Los duros comienzos del Doctor Extraño en España

Los seguidores de los cómics de Marvel debemos acudir con frecuencia al quiosco o a la tienda especializada que nos quede más cerca para comprar los tebeos de dicha compañía que Panini publica mensualmente en nuestro país. Pero no siempre fue así. Los lectores menos jóvenes recordarán que, durante una gran parte del siglo pasado y los primeros cinco años del presente, esa tarea corría a cargo de Planeta DeAgostini. Sin embargo, aquellos lectores veteranos que ya cuenten con cierta edad (o hayan tenido la suerte de heredar cómics de sus parientes mayores, como fue el caso del redactor de este artículo) saben que antes se encargó Brugera (editorial que nunca debió conseguir los derechos de dichas publicaciones) y que su antecesora fue Vértice, la primera compañía española que nos permitió conocer aquellos personajes con los que hemos crecido y que tantas horas de ocio nos han proporcionado.

Estamos hablando de la década de los sesenta, una época en la que los lectores españoles no estaban acostumbrados a este tipo de lectura. Por tanto, para no pillarse los dedos, Vértice decidió, en un principio, probar suerte con ocho colecciones. Las seleccionadas fueron Capitán América, Los 4 Fantásticos, Doctor Extraño, Spiderman, Patrulla – X, Los Vengadores, El Hombre de Hierro y Capitán Marvel, tal y como se puede leer en la imagen que corona el artículo.

Los 4 Fantásticos fue la primera colección Marvel que vio la luz en Estados Unidos, de modo que sonaba bastante lógico que sucediese lo mismo en España, lo que parece que fue una decisión bastante acertada, ya que su primer volumen se extendió hasta las 67 entregas, además de dos especiales que vieron la luz como Edición Gigante, que se estuvo publicando desde 1969 hasta 1974. El problema surgió al elegir la segunda colección con la que Vértice probaría suerte: Doctor Extraño.

Lo primero que debemos saber es que, en Estados Unidos, las aventuras de algunos personajes compartieron colección durante sus primeras andaduras. Así, el Maestro de las Artes Místicas y Nick Furia estuvieron juntos bajo la cabecera Strange Tales hasta el número 168 (1968). Sin embargo, a partir del siguiente número, las publicaciones de ambos empezaron a correr suerte por separado y abandonaron dicha colección, cuyo protagonismo recayó en el Hermano Vudú.

Parecía lógico que Vértice empezara a publicar las aventuras españolas del Doctor Extraño a partir de su número 169. Sin embargo, no contaron con que las vivencias en solitario de este personaje no convencían al público americano. Aunque el Maestro de las Artes Místicas había brillado con fuerza como uno de los principales exponentes edl Pop Art y la psicodelia que sacudió la sociedad durante los años sesenta y principios de los setenta, su colección propia no logró reunir el mínimo de lectores necesarios para continuar abierta, algo comprensible si tenemos en cuenta que aquello coincidió, además, con una crisis que afectó profundamente al mercado estadounidense. Así, pese a que la cabecera contara con una periodicidad mensual, y se incluyera un fill-in protagonizado por el propio Spiderman, cerró en menos de un año.

Aquella decisión tomó por sorpresa a Vértice, ya que no parecía lógico sacar al mercado una colección tan poco longeva, lo que obligó a la compañía a buscar una sustituta, pues era el único modo de mantener la idea inicial de sacar ocho colecciones. La elegida fue Daredevil (aquí conocida como Dan Defensor). Debido a ello, las contraportadas de los primeros cómics Vértice tuvieron que variar el anuncio de su listado oficial que pasó de ser el mostrado al principio del artículo al que puedes ver debajo de estas líneas:

Sin embargo, en Vértice no se olvidaron de la colección Doctor Extraño, que acabó viendo la luz un año después, ya sin formar parte de las ocho cabeceras iniciales. Este primer volumen del personaje solo contó con 14 números, siendo cancelada en 1973.

Sin embargo, como todo seguidor actual de Marvel debe saber, las cosas son muy diferentes hoy en día, ya que la fama del personaje ha ido mucho más allá del mundo de las viñetas. Además de haber aparecido en series de televisión, videojuegos, largometrajes animados y haber protagonizado la película Doctor Strange, (1978), con Peter Hooten en el papel protagonista, el personaje ha sabido consolidarse como un superhéroe de renombre dentro de la Casa de las Ideas gracias a su aparición en el Universo Cinematográfico de Marvel.

Así, en 2016, encarnado por el actor Benedict Cumberbatch, hemos podido verle protagonizar Doctor Strange (Doctor Extraño), tener una breve aparición en Thor: Ragnarok (2017) y participar como miembro activo en Vengadores: Infinity War (2018) y Vengadores: Endgame (estrenada este mismo año). Por si eso no fuera suficiente, en 2021, volverá a contar con el papel principal en el filme Doctor Strange in the Multiverse of Madness. Y, si todo funciona como cabe esperar, es casi seguro que ese no será el final del camino. Esto es, sin lugar a dudas, un claro ejemplo de cómo pueden cambiar las cosas aunque se hayan tenido unos comienzos difíciles.

2 Comentarios

  1. También tiene mucho protagonismo, en Thor 3, además de que en infinity War hasta se podría decir que es protagonista, y no olvides de donde venían los portales en la batalla final de EndGame, además, dicen que tendrá mucho juego en Wandavision…

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.