martes, octubre 20, 2020

Crítica de ¡Shazam!

/

LCDEPaniniConfi750

Crítica de ¡Shazam!

Todo parecía indicar que tendríamos una película divertida, al más puro estilo Aquaman. Todo parecía indicar que Warner había decidido regalarnos una comedia ligera sobre otro mítico superhéroe. Todo parecía indicarlo, pero no, no ha sido así. Y es una lástima, porque (me vais a permitir el chiste malo) a ¡Shazam! le ha faltado… magia.

¡Shazam! no es una mala película, ni aburrida, pero es que tampoco es buena ni es divertida, al menos no tanto como prometía el tráiler. Tiene chistes, sí, algunos incluso muy graciosos, pero en conjunto, las poco más de dos horas de metraje no nos resultan divertidas. Pero empecemos por el principio, por lo bueno.

Debido a su propia naturaleza, ¡Shazam! es una mezcla de Superman y BIG (con homenaje incluido), dándonos algunos momentos memorables con un niño de 14 años con unos poderes extraordinarios (la compra de la cerveza, por ejemplo).

Crítica de ¡Shazam!

Otro punto positivo son los actores o, más exactamente, los actores principales. Mark Strong es un creíble villano, nada sobre actuado, con motivaciones creíbles y un origen que veremos claramente y utiliza muy bien su adusto aspecto para hacer que su villano sea temible, incluso mientras proporciona sutiles gestos cómicos; Fredy (Jack Dylan Grazer), el hermanastro de Billy y especialista en superhéroes es un niño real, duro, divertido e inteligente y está magníficamente interpretado.

Por fin tenemos a Asher Angel como Billy Batson y, sobre todo, a Zachary Levi como Shazam que nos hacen creíble ese paso de “niño a hombre con poderes”, ese niño grande que es Shazam y sus primeros pasos en una adolescencia extraordinaria, jugando a ser adulto y madurando a la fuerza, transmitiendo de manera hilarante al adolescente tonto dentro del cuerpo de un superhéroe musculoso.

Los efectos especiales, sobre todo en las batallas, son notables y más que correctos. Los poderes de Shazam están bien reflejados en la pantalla y no nos sacan de la película en ningún momento.

Crítica de ¡Shazam!

En cuanto al guión, tenemos ese (anhelado) tono luminoso y despreocupado que vislumbramos en Wonder Woman y disfrutamos en Aquaman. No es que todas las películas de Warner-DC deban ser hilarantes, pero tampoco todas deben ser oscuras y con un ambiente opresivo (sobre todo si no se sabe hacer bien). De hecho ¡Shazam! es una película que tiene un poco de estos dos mundos.

Y ahora vamos con lo que ha hecho que baje la puntuación. La duración es el primer punto negativo, y no porque la película se haga aburrida, si no porque de esta manera se obliga a estirar la trama principal y las subtramas, convirtiéndose en una cansina montaña rusa con subidas y bajadas de ritmo aderezadas con gags con mayor o menor fortuna, pero que en definitiva solo muestran historias repetidas una y otra vez que, cuando parece que se van a solucionar, vuelven a empezar de nuevo.

Otro punto negativo es la indecisión. Sin ser tan flagrante como en el caso de Thor: Ragnarok, ¡Shazam! deambula entre un sentido trágico (la historia de Sivana o la resolución de la de Billy y su madre) y el tono cómico que nos han anunciado (y que es el que deseamos).

Crítica de ¡Shazam!

Esta crisis de identidad hace que loso orígenes trágicos de los dos antagonistas podrían añadir complejidad a sus personalidades, pero la película no muestra interés en detenerse un mínimo para lograr esta profundidad, por lo que esas escenas (bien narradas por otra parte) nos parezcan fuera del resto de la historia, como algo ajeno al tono general de la obra. No creo que sea por culpa de David F. Sandberg, el director, que viene del cine de terror (Nunca apagues la luz, Annabelle: Creación), pero que aquí realiza un trabajo solvente.

Pero, como decía al principio, no es una mala película, ni siquiera es aburrida. Tal vez estos “defectos” que quiero ver sean debidos a que ¡Shazam! es la película de Warner cuyo público objetivo es el más joven de todas, aunque esto es discutible por, como digo, la duración y los toques dramáticos.

Crítica de ¡Shazam!

Es una película disfrutable pero no memorable, no creo que haga una taquilla lo suficientemente buena como para pensar en una secuela. Es entretenida pero le falta un toque de inteligencia en el guión, una reescritura o dos. Eso sí, los niños se lo pasarán muy bien.

Ah, por cierto, tenéis dos escenas post créditos, así que si queréis verlas tendréis que quedaros hasta el final total de los títulos.

Crítica de ¡Shazam!

Cuando Billy Batson, un niño de acogida de 14 años que ha crecido en las calles grita la palabra ¡’SHAZAM!’, se convierte en el Superhéroe adulto Shazam, por cortesía de un antiguo mago. Pero en esta versión adulta de sí mismo, se lo pasa en grande haciendo lo que cualquier adolescente querría hacer si tuviera superpoderes: ¡Divertirse con ellos!  ¡Volar! ¡Tener visión de rayos X! ¡Disparar un rayo con las manos! Y por qué no, ¡saltarse el examen de sociales! Shazam quiere poner a prueba los límites de sus habilidades con la inconsciencia propia de un niño. Pero necesitará dominar rápidamente esos poderes para luchar contra las letales fuerzas del mal que controla el Dr. Thaddeus Sivana.

¡Shazam! está dirigida por David F. Sandberg (“Annabelle: Creation”) y protagonizada por Zachary Levi (serie de TV “Chuck”), Asher Angel como Billy Batson, y Mark Strong (las películas de “Kingsman”) en el papel del Supervillano Dr. Thaddeus Sivana. “Shazam!” se estrenará el 5 de abril de 2019.

CRÍTICA

Falta magia

RESUMEN

No tan divertida como se esperaba y muy dirigida hacia un público más infantil, aunque con algunos claroscuros que nos permitirán disfrutarla en cierta manera
casadeel alargado cyberpunk2077

SÍGUENOS EN REDES

125,505FansMe gusta
15,124SeguidoresSeguir
2,540SuscriptoresSuscribirte
LCDEPaniniConfi
LCDE
Norma Editorial
Comic Stores
Norma Editorial