El Videoclub: El retorno de Superman

Hace algún tiempo, en esta web se publicó un artículo que repasaba las caras de todos los actores que, hasta la fecha, han interpretado al hombre de acero de manera oficial. Es importante recalcar la última parte de la frase anterior, ya que existen otras versiones del héroe que, por no resultar canónicas, no fueron incluidas en el citado artículo. Un claro ejemplo lo tenemos en el filme turco Supermen Dönüyor (1979), que a nuestro país ha llegado bajo este título: El retorno de Superman (que nadie debe confundir con Superman returns: El regreso, película que, en 2006, protagonizó Brandon Routh, y dirigió Bryan Singer).

Bajo la batuta de Kunt Tulgar, esta película, de tan solo 68 minutos de duración, está protagonizada por Tayfun Demir (como Tayfun/Superman), Güngör Bayrak (en el papel de Alev), Yildirim Gencer (que interpreta a Ekrem), Esref Kolçak (que encarna al profesor Hetin), Nejat Özbek (que se mete en la piel de Haydar) y Reha Yurdakul (que hace del padre adoptivo del protagonista).

En este universo hay millones, incluso billones, de estrellas. Algunas podemos verlas con nuestros ojos, pero del resto solo conocemos el nombre. Cuando miramos al cielo de noche vemos algunas estrellas brillantes o diminutas. Hace mucho tiempo, la más brillante de todas era Kripton. Kripton: una estrella aún más brillante que la esmeralda. Hace mucho tiempo, en esa estrella, existía una civilización avanzada. Un día, la mezcla de unos gases provocó explosiones y quedó borrada del universo. Los habitantes de Kripton, para dejar una muestra viviente de su estirpe, construyeron un cohete y lanzaron al espacio al hijo recién nacido de su líder.

Estas palabras sirven de introducción al filme, cuyas primeras escenas ya nos dan una idea acerca de lo que vamos a encontrarnos en el resto del metraje, en el que el último superviviente de Kripton, en lugar de aterrizar en Smallville, lo hizo en tierra turca. Allí también fue encontrado por una pareja que lo adoptó, le dio el nombre de Tayfun y se encargó de criarlo hasta que se fue a trabajar a la ciudad, en la que encontró empleo de periodista en el diario Dünja y se enamoró de su compañera Alev. Sin embargo, las cosas se complican cuando el profesor Ekrem descubre que la kriptonita es esencial para hacer funcionar una máquina que puede convertir las cosas en oro. Con la idea en su mente de hacerse inmensamente poderoso, el científico hará todo lo que sea necesario para lograrlo, a menos que Superman logre frustrar sus planes.

Antes de comenzar a criticar el metraje conviene que nos detengamos un segundo en analizar el título que le hemos dado a esta película en nuestro país. Si lo primero que nos cuenta el filme es la explosión de Kripton y la llegada del único superviviente a nuestro planeta, es casi seguro que se podría haber encontrado un nombre mejor que El retorno de Superman, porque, si lo vemos llegar por primera vez a la Tierra, ¿a dónde se supone que regresa?

Uno de los aspectos más curiosos del filme es cuando una aparición holográfica de la versión turca de Jor-El (que aquí se presenta a sí mismo como el anterior Superman), se aparece ante su hijo biológico para decirle que ha sido bendecido con el ingenio del rey Salomón, la fuerza de Hércules, la paciencia de Átlas, la salud de Zeus, el valor de Aquiles y la velocidad de Mercurio. Evidentemente, al leer este párrafo,los seguidores de la editorial DC, no habrán podido evitar pensar en el origen de otro famoso superhéroe de la misma compañía.

Superman: Hijo Rojo
Superman: Hijo Rojo

En un principio, la idea presentada en el filme no resulta demasiado descabellada, ya que existen cómics como Superman: Hijo Rojo (publicado originalmente en 2003, para el sello de Otros Mundos), que narra cómo la nave del último hijo de Kripton no se estrelló en suelo americano, cuyo éxito dará lugar a una película de animación el próximo años. Sin embargo, el verdadero problema del filme El retorno de Superman radica en lo cutre que resulta su visionado.

Hay que ser honestos y reconocer los pocos aciertos de la película, como el hecho de guardar una cierta fidelidad con el auténtico origen del protagonista o la referencia a la película Superman (1979), protagonizada por Christopher Reeve, en la escena en la que la periodista Alev se desmaya tras su primer encuentro con el hombre de acero. Además, en algunos momentos, podemos escuchar la banda sonora del citado largometraje.

Por desgracia, los inconvenientes del filme pesan mucho más que sus escasos aciertos, ya que algunos cambios de secuencia resultan demasiado abruptos, cada efecto especial que se nos muestra provoca vergüenza ajena, las escenas de lucha resultan patéticas y, para colmo, solo se puede encontrar en versión original subtitulada. Además, tampoco puede decirse que el actor protagonista sea un derroche de carisma.

Pero, ¿cuál es el verdadero motivo de que en Turquía se decidieran a llevar a cabo este filme? La respuesta la encontramos en la época en la que ambas películas vieron la luz, ya que, a finales de la década de los setenta, en el citado país, no estaba permitida la importación de productos audiovisuales desde el continente americano, por lo que, si los turcos querían disfrutar de las aventuras del último hijo de Kripton, tenían que realizar su propia versión.

Por mucho que lo intentemos, es imposible calificar el filme El retorno de Superman como una buena adaptación pero, sin duda, se trata de un producto al que cualquier seguidor del hombre de acero debería echar un vistazo, aunque solo sea por pura curiosidad. Además, dada su poca duración, si consideras que ha sido una pérdida de tiempo, no será demasiado lo que hayas desperdiciado.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.