soberanía suprema, principalmente debido al primer infectado: El Jefe o Primer Hexaedro, como se hace llamar.

Un tebeo con mucha trama política, pero con un humor muy inteligente y absolutamente brillante.

Se introduce a un nuevo personaje que acabará siendo recurrente en las historietas del superhéroe: Martha Hólmez, hija del Inspector Hólmez, que es el líder de la G.U.A. (“Guerrilla Urbana Anti-cabecicuba”).

Un personaje maltratado hasta el momento en los cómics anteriores, el General Sintacha, acaba convertido en héroe gracias a su liderazgo en “la batalla de las cloacas”.

Como frase recurrente de López esta vez se cambia la broma del café con leche y el croissant de ‘La semana más larga…’ por “un billete para El Masnou, ida y vuelta”.

Algunos ven en esta historia un fiel reflejo del caos que vivía la sociedad española durante la Transición, aunque otros símplemente ven este producto como una vía de escape y de entretenimiento como pocas veces se ha llegado a hacer en el cómic paródico nacional.

Como curiosidad, los títulos de los dos primeros episodios de la historia se censuraron en la edición inicial de Bruguera, para ser recuperados posteriormente por Ediciones B cuando esta compró los derechos del personaje y reeditó los tebeos que hasta la fecha había publicado la anterior editorial. Por ello ‘La cuadratura del huevo 1’ era en realidad ‘Cosas de huevos’ y ‘La cuadratura del huevo 2’ era ‘Los huevos cuadrados’.

Aquí, el internacionalmente famoso cubo de Rubik es el cubo de Tontik, y de ese modo Jan inmortaliza un producto muy de moda en aquella época especialmente.

3 – ‘La caja de Pandora’

Superlópez 3aPublicado en 1984 por entregas en ‘Mortadelo’, y completo en la Colección Olé. Es según su propio autor el mejor trabajo que ha hecho y su favorito, algo que no anda muy desencaminado de la opinión popular de los seguidores de Jan y Superlópez.

Nadie pensó que se podría igualar el alto nivel alcanzado con ‘Los cabecibubos’, pero no solo lo hizo sino que en muchos instantes lo superó.

Superlópez juega a ser un Indiana Jones galáctico en busca de la mitológica caja de Pandora, que nadie sabe si guarda los peores males del Universo o la solución final a ellos. De hecho en el número 175 de ‘Mortadelo’ se anunciaba la próxima publicación de esta historieta con el título de ‘En busca de la caja de Pandora‘, con el mismo estilo de letra que el utilizado en el cartel de la película estrenada en 1981 de Steven Spielberg, protagonizada por Harrison Ford.

La inagotable galería de personajes que Jan muestra en esta historia es la más variopinta, multitudinaria y rocambolesca que jamás haya dibujado en un tebeo. Además de recorrer distintos puntos de la galaxia, introduciendo nuevos mundos, algo hasta ahora solo conocido por otro tipo de publicaciones más serias de Marvel o DC.

Bruguera protestó firmemente por esta historia al considerarla hecha más para adultos que orientada a un público mayoritariamente infantil. Pero cualquier persona que lo haya leído no dudará en calificarla apta para todas las edades, a pesar de ser una obra madura, aunque suene a tópico.

2 – ‘El Supergrupo’

Superlópez 2b

Publicado en 1979 por entregas en ‘Mortadelo Especial’, y en 1980 completo en la Colección Olé.

Si en su primera obra Superlópez era la respuesta de Jan y Efepé a Superman, en un tono completamente paródico, ahora con este segundo tebeo se hacía lo mismo pero burlándose además de diversos superhéroes de Marvel:

  • El Capitán Hispania es una fusión entre el Capitán América y el Guerrero del Antifaz. Este último para darle un toque hispano al personaje.
  • Bruto es un calco de La Cosa, miembro de los 4 Fantásticos.
  • La Chica Increíble está inspirada en Jean Grey y Miss Marvel.
  • Latas podría ser un homenaje a Iron Man, aunque no es descartable que pueda ser uno de sus enemigos, Ultrón, al ser un robot completamente y no un humano con coraza.
  • El Mago es una parodia clara de Doctor Extraño.

La historieta se divide en ocho episodios, de los cuales Jan es autor y escritor de dos de ellos, concretamente de ‘Las vacaciones del Supergrupo’ y ‘¡El Supergrupo en acción!’.

Este tebeo es una sucesión de gags así como de situaciones cómicas y divertidas, que solo pretenden entretener y hacer reír a los lectores, que no es poco. Todavía faltaba un poco para llegar al Jan con más profundidad y desarrollo lineal de sus historietas, a pesar de que esta es la primera contada con cierta continuidad temporal, pero que no deja de ser un escaparate para que el autor pueda darnos muestra de la gran inventiva y capacidad que posee para el trazado. Como amante de las viñetas megapobladas, este trabajo añade multitud de ellas, con mucho acierto.

Este fue el primer volumen dedicado al Supergrupo de la pareja Jan/Efepé, pero no el último, ya que a este siguió ‘¡Todos contra uno, uno contra todos!’ en 1981, ‘Otra vez el Supergrupo’ en 2013, ‘El Supergrupo y la guerra de las latas’ en 2014, y ‘El Supergrupo contra Los Demoledores’ de 2015.

Y de buen seguro que no habremos visto el final del Supergrupo…

1 – ‘El señor de los chupetes’

Superlópez 1aPublicado en 1980 por entregas en ‘Mortadelo Especial’, y en 1981 completo en la Colección Olé.

Qué decir de una historia que bebe completamente de todo un clásico de la literatura moderna como es ‘El señor de los anillos de J.R.R. Tolkien, y que además de ser un trabajo impecable, con unos personajes sólidos y una aventura al mismo tiempo compleja, divertida, pintoresca y brillante, lo que es digno de elogio por la dificultad que supone convertir la leyenda del Anillo Único de Sauron en la historieta del Gran Chupete Único de Tchupón. Absolutamente genial.

Tchupón, además, creó seis chupetes mágicos que entregó a los Chupócteros Negros, que son los Nazgûl o Jinetes Negros de los libros, adaptados al tebeo. Otro de los puntos culminantes se alcanza cuando Jan consigue dar a cada chupóctero una personalidad propia e inconfundible, que lleva al lector a saber a la perfección en cada viñeta cuál de ellos está en escena, llegando incluso a poder adivinar la reacción de cada uno de ellos en función de la acción.

Y qué decir tiene que Luisa cambia al fin sus pantalones de campana habituales por unos vaqueros corrientes, aunque lo cierto es que tanto los personajes secundarios como los figurantes tienen un estilo adaptado a la moda del momento.

Como curiosidad, en el capítulo ‘El sexto chupete del Apocalipsis’ están acreditados tanto Jan como su hijo Carlos López, que fue el que le dio la idea para la broma del Chumastodonte y el lavabo. Nombrarle en los créditos fue una manera de que el chaval “fardara en el colegio”, según las propias palabras del padre. En la actualidad Carlos se dedica al dibujo de cómics, ilustraciones y animaciones.

Una obra maestra inspirada en otra obra maestra, que no es poco…

casadeel alargado cyberpunk2077

SÍGUENOS EN REDES

125,505FansMe gusta
15,129SeguidoresSeguir
2,540SuscriptoresSuscribirte
LCDEPaniniConfi
Editorial Hidra
Norma Editorial
Comic Stores
Norma Editorial